Público
Público

Migrantes Melilla Cerca de 240 personas entran en Melilla en el tercer salto a la valla en diez días

238 migrantes subsaharianos han llegado por su propio pie al CETI tras escalar la verja usando garfios. Es uno de los intentos más numerosos de los últimos años y ha sucedido durante un refuerzo de la presencia policial en la frontera.

Migrantes en MelillaUn grupo de inmigrantes subsaharianos aguardan tras conseguir saltar la valla fronteriza de Melilla este jueves.
Un grupo de migrantes aguardan tras conseguir saltar la valla de Melilla este jueves. Paqui Sánchez / Efe

Alrededor de 300 personas han intentado acceder de forma irregular a Melilla saltando la valla fronteriza con Marruecos en torno a las 7.00 horas. Un total de 238, todos de origen subsahariano, lo han conseguido y se han dirigido por su propio pie al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), según la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

Se trata de uno de los intentos de salto más numeroso de los últimos años y el tercero en diez días. El pasado 12 de junio, alrededor de 200 personas trataron de cruzar la verja en la zona del Dique Sur y 119 lo lograron. Dos días más tarde, unos 150 migrantes volvieron a intentarlo en el mismo punto, que se ha reforzado con concertinas, aunque todos fueron rechazados por la Guardia Civil, que contó una veintena de agentes heridos leves por contusiones, según la Delegación del Gobierno, que calificó de "violenta" la actitud de las personas migrantes.

En esta ocasión, el grupo de migrantes ha acometido el salto por la zona del Barrio Chino, donde ha logrado escalar la malla antitrepa de seis metros de altura con la ayuda de garfios, precisan las autoridades, a pesar de que se había desplegado un refuerzo de seguridad en todo el perímetro fronterizo debido a los últimos saltos.

21 heridos

La Delegación del Gobierno confirma que hay 18 migrantes heridos. Uno de ellos ha sido ingresado en el Hospital Comarcal de la ciudad con fractura de tibia y peroné, mientras que el resto reviste dolencias leves. Tres agentes también han resultado heridos, dos de ellos, por lesiones provocadas por los garfios; aunque todos leves.

Hasta el 15 de junio habían entrado irregularmente en Melilla 626 personas, la mitad que el pasado año

Tras sortear la valla, en varios grupos, todos los migrantes se han dirigido a la carrera hacia el CETI coreando el tradicional grito de "boza", atravesando varios barrios de la ciudad durante los cerca de cuatro kilómetros que separan este centro del punto por el que han accedido.

En el CETI han sido atendidos y deberán pasar allí la cuarentena obligatoria con motivo del coronavirus, junto a otros dos grupos de más de cien y una veintena respectivamente que lograron cruzar la pasada semana y se encuentran en aislamiento.

Según las autoridades melillenses, este salto ha tenido lugar durante la celebración del Aid El Kebir o Pascua del Sacrificio, la festividad más importante para la comunidad musulmana después del Ramadán. Los intentos de cruce suelen ser habituales en estos días, cuando se cree que la vigilancia por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes es más laxa, aunque la Delegación del Gobierno no ha precisado si Marruecos ha intervenido antes de que los migrantes llegaran a la valla.

Sin contar estos 238 nuevos accesos, hasta el pasado 15 de junio han entrado en Melilla 626 personas de forma irregular por vías terrestre, según los datos quincenales del Ministerio del Interior. Una cifra muy reducida, un 46% menos que en el mismo periodo de 2020, cuando por estas fechas había logrado sortear la verja 1.163. Y el año pasado ya fue mucho menos nutrido de saltos que en 2019 debido a los efectos de la pandemia. Hasta el 15 de julio de 2019, eran 2.408 personas las que había conseguido acceder a la ciudad por tierra.

Más noticias