Público
Público
las cloacas de Interior

Villarejo y la mafia de Gao Ping, en el trasfondo de la pieza 'Iron'

La Fiscalía da por cerrada la instrucción de la pieza 'Iron', en la que se ha investigado la contratación de Villarejo para, sobre el papel, apoyar a los socios del despacho de patentes Herrero y Asociados SL en demandas contra algunos exsocios por competencia desleal. Pero todo apunta a que tanto el bufete como el propio Villarejo estaba también relacionados con el 'caso Emperador', que investigaba la red de la mafia china de Gao Ping.

El presunto líder de la mafia china desarticulada en la operación Emperador, Gao Ping, saliendo de la prisión de Villena (Alicante).
El presunto líder de la mafia china desarticulada en la operación Emperador, Gao Ping, saliendo de la prisión de Villena (Alicante).

La Fiscalía Anticorrupción solicitó esta semana al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón el cierre de la instrucción de las piezas separadas Iron y Land, sobre la familia García Cereceda y la inmobiliaria Procisa, dos de las 25 que, al menos, engrosan la causa Tándem. Es el paso previo para que el comisario José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño, entre otros acusados, sean juzgados por presuntos delitos de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal. 

La pieza Iron ("hierro") en inglés, toma el nombre de la empresa que contrató a Villarejo: un grupo de socios de un despacho especializado en trámite y defensa de patentes, Herrero y Asociados SL, que lideraba Francisco Carpintero (miembro del grupo inmobiliario de Guadalajara Grupo Carpintero, que dirige el empresario Arturo Carpintero). Del sumario se desprende que Villarejo interaccionó con Francisco Carpintero hasta 2014, y que el comisario les facturó de junio a noviembre de 2013, y desde cuatro de sus empresas, un mínimo de 250.000 euros más IVA, de los 625.000 euros contratados entre honorarios fijos y a "éxito".

De los audios e informes incautados a Villarejo y a su socio y presunto testaferro, Rafael Redondo, localizados en su mayoría en un pendrive promocional de la farmacéutica Pfizer (cuyo negocio es desarrollar y comercializar patentes), la Unidad de Asuntos Internos extrae la sospecha de que los servicios del entonces comisario en activo consistían en apoyar a Francisco Carpintero, y al resto de socios de Herrero y Asociados SL, en sus demandas por competencia desleal y por sustracción de información contra exsocios y exempleados del bufete que en junio de 2012 salieron del mismo para montar otro despacho de tramitación y defensa de patentes competidor: Balder IP Law SL.

Las falsas notas policiales de Villarejo y su bufete de abogados

De acuerdo con las fechas de los distintos procedimientos (tanto de arbitraje como penales) instados por Herrero y Asociados SL y con las de los contratos e informes de Villarejo, las acciones contra los socios disidentes y la contratación del comisario no tienen lugar hasta un año después de la supuesta escisión hostil e inicio del desvío de negocio con la creación de Balder IP Law SL.

Así, es en junio de 2013 cuando se pone en marcha el arbitraje para reclamar una indemnización a los disidentes, cuyo laudo se emite en octubre de 2014 negándoles lo solicitado. Y no es hasta principios de 2014 que se abre en paralelo la vía penal, con una querella por sustracción de información en la que el bufete de Villarejo actúa de letrado. La querella recae en el juzgado 13 de Madrid y es desestimada poco después. 

Tras firmar con Herrero y Asociados SL un contrato fechado el 27 de junio de 2013, durante el segundo semestre de 2013 Villarejo produce una veintena de "informes", algunos simulando una "Nota Informativa" policial, que mezclan datos sacados de internet con otros de acceso restringido (policiales, judiciales y bancarios). 

Junto a Carpintero y otros directivos del despacho Herrero, la Audiencia Nacional  ha mantenido investigados a aquellos policías que proporcionaron datos restringidos a Villarejo y que este guardaba en un archivo etiquetado como "BIG", en referencia Enrique García Castaño, quien era comisario jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Comisaría General de Información. 

Enrique García Castaño, exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía actualmente investigado en el caso Villarejo / EFE
Enrique García Castaño, exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía, actualmente investigado en el caso Villarejo. / EFE

Entre los servicios prestados por Villarejo a sus clientes estaba la elaboración de un informe forense informático de todo el servidor de Herrero y Asociados SL, con el supuesto objetivo de sustentar penalmente la acusación por sustracción de información contra los "socios disidentes". Según el sumario, este informe fue concluido el 29 octubre de 2013, con el título "Herrero Asociados: Informe Auditoría y Test de Penetración", y fue elaborado por Ansib Net Solutions SL, una empresa muy ligada a Villarejo, tanto por la identidad de sus administradores como por su actividad (es titular de muchos números de teléfono que usaron y usan el comisario y su familia). 

La vinculación de Ansib Net Solutions SL con Villarejo ya se hizo constar en un exhaustivo informe de mayo de 2016 de los policías integrantes de la Comisión Judicial del caso Pequeño Nicolás.

El caso 'Emperador' en el trasfondo de la pieza 'Iron'  

Sin embargo, una parte importante de las conversaciones y de los datos que Villarejo muestra a sus clientes no versa curiosamente sobre los supuestos socios disidentes, sino sobre el propio cliente "Paco" (Francisco Carpintero) y el socio de éste, Jose Antonio Hernández, junto al que en 1992 se hace con el control de Herrero y Asociados SL. Villarejo insiste una y otra vez sobre la vinculación directa o indirecta de ambos con el caso Emperador o caso Gao Ping.

En Emperador se investigaba una red dirigida por la organización de Gao Ping, que proporcionaba un servicio de repatriación de dinero negro por el sistema de "compensación". Es decir, una persona que tiene dinero negro y quiere traérselo a España para gastárselo lo transfiere desde su cuenta opaca a una persona de la red que también tiene cuenta opaca; esta última se lo devuelve a la primera en España en billetes, restándole la comisión que retiene por el servicio prestado.

No son pocas las advertencias que el entonces policía en activo les hace sobre los peligros del caso, tanto a ellos como a varios directivos que tiene de interlocutores, como Ángeles Moreno y Álvaro Martínez. A "Paco" le viene a decir que conoce su implicación en Emperador, pero que si se portan bien no les va a pasar nada, que no se asusten, que no les va a "sablear".

El protagonismo que Villarejo da al caso Emperador queda evidenciado en fragmentos de nueve conversaciones que se incluyen en la pieza principal y que van de junio a noviembre de 2013.

Por ejemplo, en el sumario consta la charla que mantienen Villarejo y Redondo el 10 de octubre de 2013 con dos directivos-accionistas de Herrero -Ángeles Moreno y Álvaro Martínez- que no eran ajenos al asunto de la repatriación de capitales, como se puede escuchar a continuación: 

Villarejo: No,no, no, si el tema, o sea, todo eso, nosotros estamos ahora reconstruyendo lo que es el anterior al día D, ¿no?, que es cuando los tíos se van [los socios que dejan Herrero y montan Balder IP Law SL], que eso es importante. Entonces, estamos viendo que es un tema que la llevaban preparando hacía tiempo, que estaban no se qué, tá tá tá, en fin, etc. etc.. y luego nos falta todavía los factores económicos del apoyo, que no hay duda de que nadie monta un tinglado de esa envergadura, con tanta gente tal y cual, er... sin tener la garantía de que alguien está apostando... y eso todavía... tenemos pero no podemos garantizar... Hay una coincidencia que ya os la dijimos, que es la pasta que el tío trae [Jose Antonio Hernández, socio principal de Herrero junto a Carpintero], para qué la trae, si luego hemos estado en galerías de arte y tal... el tipo no compra cuadros, no compra naa. ¿Qué coño hace con la pasta? ¿Se la trae pa acá para tenerla en un cajón? ¿Sabes? Y luego, además, que ha estado, estuvo muy nervioso cuando le citaron, porque él está imputado, ¿eh? Él y la mujer en el tema del este, del "Emperador" está imputado. No se si lo sabéis. ¿Lo sabíais eso?

Álvaro Martínez: ¿De qué "Emperador"?

V.: El presidente honorífico vuestro [Jose Antonio Hernández] en, en... hay un sumario que se llama "sumario Emperador", que es de los chinos, está imputao, y ha declarado como imputado. Él y su mujer. ¿No sabíais eso?

Á. Martínez: Yo sé que estaba por... [Ininteligible].

V.: ¿Os interesa tener una..? Si queréis os aportamos la documentación.

Á. Martínez: No, no.

Ángeles Moreno: ¿En el caso de los chinos?

V.: Sí.

Á. Martínez: ¿Y esos qué tienen que ver allí?

Á. Moreno: No, ¿qué tiene que ver él en el caso de los chinos?

Los comisarios Salamanca y Villarejo, con sus respectivas esposas, cuando el ministro Fernández Díaz les impuso la medalla roja, en 2012.
Los comisarios Salamanca y Villarejo, con sus respectivas esposas.

En la causa Emperador estuvo imputado durante algún tiempo el compañero de batallas y detención de Villarejo en Tándem, el comisario Carlos Salamanca, y en dicha causa también se hacía mención al hijo mayor de Villarejo, ya que la empresa de éste era recomendada a uno de los lugartenientes de la mafia china de Gao Ping. El tono amenazante del comisario con los directivos de Herrero y Asociados queda patente también en otro de los extractos que transcribe Asuntos Internos en la pieza Iron y que Público ofrece en exclusiva: 

Villarejo: Álvaro... [Con tono de "no me niegues lo obvio"].

Álvaro Martínez: Éste [Jose Antonio Hernández] tenía cuentas fuera... da igual... lo sabía...

V.: ...Y utiliza, y utiliza a las mafias chinas para traer la pasta.

Á. Martínez: A través del que le trae la pasta...

V.: Claro, claro...

Á. Martínez: Ah , eso sí que no lo sabía.

V.: Claro... pero yo creía que os lo habíamos comentado ...

Á. Martínez: 'Amos' a ver, yo sabía que estaba imputado, pero lo que no que sabía era que el instrumento eran los chinos.

Rafael Redondo: [hablando por encima] Y elige [Jose Antonio Hernández] para utilizarlos [a los chinos]  el momento de la investigación. [El socio de Villarejo, Rafael Redondo, dibuja una situación peliaguda].

Los directivos intentan escabullirse atribuyendo las prácticas a un pasado lejano ya superado, pero el comisario y su socio, Rafael Redondo, no les dan cuartel y Martínez acaba admitiendo que el caso Emperador no solo afectaba a dos socios (Carpintero y Hernández) y que la implicación era mayor que solo a título personal.

Así, durante varios minutos Villarejo y Redondo se afanan en hacer saber a los directivos que el sumario incluye información detallada sobre el sistema concreto que usó el socio Jose Antonio Hernández, y les invitan a comprobarlo ofreciéndoles acceso al mismo. Tras ello, pasan al ataque acerca de lo que según ellos afecta al otro socio principal, Francisco Carpintero:

Villarejo: Paco [Francisco Carpintero, el cliente] no ha salido, ¡ha tenido suerte! jejeje.

Álvaro Martínez: No, lo que pasa. Te cuento ... Paco ya no tiene el dinero fuera porque ya se lo fue trayendo poco a poco antes. [Villarejo habla por encima repitiendo lo de "ha tenido suerte" entre risas irónicas].

V.: Paco, entre nosotros, ahora entiendo por qué cuando en el primer informe preliminar os pusimos lo del dinero fuera, que dijisteis "y esto mejor no, que no se qué..." . Paco es el que organiza toda la pasta fuera, ¿eh? Eso por lo que hemos visto, ¿ehh? [El comisario endurece el tono en esta última frase].

Á. Martínez: Sí, bueno, yo de eso puedo contar mucho porque...

Villarejo: ¿Me entiendes? 

Á. Martínez: ...me lo sé muy bien.

V.: Pero como Paco es de los nuestros... jaja... por lo tanto... aquí no hay más que hablar de ese tema, eh.

Á. Martínez: Llegamos un momento que dije yo "esto se tiene que acabar porque nos van a pillar". Nos van a pillar y tenemos más que perder que ganar.

Del protagonismo del caso Emperador en la relación de Villarejo con los socios de Herrero y Asociados SL habla alto también el hecho de que el primer informe que les entrega en julio 2013 tras ser contratado -titulado "preliminar" y versado sobre la "situación de crisis" (teóricamente generada por la salida de socios un año antes)- ponga el acento en la vinculación de los socios de Herrero y Asociados SL con el caso Gao Ping, un detalle que el comisario refresca a sus interlocutores.

José Luis Olivera durante su toma de posesión como nuevo director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).
José Luis Olivera, durante su toma de posesión como nuevo director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Por si había alguna duda, Villarejo recalca que gracias a otro de los comisarios amigos, la repatriación del dinero mediante la red de Gao Ping quedó en nada.  Se trata de José Luis Olivera, Oli para Villarejo y compañía, que entonces era el jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, después fue Comisario jefe de la Comisaría General de Información, hasta que ascendió al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y, por poco, acaba de Director Adjunto Operativo (DAO), de la mano del ex presidente Mariano Rajoy y la ex ministra María Dolores de Cospedal. La conversación prosigue: 

Villarejo: Afortunadamente en aquel entonces, ya el jefe de la UDEF [Jose Luis Olivera] es buen amigo, ya era el jefe, o sea que... Bueno, no nos conocíamos (refiriéndose a Álvaro), bueno sí, yo conocía a tu hermana a lo mejor. Si hubiera habido algún problema, hubiera pensao a lo mejor... pero bueno, no pensemos en futuribles que no han existido.

Álvaro Martínez: Eso está... [Ininteligible].

V.: Efectivamente. Y lo negaremos en el juicio, cuando... Eso no se ha hablado nunca.

Á. Martínez: Bueno.

V.: [Tras dejar los peligros bien claros y expuestos, Villarejo sigue con el asunto de los "socios disidentes" que montan Balder IP Law SL]. Entonces, fundamentalmente, o sea, fundamentalmente, lo dicho. No cambia nada el planteamiento, que es lo que ya os he adelantao tal, es documentar profundamente lo que es la felonía de la traición y de robar la documentación y robar metodología, robar todo, y lo que hicieron fue tratar de vaciar la empresa y montar una empresa paralela, como ya sabéis y tal. Entonces...

La "pelea" entre socios se produce tras abrirse el caso Gao Ping

Las diligencias judiciales del caso Gao Ping se abrieron en 2011 -bajo secreto-, con la referencia DP 131/2011 en el Juzgado Central 4 de la Audiencia Nacional. La unidad investigadora era la UDEF y el juez era Fernando Andreu, amigo del comisario Carlos Salamanca, imputado en dicho caso (al igual que en Tándem), motivo por el que el magistrado tuvo que inhibirse del procedimiento.

La Policía revienta la operación el 16 de octubre de 2012, con la detención de Gao Ping y miembros de su organización. Durante la instrucción, la UDEF señaló a medio centenar de empresarios (bien por ser usuarios del servicio o bien por captar clientes para Gao Ping) que se vieron de pronto en serio peligro de encontrarse con sus cuentas bloqueadas y sus negocios intervenidos, una medida cautelar frecuente en los casos de penal-económico.

Recapitulemos: así, Villarejo entra oficialmente en escena en este lío entre despachos de abogados expertos en patentes con la firma de un contrato con Herrero y Asociados SL en junio de 2013, un año después de la creación del despacho competidor Balder IP Law SL y del supuesto inicio del desvío desleal de negocio. Balder IP Law SL se funda el 1 de junio de 2012; es decir, justo entre la apertura de diligencias previas del caso Gao Ping (2011) y la operación policial (octubre 2012) que devino en detenciones, imputaciones y medidas cautelares para algunos usuarios del servicio de Gao Ping. 

En este caso, algunas fuentes apuntan a "una posible estrategia preventiva de protección ante una hipotética imputación de los socios de Herrero y Asociados SL en el caso Gao Ping con una posible petición subsiguiente de intervención de las cuentas o negocio de Herrero y Asociados SL, si la Fiscalía entendiese que la empresa se usó para trasvasar capitales". Además, en 2011 Herrero y Asociados SL anunció una expansión de sus negocios hacia el mercado chino. 

Cronologia Pieza Iron
Cronología del caso 'Emperador' versus "conflicto" entres socios de Herrero y Asociados.

Dos elementos llaman la atención del relato cronológico: por un lado, el hecho de que los socios de Herrero esperen un año desde la creación de Balder IP Law para iniciar acciones (junto a la contratación de Villarejo), pese a considerarlo un gran perjuicio para su marca y su negocio; y, por otro, que la contratación de Villarejo e inicio de acciones se produzca justo después de que la Audiencia Nacional solicite la declaración del directivo principal de Herrero, Jose Antonio Hernández, en el caso Gao Ping Emperador, una petición que -según los audios- se produce en mayo de 2013.

Asimismo, no es detalle menor que la interacción de Villarejo con los socios y directivos de Herrero y Asociados SL finalice en el primer trimestre de 2014, coincidiendo en el tiempo con la presentación del escrito de acusación por parte de los fiscales anticorrupción José Grinda y Juanjo Rosa contra policías del círculo de Villarejo, entre ellos Salamanca, por su presunta relación con la organización de Gao Ping.

Más noticias