Público
Público

Urdangarín dice ahora que rechaza pactar con la Fiscalía

Así lo proclama su abogado Mario Pascual, quien nunca ha intentado el pacto con la acusación popular, requisito que es imprescindible. Este lunes se ha reunido con José Castro

Urdangarin, llegando a los juzgados de Palma de Mallorca la semana pasada.

JULIA PÉREZ/ E.P.

Madrid.- El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha proclamado hoy 
en Palma que no prevé alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción en el marco del caso Nóos, al insistir en la "absoluta inocencia" de su patrocinado.

Así lo ha puesto de manifiesto a su salida de los Juzgados de Vía Alemania de la capital balear, donde este lunes se ha reunido con el juez instructor del caso, José Castro, y con el magistrado Manuel Penalva, que investiga por su parte la grabación de la infanta Cristina de Borbón durante su comparecencia como imputada el 8 de febrero de 2014.

Con sus palabras, Mario Pascual da a entender que es posible el pacto con la Fiscalía y que Urdangarín lo rechaza porque defiende su inocencia, interpretación que no se ajusta a la realidad.

En España se precisa llegar a un acuerdo con todas las acusaciones si lo que pretende es que el duque eluda el juicio oral. Sin embargo, Pascual nunca se ha dirigido a la acusación popular, que ejerce la abogada Virginia López-Negrete en nombre de Manos Limpias, para siquiera aproximarse a un pacto en favor de su defendido. Es más, López-Negrete siempre ha rechazado en público pactar con algún imputado del caso Nóos si se pretende eludir la vista oral, por lo que las palabras de Pascual caen en saco roto.

Urdangarín tuvo su oportunidad de pactar al comienzo de la instrucción, con el fin de asumir su culpa y ver reducida la pena incluso a menos de dos años de cárcel. Así se lo aconsejaron varios juristas e, indirectamente, fuentes del ministerio público. Pero el duque de Palma ignoró estos consejos y optó por negarlo todo.

Por ello, sería dudoso que la Fiscalía impulsara ahora un pacto que, además, sería imposible acordarlo sin la aquiescencia de la acusación popular.

Es más, la nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, anunció recientemente en su comparecencia ante el Congreso que la Fiscalía no pactaría con los acusados en los casos de corrupción.

En España, un acusado puede cambiar su estrategia de defensa en cualquier momento, pero se precisa del acuerdo de todos las acusaciones para eludir el juicio oral.

El juez instructor, José Castro, ya ha dictado el auto de apertura de juicio oral. El Ministerio Público reclama 19 años y medio de cárcel para Urdangarín, cifra que alcanza los 26 años y medio en el caso de la acusación popular de Manos Limpias.

En esta situación, a Urdangarín sólo le cabría acuerdo centrado en una reducción de condena al comparecer en el juicio oral.

Más noticias