Público
Público

VOX MELILLA Vox se agrieta en Melilla por la dimisión de su presidente tras la filtración de audios críticos con la cúpula nacional

La salida de Jesús Delgado Aboy deja al partido ultraderechista de la ciudad autónoma sin cabeza hasta que el Comité Ejecutivo Nacional designe un coordinador provisional. 

Jesús Delgado Aboy, líder de Vox en Melilla. EUROPA PRESS/Archivo.
Jesús Delgado Aboy, exlíder de Vox en Melilla. EUROPA PRESS/Archivo.

La dimisión inesperada del ya ex presidente de Vox Melilla, Jesús Delgado Aboy,  abre una serie de interrogantes sobre el futuro de la formación de extrema derecha en la ciudad autónoma. Este martes el partido compartió con la prensa un comunicado en el que anunciaba que Vox nacional aceptaba la dimisión que Delgado Aboy presentó este lunes 20 de enero alegando "razones personales".

Renuncia que llega días después de filtrarse audios en los que Delgado Aboy criticaba a la dirección nacional y la creación de un grupo de WhatsApp anti "indeseables y traidores" como destapó en exclusiva este diario. Vox Melilla queda ahora en una situación de incertidumbre. Esta es su trayectoria desde su formación en la ciudad hace dos años y los posibles escenarios que se avecinan.

La formación de Santiago Abascal aterrizó en la ciudad autónoma a inicios del año 2017, cuando el nombre de Vox ya se escuchaba a nivel nacional. El apoyo ciudadano a este partido fue creciendo gracias a la difusión de sus propuestas en redes sociales, desde donde se hacía eco de quejas vecinales relacionadas con la inseguridad que generaban en las calles los menores migrantes no acompañados, además de hacer suyo el discurso de apoyo a las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la mejora de condiciones de los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil que actúan en la frontera de la ciudad con Marruecos, así como demostrar resistencia a la retirada de la estatua de Franco que recibe a los turistas en el puerto de Melilla.

Su mensaje incluía las proclamas nacionales de eliminar la actual Ley contra la Violencia de Género, así como mostrarse en contra de la abolición de la tauromaquia. Todo ello le valió ganarse con los votos de casi el 20% de los ciudadanos: en las últimas elecciones del 10 de noviembre de 2019, Vox Melilla consiguió 5.669 votos, quedando en tercera posición por detrás de Partido Popular (9.104) y Coalición por Melilla (8.925), y por delante de PSOE (5.042).

La polémica alrededor de Jesús Delgado Aboy

La polémica en torno al ex presidente de Vox Melilla se extiende más allá del audio filtrado y de las capturas del chat de WhatsApp anti "traidores". Delgado Aboy es médico especialista en otorrinolaringología y ha desempeñado su carrera tanto en el sector público como en el privado, labor que ha compaginado con los cargos de presidente del Colegio Oficial de Médicos de Melilla y del Sindicato Médico de la ciudad durante más de una década, puestos que ya no ocupa. De hecho, Delgado Aboy dimitió de la presidencia de la organización médica colegial a inicios del pasado año 2019 tras su designación al frente del partido político.

Aboy habría dejado una deuda de más de  87.000 euros tras su periodo al frente del Colegio de Médicos

La gestión de Delgado Aboy al frente del Colegio de Médicos de Melilla ha generado controversia tras conocerse una serie de irregularidades bajo su mandato de 12 años: supuestamente habría dejado una deuda de 87.796,13 euros con la Fundación Patronato de Huérfanos, además de presuntamente haber gastado con la Tarjeta Visa de la entidad 24.000 euros sin justificar. Solo en el mes de marzo de 2018 gastó 3.866,62 euros, según una auditoría encargada por el Colegio de Médicos de Melilla que se filtró a la prensa.

El viernes 20 de diciembre de 2019, tras un pleno de control de la Asamblea de Melilla, Delgado Aboy aseguró ante los medios de comunicación de Melilla que había denunciado al Colegio de Médicos de la ciudad ante el Consejo General de Colegios de Médicos de España en defensa de su "honorabilidad"  y por la filtración de esa información, que consideró como una violación de la Ley de Protección de Datos.

Según declaró, no existe "ninguna auditoría en relación a las cuentas del colegio durante mi presidencia, y los datos que aparecen de forma sesgada, manipulada y tendenciosos provienen del borrador de un informe económico de revisión limitada sujeto a cambios". Por su parte, el abogado del partido, Felipe Castillo, insistió en ese momento en que se trata de un informe y no una auditoría, que "se ha utilizado de forma fraudulenta".

Gestora provisional en Vox Melilla

La dimisión de Delgado Aboy como presidente del partido, que se ve como una destitución forzada, deja la incógnita de quién presidirá la formación política. Su renuncia, según los estatutos de Vox, implica la disolución del órgano de dirección provincial. El comunicado emitido este martes por Vox nacional señala que "el Comité Ejecutivo Nacional, presidido por Santiago Abascal, en los próximos días nombrará un coordinador provincial provisional hasta que se designe a una Comisión Gestora que tendrá como objetivo fortalecer y vertebrar la estructura del partido en la ciudad autónoma como paso previo a la consolidación del proyecto político en Melilla".

Todavía es pronto para conocer quién estará al frente de esta Comisión Gestora

Vox Melilla vive momentos de incertidumbre. Todavía es pronto para conocer quién estará al frente de esta Comisión Gestora, si lo hará inmediatamente el siguiente miembro del partido siguiendo el orden del listado de las pasadas elecciones, o si se optará por buscar otro perfil. El número dos fue el secretario provincial de la formación, Juan Carlos Escoz de Gracia, licenciado en Medicina por la Universidad del Salvador (Argentina). El tercero en el listado era Javier da Costa Solís, diplomado en Magisterio de Educación Física por la Universidad de Granada y exsoldado del Regimiento de Regulares 52 de Melilla, seguido de Elvira Hervás Vílchez, licenciada en Filosofía y Letras.

Según ha podido saber Público, los integrantes del partido en Melilla tenían previsto reunirse a las ocho de la tarde de este martes para tratar la situación. Vox Melilla ha convocado a los medios de comunicación locales en una rueda de prensa prevista a las 11 de la mañana de este miércoles 22 de enero, en su sede.

Pese a su dimisión como presidente de Vox Melilla, Delgado mantiene todavía su acta de diputado en la Asamblea de la Ciudad, por lo que, de no dimitir, pasaría al grupo mixto junto al presidente de la Ciudad y único diputado de Ciudadanos, Eduardo de Castro.