Público
Público

Varios mossos confirman la participación de los tres encausados en los atentados del 17A en Catalunya

Mohamed Houli confesó nada más ser detenido tras producirse los atropellos en Las Ramblas que en la casa de Alcanar llevaban dos meses preparando los explosivos.

Los acusados Mohamed Houli Chemial (i) Driss Oukabir (c) y Said Ben Iazza (d) durante el juicio en su contra en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares por los atentados de Catalunya del verano de 2017.
Los acusados Mohamed Houli Chemial (i) Driss Oukabir (c) y Said Ben Iazza (d) durante el juicio en su contra en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares por los atentados de Catalunya del verano de 2017. Fernando Villar / EFE

EFE

Tres mossos d'esquadra han confirmado en el juicio la implicación de los acusados Mohamed Houli, Driss Oukabir y Said Ben Iazza en los preparativos de los atentados yihadistas cometidos en agosto de 2017 en Las Ramblas de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

La Audiencia Nacional ha reanudado este miércoles el juicio en el que la Fiscalía pide 41, 36 y 8 años de prisión, respectivamente, para los acusados, los dos primeros como presuntos integrantes y el tercero como supuesto colaborador de la célula formada en torno al imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty.

Este falleció en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) donde preparaban los artefactos para cometer atentados, ocurrida la noche del 16 de agosto de 2017, en la que también murió otro terrorista y resultó herido el acusado Mohamed Houli, que fue llevado al hospital de Tortosa (Tarragona).

Según los mossos de d'esquadra, esta explosión precipitó que al día siguiente cometieran los atentados en Las Ramblas de Barcelona, mediante atropellos con una furgoneta, y en el paseo marítimo de Cambrils, con cuchillos y un hacha, que dejaron 16 muertos y 140 heridos.

El objetivo: atentar en el Camp Nou el 20 de agosto

Han mantenido que realmente lo que estaban preparando era un atentado con furgonetas bombas, granadas y cinturones explosivos suicidas para el 20 de agosto de 2017 en el Camp Nou con ocasión del partido entre el Fútbol Club Barcelona y el Real Betis, así como otras acciones contra la Sagrada Familia, en la capital catalana, y la Torre Eiffel, en la capital francesa.

Los agentes han relatado que tomaron declaración a Mohamed Houli a las cuatro de la tarde del 17 de agosto, minutos antes de que se produjera el atentado de Las Ramblas, sin que en ese momento supieran que la explosión de Alcanar tenía relación con una célula terrorista y cuando todas las hipótesis estaban abiertas.

En esa primera declaración, Mohamed Houli manifestó a los mossos que las personas que vivían en la casa de Alcanar le dijeron que la pólvora que tenían era para fabricar un "prototipo de petardo" y las bombonas para un negocio que no le concretaron.

Han añadido que sobre las cinco de la tarde el fallecido Younes Abouyaaqoub entró en Las Ramblas atropellando a todas las personas que encontraba a su paso con un furgoneta que había sido alquilada a nombre del acusado Dris Oukabir.

Los mossos han destacado que sobre las siete y media de la tarde en la furgoneta encontraron el pasaporte de Mohamed Houli ante lo que le comunicaron en el hospital que quedaba detenido por un posible delito de terrorismo.

Mohamed Houli confesó tras el atentado en Las Ramblas que en la casa de Alcanar llevaban dos meses preparando los explosivos

Uno de los agentes ha destacado que entonces confesó que en la casa de Alcanar llevaban dos meses preparando los explosivos, que él colaboraba en la elaboración y que el objetivo era cometer atentados en monumentos de Barcelona.

Los testigos han manifestado que el acusado Said Ben Iazza prestó su furgoneta isotérmica con la que los terroristas transportaron hasta la casa de Alcanar los precursores de explosivos que compraron en distintas localidades.

Los cinco terroristas que cometieron los ataques de Cambrils ya en la madrugada del día 18 fueron abatidos por los mossos, al igual que Younes Abouyaaqoub el 21 de agosto en una carretera de Subirats (Barcelona) cuando se dirigía a los agentes con cuchillos y con un cinturón de explosivos simulado.

Los responsables de la investigación han recalcado que la idea inicial de la célula era atentar en el Camp Nou y en la Sagrada Familia y que algunos de sus integrantes viajaron los días 11 y 12 a Francia donde realizaron fotos a la Torre Eiffel de París como posible objetivo.

Además han indicado que en los dispositivos electrónicos incautados a la célula tenían un listado de poblaciones turísticas de la costa catalana con discotecas de localidades como Lloret de Mar y Sitges. Igualmente, que realizaron búsquedas en internet de otros posibles objetivos como la Audiencia Nacional en Madrid y la fiesta de la Tomatina de Buñol (Valencia).

Más noticias de Política y Sociedad