Público
Público

Unidas Podemos rearma a su grupo en el Congreso como guardia pretoriana del Gobierno de coalición

Los diputados del grupo confederal han recibido instrucciones para actuar sincronizados con el PSOE en todas las comisiones. Pasarán de centrar el grueso de sus esfuerzos en la elaboración de iniciativas propias a remar junto a los socialistas y servir de puente entre las formaciones que apoyaron la investidura.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, saluda al presidente del gobierno en funciones Pedro Sánchez (i), tras su intervención este martes en el Congreso.EFE/Juan Carlos Hidalgo
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, saluda al presidente del gobierno en funciones Pedro Sánchez (i), tras su intervención este martes en el Congreso.EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los engranajes del Gobierno de coalición empiezan a moverse y Unidas Podemos rearma y reorienta a su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados: el tono duro empleado a veces con el PSOE en la anterior legislatura dará paso estos días a la colaboración, al funcionamiento del grupo como una suerte de guardia pretoriana del Ejecutivo sostenido por ambas fuerzas.

Blindar al Gobierno y actuar en sincronía con el PSOE son prioridades en esta nueva etapa, y así lo ha transmitido la dirección del grupo confederal Unidas Podemos - En Comú Podem - Galicia en Común a sus diputados y parte de sus trabajadores en una reunión mantenida este jueves.

La importancia de respetar el acuerdo con el PSOE, o de servir de puente entre los grupos que apoyaron la investidura, son claves de la nueva etapa, ante una derecha radicalizada

Fuentes del grupo confederal explican a Público que el necesario cambio de chip para el periodo que comienza ha sido uno de los ejes principales de las intervenciones de la dirección del grupo.

Estaban presentes su nuevo presidente, Jaume Asens, el portavoz, Pablo Echenique, el secretario general, Txema Guijarro, y la portavoz adjunta, Sofía Castañón. Asens, Echenique y Castañón debutan además en estos cargos, si bien el primero ya era líder de los Comunes antes de presidir el grupo.

Esta labor de protección, la importancia de respetar en todo momento el acuerdo de funcionamiento con el PSOE, o de servir como puente entre los grupos que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez para reeditar esta mayoría son claves de la nueva etapa.

Frente a ellos describen a una derecha radicalizada, sin propuestas políticas y decidida a arrastrar al barro cualquier debate, y por eso el bloque del Gobierno no sólo debe estar fuerte, sino también parecerlo. No les espera tregua, y lo saben.

En esta línea, a escasos días de la Solemne Apertura de las Cortes Generales -el pistoletazo de salida de la legislatura-, Unidas Podemos ha insistido en trasladar a sus diputados la importancia de coordinarse con el PSOE en cada una de las comisiones y espacios de diálogo de las cámaras. 

Con una mano, amarrarán las PLs y PNLs en las que irán coordinados con el PSOE; con la otra deberán tejer alianzas con el resto de fuerzas

Con una mano, desde la dirección del grupo amarrarán las proposiciones de ley (PLs) y no de ley (PNLs) en las que mayoritariamente irán coordinados con el PSOE; con la otra, deberán tejer alianzas con el resto de fuerzas.

De hecho, tras bajar de 42 a 35 escaños en las elecciones generales del 10-N, Unidas Podemos verá reducido su cupo para presentar PLs, pero lo cierto es que esta vía para legislar ya será tan necesaria, al actuar coordinados con el PSOE. Las citadas fuentes recuerdan que el pacto con los socialistas contempla la opción del desacuerdo entre ambos grupos, pero este escenario hoy se antoja lejano.

Con todo, esta no es la primera reunión del grupo tras la firma del pacto. Hubo otra anterior en la que se felicitaron por el trabajo realizado, así como por el acuerdo alcanzado para llegar al Gobierno. 

Reforzar el partido

Por otro lado, hace apenas un par de semanas, Podemos comenzó a dar los primeros pasos en su estrategia para rearmarse como partido, tras la marcha de muchos de sus primeros espadas al Gobierno.

Dejando a un lado la convocatoria del congreso -Asamblea Ciudadana- que culminará el 21 marzo, la Ejecutiva -Consejo de Coordinación- designó al diputado y secretario de Sociedad Civil, Rafael Mayoral, y a la eurodiputada Idoia Villanueva nuevos portavoces de la formación, en sustitución del actual portavoz del grupo en el Congreso, Pablo Echenique, y la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera -que este vienes toma posesión de su cargo-.

La formación entiende que toca reforzar su presencia en las calles, así como hacer pedagogía sobre su actuación en el Gobierno de coalición, que inevitablemente les hará incurrir en contradicciones. Como lo resumió en septiembre de 2015 el líder del partido y vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, hacer política es "asumir decisiones difíciles y cabalgar contradicciones".

Más noticias