Público
Público

Zapatero remite a Euskadi el pacto que Ibarretxe pretende en Madrid

Los socialistas lanzan su precampaña en Euskadi enarbolando la bandera de "la convivencia"

GONZALO LÓPEZ ALBA

Dirección equivocada. Eso es lo que anotó ayer el presidente del Gobierno en el dorso de la carta que el lehendakari le remitió el jueves con su hoja de ruta soberanista.

"Lo que debería hacer Ibarretxe es hablar más con las fuerzas políticas vascas y hablar más con Patxi López, como representante del principal partido en estos momentos en Euskadi", dijo José Luis Rodríguez Zapatero en Barakaldo, durante la Fiesta de la Rosa del PSE.

Es decir: debería buscar el acuerdo político en el Parlamento vasco, en lugar de un pacto bilateral con el Gobierno del Estado. El argumento lo desarrolló el líder del PSE: "Si Ibarretxe nos habla de Loiola, pervirtiendo lo que fue un intento noble, yo hablo de Gernika, de Ajuria Enea y de unidad democrática".

Cuando, el día 20, Zapatero le devuelva en persona el sobre, el lehendakari encontrará dentro un texto muy distinto al que él introdujo. El de Ibarretxe recoge las propuestas que el PNV llevó a las conversaciones de Loiola con el PSE y Batasuna durante el fallido proceso de paz. El del presidente del Gobierno, dice: "Le propondré acuerdos... para acelerar la alta velocidad, para crear uno de los mejores centros tecnológicos del mundo ...".

Zapatero lanzó ayer la carrera de Patxi López hacia la lehendakaritza enarbolando al alimón con él la bandera de "la convivencia" como alternativa a "la murga", "las aventuras" y el "mirarse al ombligo" de Ibarretxe. El candidato estuvo arropado por más de 8.000 socialistas llegados de todos los rincones, incluso de Melilla.

"La gran mayoría de la sociedad vasca no quiere división ni confrontación de identidades; quiere convivencia, un rumbo seguro y un camino cierto. No quiere aventuras, y menos aventuras que traspasen las reglas de juego que nos hemos dado todos", subrayó el presidente, para recordar a continuación que, dentro del marco de la legalidad, sí cabe "más autogobierno".

Metido en la faena electoral -la campaña es un hecho aunque aún no se sepa si las elecciones serán en el otoño o en la próxima primavera- , Zapatero no dudó en hurgar en la división interrna del nacionalismo vasco, al resaltar primero que "el PNV une su destino a Ibarretxe" y después que la energía de este partido se consume en "dar respuesta a sus problemas internos y de liderazgo".

El choque de trenes es ya un hecho. La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, convocó una rueda de prensa para responder a Zapatero: "Ha exhibido su verdadero talante: Otra vez el portazo". El presidente, para contrarrestar, anticipó que va por la octava entrevista con Ibarretxe.

Más noticias de Política y Sociedad