Público
Público

Ximo Puig: "La Generalitat y el pueblo de Catalunya han de tomar libremente sus decisiones"

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha abogado este miércoles por constituir un Estado federal en el que Catalunya se sienta cómoda

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

l presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha abogado este miércoles por constituir un Estado federal en el que Catalunya se sienta cómoda, pero ha destacado que "la Generalitat y el pueblo de Catalunya han de tomar libremente sus decisiones"./ EFE

VALENCIA.- El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha abogado este miércoles por constituir un Estado federal en el que Catalunya se sienta cómoda, pero ha destacado que "la Generalitat y el pueblo de Catalunya han de tomar libremente sus decisiones".

Lo ha dicho en un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna organizado por La Vanguardia, AED y la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País, al que han asistido, entre otros, el expresidente de la Generalitat José Montilla, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; el de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, y numerosos dirigentes socialistas.

"Me gustaría que encontráramos un espacio común, federal o confederal o lo que sea" que reconociera las singularidades territoriales, y debería empezarse por una mejora del sistema de financiación pendiente desde 2014, ha dicho en alusión al proceso soberanista de Catalunya.

Ha deplorado que "el Gobierno español no haga nada" ante las demandas de Catalunya y cree que una nueva etapa liderada por el PSOE podría cambiar la situación. Aun así, ha admitido que "la batalla federalista es de largo recorrido" pero el PSOE lo hará con 'seny' y con voluntad de diálogo y comprensión, ha augurado.

Puig, que esta tarde se reúne con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha celebrado poder normalizar las relaciones institucionales entre ambas comunidades: "No es normal lo que pasaba hasta hoy, tenemos voluntad de trabajar juntos".

"A quien más le vendemos y compramos es a Catalunya", ha destacado, y ha añadido que la Comunitat Valenciana entiende sus reivindicaciones porque lucha por dejar de ser una periferia invisible, ha dicho, tras señalar que no es una quimera que el territorio que preside se pueda sumar algún día a la Eurorregión de la que forma parte Catalunya.

En esta voluntad de tender puentes, ha apostado por incorporarse "en el futuro" al Instituto Ramon Llull (IRL), aunque ha subrayado que ahora las competencias lingüísticas las gestiona la Acadèmia Valenciana de la Llengua, que ya hace acciones conjuntas con el IRL.

También ha abogado por una reforma "inaplazable" de la Constitución en base a los pilares del acuerdo, voluntad integradora y reconocimiento del pluralismo, valores apuntados por el constitucionalista Miquel Roca, encargado de presentar su conferencia.

Estos valores pueden verse en lo que ha denominado como 'vía valenciana' y que se basa en un acuerdo de gobierno PSOE-Podemos-Compromís que ha abierto un proceso de reparación y reconstrucción en la Comunitat gracias al diálogo, la concertación, la superación del partidismo, el respeto a la diversisad y la búsqueda del bien común.

Agotamiento del modelo autonómico

Puig ha constatado un agotamiento del modelo autonómico que en sus inicios demostró su potencia como palanca de transformación pero ahora debe reformarse: "Ahora, con la crisis, el Estado ha apostado por agudizar la recentralización".

"El Gobierno emplea su dominio de la caja para reducir autonomías y eso es una muestra de que el modelo está agotado junto con la incapacidad" de reconocer las singularidades de Catalunya y la Comunidad Valenciana, entre otras autonomías. Para el presidente valenciano, el Estado autonómico "está agotado entre pulsiones confrontadas y sin determinación para afrontar con rigor la cuestión plurinacional".

Para encontrar puntos de encuentro ha recetado cinco parámetros que debe fraguarse en base al diálogo permanente: lealtad institucional, nuevo modelo de financiación, repartimiento racional y equitativo de las inversiones, la descentralización del Estado y la reforma de la Constitución.

Las comunidades no son un poder subsidiario y el Gobierno se está dedicando a "asfixiarlas y a culparlas de su mala gestión", ha criticado, y ha asegurado que la Comunidad Valenciana está infrafinanciada en relación al resto de autonomías pese a que gasta menos que la media.

Pero los problemas de financiación no son solo de la Comunitat Valenciana, sino que son "extensivos" a toda España, por lo que Puig propone un sistema de financiación con mecanismos de reequilibrio que permita equiparar las inversiones.

Se ha centrado en el Corredor del Mediterráneo, "tan necesario" para Catalunya, Andalucía, Murcia y la Comunitat Valenciana pero que el Gobierno central ha dejado en un segundo plano e incluso menospreciado, ha dicho.

Más noticias en Política y Sociedad