Público
Público

Vox se queda solo en su intento de ilegalizar a los partidos independentistas: "No se pueden prohibir las ideas"

Ninguno de los partidos del Congreso apoyará la proposición de ley de los de Abascal, que ha sido criticada tanto en la forma como en el fondo por la mayoría de la Cámara. "No estamos en una democracia militante, el ordenamiento jurídico exige cumplimiento, pero no adhesión", advierten a Vox el resto de formaciones del Congreso.

Iván Espinosa de los Monteros Congreso
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, este martes en la Cámara Baja / EFE

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, anticipó durante su intervención que "el día de hoy" sería "histórico", tras subir este martes a la tribuna de la Cámara para defender la proposición de ley registrada por su formación con el objetivo de ilegalizar a todas aquellas fuerzas políticas que no asumieran la "indisoluble unidad de España" y que apostasen por la secesión de una parte del territorio. Sin embargo, los de Abascal constataron un fracaso total de su propuesta, que en principio no obtendrá ni un solo voto favorable de ningún otro grupo.

El Congreso ha rechazado en el fondo y en la forma la proposición del partido de extrema derecha, que no ha recibido ni siquiera el apoyo del PP. "Los primeros artículos de la Constitución son los de más alto valor normativo. Se trata de proteger nuestra democracia de uno de sus principales enemigos, los nacionalismos. Los que niegan la indivisible unidad de la nación española están fuera de la ley, es así de sencillo", ha defendido Espinosa de los Monteros.

"¿Qué es Vox, qué función tiene? Esta gente no son una excepción ni un fenómeno metereológico, estos señores son la expresión del aparato del Estado español ante su crisis legitimidad", ha asegurado la diputada de las CUP en el Congreso Mireia Vehí, que ha criticado a "las fuerzas progresistas de España" por no plantar cara con firmeza a la extrema derecha: "En esta Cámara no se puede hablar de monarquía, pero estamos hablando de legalizar partidos independentistas".

Todos los partidos soberanistas e independentsitas (ERC, JxCat, CUP, PNV, Bildu, BNG) han acusado a Vox de presentar esta proposición con el objetivo de "ganar con ilegalizaciones lo que no ganaron en las urnas", en referencia a los resultados electorales de los de Abascal en Catalunya, Galicia y Euskadi. "Cero concejales, cero alcaldías, cero diputados y senadores, y una parlamentaria autonómica. La ciudadanía les ha ilegalizado a ustedes, en las urnas y de manera democrática", ha defendido la portavoz de Bildu en la Cámara, Mertxe Aizpurua.

"Si la realidad no me gusta, lo prohíbo y lo oculto. Si no dejo presentarse a los demás, seguro que gano. Esto no es un día histórico, lo intentaron otros aquí, aquellos diputados ligados a los golpes de Estado militares", ha afirmado el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. "Dicen que el nacionalismo es incompatible con la democracia; sí, claro, todo el nacionalismo menos el suyo. Esta democracia no es militante. El respeto y el cumplimiento del ordenamiento no es adhesión. Qué carajo van a defender ustedes la democracia constitucional; el peligro son ustedes", ha añadido el diputado vasco.

Tampoco Ciudadanos se ha sumado a la iniciativa de Vox, y los de Inés Arrimadas han anunciado su abstención. "¿Es la solución prohibir una idea per se?", se ha preguntado el diputado de Cs Guillermo Díaz. Si llegamos a acuerdos los que no queremos que España se rompa, su ingeniería social (la del independentismo) fracasará. Al nacionalismo se le vence en las urnas, no en Twitter. Dejen el espectáculo y vengan al trabajo". 

"Todos ilegales, menos Vox"

Desde Ciudadanos sí que se han defendido otras fórmulas para tratar de restar representación a los partidos regionalistas y autonómicos, como el establecimiento de una barrera del 3% de los votos a nivel estatal como requisito para que una formación pueda entrar al Congreso. 

"Quieren ilegalizarnos porque defendemos la libertad de nuestros pueblos. Quieren eliminar políticamente a todos los que no piensan como ustedes", ha defendido el portavoz del BNG en la Cámara Baja, Néstor Rego, que también les ha recordado a los de Abascal los resultados de Vox en Galicia. "¿Por qué no presentan la proposición de ley que les pide el cuerpo? Todos ilegales menos Vox", ha comentado en tono irónico el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que ha defendido, al igual que otros portavoces, que con el articulado que proponía Vox en su proposición se debería ilegalizar al propio partido de extrema derecha "por recibir financiación iraní y por defender los atentados de Franco".

El régimen del 78, que ya es régimen del 36, presenta una iniciativa que dice que todo lo que no me gusta, no vale. Y lo califica como día histórico. Bastante loser; es una cafrada, una catetada", ha comentado el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. "Nos dirigimos a la izquierda española: lo que hoy aquí se presenta, de aquí a siete años, si seguimos todos así, puede ser un real decreto. Si callamos, esta gente gobernará", ha advertido el diputado catalán.

Bermúdez de Castro (PP): "Nuestra democracia es tolerante y no es militante"

La diputada de Unidas Podemos Pilar Garrido ha calificado la proposición de "retrógrada y fascista": "Vox pretende achicar la democracia y lo hace pisoteando la libertad ideológica y el pluralismo político", ha añadido. Tampoco el PP ha brindado su apoyo a la iniciativa de los de Abascal.

"Se puede defender cualquier idea, pero no a través de cualquier método", ha defendido el diputado del PP José Antonio Bermúdez de Castro. "No hay democracia sin pluralismo; nuestra democracia es tolerante, y nuestra democracia no es militante. Por eso se permite la reforma de cualquier parte de nuestra Constitución, incluida la total. No podemos aceptar su propuesta porque pretenden ilegalizar con ella a todas las fuerzas independentistas por el mero hecho de serlo, y eso va contra nuestra Constitución. Cuando se defiende la Constitución, hay que defenderla entera, no solo lo que interesa", ha explicado.

El encargado de defender la posición del PSOE ha sido el diputado José Zaragoza: "En la España constitucional no se está fuera de la ley por lo que se piensa. El pensamiento delinquía con su adorado Franco. Son una perfecta maquina de rabia perpetua. Fíjese en el nivel de libertad y pluralismo de nuestro ordenamiento, que permite hacer a Vox apología del franquismo".

Más noticias