Público
Público

VENTA DE ARMAS El Gobierno "hace la vista gorda" ante las "trampas" de los barcos saudíes en España

Activistas antimilitaristas denuncian que los buques que transportan armamento apagaron su sistema de localización en al menos cinco ocasiones durante los últimos tres años. Solo constan dos "inspecciones" que se cerraron sin sanción. El Ejecutivo niega que sea una práctica "habitual" de esta compañía.

El buque saudí Bahri-Yanbu entra al puerto de Santander (VINCENT WEST/REUTERS)
Imagen de archivo de un buque saudí en el puerto de Santander. VINCENT WEST/REUTERS

Ahora está, ahora no está… y ahí termina todo. Los "trucos" de los barcos de la muerte saudíes en sus incursiones por puertos españoles no han tenido mayores consecuencias para los responsables de la naviera pública saudí Bahri. Mientras las autoridades portuarias optan por el silencio y ordenan absoluta privacidad en torno a lo que ocurre en este ámbito, los colectivos contra la venta de armas denuncian la complicidad de la administración ante estos casos.

En el catálogo de maniobras de los buques saudíes para tratar de ocultar su paso por puertos españoles –lo que ha despertado durante los últimos tres años numerosas protestas y actos de denuncia– figura al menos una de carácter ilegal: el apagado del sistema de localización de los barcos, conocido como AIS (Automatic Identification System o Sistema de Identificación Automática).

En los últimos tres años, buques de la naviera Bahri fueron acusados de apagar el AIS en al menos cinco ocasiones. A finales de 2018, el entonces diputado de Unidos Podemos David Carracedo presentó una denuncia ante la Subdelegación de Gobierno en Bilbao en torno a cuatro casos de ese tipo que se habían registrado en los puertos de Santurtzi (Bizkaia) y Santander.

En aquella denuncia, Carracedo remarcaba que el apagado del AIS constituye una "infracción grave contra la ordenación del tráfico marítimo", lo que puede deparar multas de hasta 120.000 euros. El organismo encargado de imponer tales sanciones es la Marina Mercante.

Dos inspecciones

"No es un tema puntual ni anecdótico, sino que se trata de algo habitual por parte de esa compañía", afirma a Público Sara del Río, responsable de la campaña de Desarme en Greenpeace. Esta organización –que forma parte de la plataforma Armas Bajo Control– señaló precisamente en un informe sobre "Las rutas de riesgo de las armas españolas" que "en varias ocasiones" barcos de bandera saudí "han puesto rumbo a puertos españoles desconectando el Sistema de Identificación Automática Marítima, con el que están obligados a navegar por cuestiones de seguridad, para impedir que se pueda rastrear su navegación y puerto de destino".

Según destacaba Greenpeace, estas irregularidades fueron detectadas "en inspecciones realizadas al Bahri Tabuk en Bilbao el 21 de septiembre de 2017 y al Bahri Hofuf en Santander el 8 de marzo de 2018". Sobre este último caso, la Autoridad Portuaria de la capital cántabra alegó que se había tratado de una "avería" por parte del buque saudí, al tiempo que defendió que, por tales motivos, no podía tomar ninguna medida de sanción.

La respuesta de la Autoridad Portuaria figura en un documento remitido a Pasaje Seguro, una organización que ha denunciado en reiteradas ocasiones las peligrosas maniobras de los barcos del régimen árabe que han acudido al puerto santanderino para cargar armamento. "En este tema han tenido toda la complicidad de la capitanía del puerto", afirma a Público Roberto Ruisanchez, portavoz de Pasaje Seguro.

"La colaboración de las instituciones con todas estas irregularidades es manifiesta", afirma por su parte el portavoz de la Comisión La Guerra Empieza Aquí de Ongi Etorri Errefuxiatuak (Bienvenidos Refugiados), Luis Arbide. "Están haciendo la vista gorda ante este tipo de casos", añade el activista.

"Que sepamos, no ha habido ninguna sanción", añade Alberto Estévez, analista en comercio de armas. En tal sentido, destaca que Arabia Saudí "incurre en prácticas ilegales desde el momento en el que está transportando material de defensa que puede ser utilizado en Yemen".

"No es habitual"

En ese contexto, fuentes del ministerio de Transporte –del cual depende la Marina Mercante– señalaron a Público que "llevar el AIS apagado no es por sí mismo un acto sancionable". Sobre este punto, Remarcaron que "existen supuestos previstos en la legislación internacional bajo los que un capitán de un buque está habilitado para apagarlo". "En el caso de que lo hiciese al margen de los supuestos previstos habría que graduar la sanción (contra la ordenación de la navegación o de la seguridad marítima) en función de la peligrosidad, consecuencias y circunstancias concretas que se diesen", añadieron.

Sobre el caso concreto de Bahri, las fuentes consultadas señalaron que "efectivamente se han recibido denuncias sobre esta práctica pero no consta que sea una forma de actuación habitual". "La última que se denunció fue investigada mediante el registro del sistema de datos de identificación automática por inspectores de la Capitanía Marítima y se comprobó que este sistema había permanecido encendido en todo momento. No se tiene constancia de que esta práctica se haya dado en las últimas visitas a puertos españoles", añadieron. 

Más noticias de Política y Sociedad