///

Inulina: beneficios y efectos secundarios

Te contamos hoy de qué se habla cuando se habla de inulina, así como sus beneficios y efectos secundarios


Tal vez nunca hayas oído hablar de la inulina o puede que ya hayas tenido ocasión de escuchar algo sobre los beneficios de esta fibra que se extrae de algunas raíces. Sea como fuere, seguro que tienes dudas sobre qué es exactamente y para qué sirve.

Te contamos hoy de qué se habla cuando se habla de inulina, así como sus beneficios y efectos secundarios, porque cuando la alimentación está tan ligada a la salud, vale la pena saber lo que comemos y qué es lo que quieren vendernos cuando se trata de productos bajos en grasas o para adelgazar. ¡Comenzamos!

Qué es la inulina

diente de león
Pixabay

La inulina es un fructooligosacárido, un tipo de fibra saludable que se obtiene de las raíces, rizomas y tubérculos de determinadas plantas fanerógamas, como la achicoria, el diente de léon o la bardana, entre otras. Una vez que se ingiere, la inulina proporciona algunos beneficios a nuestro organismo. Además, es una fibra soluble y, por sus características, se comercializa como ingrediente de todo tipo de complementos alimenticios, además de aparecer mencionada con frecuencia en las elaboraciones de los productos bajos en grasa que encontrarás en el mercado.


Y, es que en este último supuesto, la inulina se utiliza para conseguir eliminar parte de la grasa de esos productos, puesto que la sustituye. Con este método, se consigue reducir la grasa y que el producto tenga menos calorías pero igual sabor en boca.

Porque seguro que te preguntas por qué, si es posible hacerlo, no se quita gran parte de la grasa y listo, en vez de sustituirla por otro componente. La respuesta es sencilla: porque eliminar esa grasa en un trozo de carne, por ejemplo, y que sea más magra provoca que sepa de distinta forma. La sensación en boca es tan diferente en los alimentos con un contenido graso inferior al 10 por ciento, que lo que se busca es mantener la sensación más similar al producto original para satisfacer a los consumidores. Y, ya de paso, aprovechar los beneficios que aporta la ingesta de esta fibra saludable.

Beneficios de la inulina

salchicha
Pixabay

Entre los beneficios de la inulina que diversos estudios han avalado, como es el caso de los realizados por la la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición de España (AESAN), destacan su actividad prebiótica y que estimula el crecimiento de la flora intestinal, por lo que es beneficiosa para nuestro sistema digestivo. De igual modo, ayuda a reducir los niveles de colesterol e insulina en la sangre, favorece la absorción de minerales como el fósforo y el magnesio, y reduce el riesgo de padecer osteoporosis. Además, al producir saciedad, ayuda a controlar el sobrepeso y se utiliza en las dietas de adelgazamiento, funcionando como un inhibidor del apetito.


Sus beneficios y características han provocado que sea uno de los ingredientes estrella de los productos cárnicos de segunda generación en los que se usa la inlulina para sustituir la grasa, como es el caso de las salchichas. Y es que esta es una de sus propiedades más relevantes. Puede servir como sustituto de la grasa y tiene un sabor neutro, por lo que no provoca ninguna sensación extraña en el paladar.

Pero son muchos otros los productos de la industria alimentaria que incluyen la inulina como ingrediente para aportar un valor añadido e incluir sus beneficios. Así sucede con panificadoras, harineras y empresas similares, que pueden incluir la inulina en sus composiciones.

Riesgos de la inulina

pastillas de inulina
Pixabay

La AESAN recomienda una cantidad máxima diaria de inulina de 9 gramos, y pone el mismo tope para el consumo de inulina más fructooligosacáridos, puesto que su consumo excesivo puede provocar malestar intestinal. De hecho, este es el principal riesgo, pues puede causar problemas en el sistema digestivo si se cae en un abuso de su consumo o si se padece algún tipo de enfermedad o patología estomacal o intestinal.

Entre los efectos secundarios a los que debes estar pendiente si la consumes por primera vez, se encuentran las diarreas e hinchazón abdominal. Además, si se toma en grandes cantidades es relativamente fácil que aparezca una intolerancia.

Por último, las personas intolerantes a la fructuosa tienen que tener cuidado con su consumo, ya que la fibra de la inulina está compuesta, sobre todo, por fructuosa, por lo que puede resultar perniciosa para su salud.

No obstante, si no estás entre los intolerantes a la fructuosa, no tienes problemas digestivos y te animas a consumir la inulina como complemento alimenticio, has de tener en cuenta que los beneficios de la inulina puedes aprovecharlos si incluyes en tu dieta alimentos que la contienen de manera natural, sin necesidad de recurrir a suplementos alimenticios a menos que te lo recomiende expresamente tu médico o nutricionista. Encontrarás inulina en grandes cantidades en las cebollas, en los ajos, en los espárragos, en la achicoria y en los ñames.



Dejar una respuesta

Your email address will not be published.