Público
Público

Ultraderecha La Justicia suspende la entrada en prisión de 11 ultras condenados por el asalto al Blanquerna en 2013

Diez tienen recursos de amparo pendientes ante el Tribunal Constitucional, mientras que el Supremo aún debe informar sobre la petición de indulto de otro. Uno de ellos se presentará a las elecciones en Madrid por la Falange.

Los quince ultras que asaltaron el centro cultural Blanquerna de Madrid durante la Diada de 2013, para quienes la Fiscalía pide entre dos y cuatro años de prisión, durante el juicio que se sigue contra ellos en la Audiencia Provincial de Madrid. EFE/MARIS
Los quince ultras que asaltaron el centro cultural Blanquerna de Madrid durante la Diada de 2013. EFE/MARISCAL.

La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido la entrada en prisión de 11 de los 14 condenados por asaltar el centro Cultural de Blanquerna —perteneciente a la Generalitat de Catalunya—, durante la celebración de la Diada de 2013, a la espera de que se resuelvan los asuntos que tienen pendientes en el Constitucional y el Supremo.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, la mayoría de los 14 condenados por este caso debían haber entrado en prisión antes de la medianoche de este jueves, cuando expiraba el plazo para su ingreso voluntario, pero no lo han hecho porque la Audiencia de Madrid, como tribunal juzgador, ha suspendido su ingreso en la cárcel a petición de las defensas.

En el caso de diez de ellos, lo ha hecho porque tienen recursos de amparo pendientes ante el Tribunal Constitucional (TC), mientras que respecto al otro ha detenido su entrada en prisión porque el Supremo aún debe informar sobre su petición de indulto.

De los tres restantes, dos están huidos —contra uno pesa una orden de busca y captura, y se espera que se emita una orden similar contra el otro en las próximas horas— y el último de los condenados, que también espera el informe del Tribunal Supremo (TS) sobre su petición de indulto, no tenía un requerimiento de entrada en la cárcel.

Sentencia enmendada

La Audiencia Provincial condenó a los 14 ultras que asaltaron Blanquerna a penas de entre seis y ocho meses de cárcel por delitos de desórdenes públicos y daños, así como a indemnizar de forma conjunta y solidaria a la Generalitat y a su ex delegado en Madrid Josep María Bosch con 1.372,14 y 94,2 euros, respectivamente.

El Supremo, por su parte, estimó el recurso de casación interpuesto por el Ministerio Fiscal y algunos de los motivos planteados por la Generalitat, condenándoles a dos años y diez meses de prisión por un delito de desórdenes públicos en concurso ideal con el de impedimento del derecho de reunión y una agravante por discriminación ideológica; y a un año y un mes de cárcel por un delito de daños apreciando una atenuante por la reparación del daño.

Respondiendo a una serie de recursos de amparo, el Constitucional ordenó al Supremo dictar una nueva sentencia al determinar que vulneró los derechos a un proceso con todas las garantías y a la presunción de inocencia por aplicar la agravante de haber cometido el delito por motivos de discriminación ideológica.

El nuevo fallo del Supremo, dictado el pasado mes de julio, no aprecia la agravante de discriminación pero tampoco la atenuante de reparación del daño, fijando las condenas en dos años y siete meses de prisión para 12 de los acusados; dos años y nueve meses de prisión para Juan Luis López García por haber tenido un papel protagonista en los hechos; y dos años y ocho meses de prisión a Jesús Fernando Fernández Gil por ser quien encabezó la acción ilícita.

Además, uno de los asaltantes al Blanquerna, Manuel Andrino, será el cabeza de lista de la Falange en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. No es la primera candidatura de la que forma parte Andrino desde los hechos de la librería Blanquerna. Un año después del asalto, se presentó en la candidatura unitaria del neofascismo español a las europeas del 2014, La España en Marcha.  Andrino también está siendo procesado en un juzgado de Barcelona por un delito de incitación al odio por un discurso año 2013 en Montjuïc.

Más noticias