Público
Público
emergencia climática

El algoritmo de Youtube promueve vídeos que niegan la crisis climática

Un informe reciente de la organización mundial Avaaz denuncia que el 16 % de los primeros 100 vídeos relacionados con el término de búsqueda "calentamiento global" contiene desinformación.

Crisis Climática: el negacionismo persistente de la derecha española
"Yo no creo en el calentamiento global", reza una pintada negacionista.

público | EFE

La organización civil mundial Avaaz ha denunciado en un informe reciente que el algoritmo de YouTube promueve la desinformación con respecto a la crisis climática, especialmente a la hora de recomendar el vídeo siguiente al que está viendo el usuario. El estudio examina los vídeos que YouTube recomienda a sus usuarios cuando buscan los términos "calentamiento global", "cambio climática" o "manipulación climática" en la plataforma, y se centró específicamente en los vídeos que posteriormente sugiere a sus usuarios tanto en la barra de sugerencias de la aplicación móvil como en la web. 

Los algoritmos de recomendaciones de YouTube son responsables de alrededor del 70 % del tiempo total que los usuarios pasan en la plataforma y se "retroalimentan" de las preferencias del espectador, por lo que si una persona está interesada en contenido negacionista sobre el cambio climático, la tendencia de la plataforma es dirigirle a más contenido de este tipo.

El 16 % de los primeros 100 vídeos relacionados para el término de búsqueda "calentamiento global" contiene desinformación

Esta manera de YouTube redirigir el tráfico ya ha sido denunciada previamente por perfiles relevantes de la opinión pública o incluso los mismos youtubers, sobre todo con respecto a la proliferación de los "hechos alternativos", la desinformación y el auge de la extrema derecha en Estados Unidos y Europa.

Según el informe de Avaaz con respecto a la crisis climática, el 16 % de los primeros 100 vídeos relacionados para el término de búsqueda "calentamiento global" contenía desinformación, con una media de más de un millón de reproducciones por vídeo entre los primeros diez.

Para los vídeos relacionados recomendados a los usuarios que buscaron "cambio climático", este número equivale al 8 % y se eleva a un 21 % para el término de búsqueda "manipulación climática".

La coordinadora de campañas de Avaaz, Julie Deruy, denuncia que YouTube es el canal de difusión audiovisual más grande del mundo y "está promoviendo contenido desinformativo sobre cambio climático entre millones de personas mientras nuestro planeta está en llamas".

"No es una cuestión de libertad de expresión, se trata de la publicidad gratis que YouTube le está dando a vídeos que contienen datos erróneos con el riesgo que conlleva confundir a la gente sobre una de las mayores crisis de nuestra era", opinó.

Promueven la desinformación

Para Deruy, la conclusión es que YouTube "no debe presentar, sugerir, promover, publicitar o dirigir a sus usuarios hacia contenido desinformativo". Asimismo, Avaaz ha puesto el foco en la publicidad que precede a los vídeos con desinformación y ha asegurado que había anuncios de más de 100 empresas circulando junto a los vídeos de desinformación sobre cambio climático descubiertos.

Avaaz reclama que se desmonetice la desinformación y que YouTube trabaje con verificadores independientes

Marcas como Samsung, L’Oréal, Decathlon, Carrefour, WWF, Greenpeace Spain, Nikin y Ecosia confirmaron a Avaaz que no estaban al corriente de que sus anuncios figuran junto a dichos vídeos y han exigido a YouTube que tome "medidas inmediatas".

Además, la organización ha hecho una serie de recomendaciones a YouTube para que "desintoxique" sus algoritmos de recomendación y "ponga fin a la promoción gratuita de contenido desinformativo". De este modo, les ha llamado a excluir estos vídeos de su algoritmo de recomendaciones, "empezando de inmediato por los vídeos de desinformación sobre cambio climático".

También han pedido desmonetizar la desinformación y que YouTube trabaje con verificadores independientes para informar a los usuarios de que han visto o interactuado con información probadamente falsa o engañosa, así como publicar correcciones junto a esos vídeos.

Postura de Google

Desde Google han replicado que “nuestros sistemas de recomendaciones no están diseñados para filtrar o degradar vídeos o canales en función de perspectivas específicas". "YouTube tiene políticas publicitarias estrictas que rigen dónde se permite que aparezcan los anuncios y brindamos a los anunciantes herramientas para descartar el contenido que no se alinea con su marca. También hemos invertido significativamente en reducir las recomendaciones de contenido límite y la información errónea o dañina, así como en potenciar a las voces autorizadas en torno a diferentes temas en YouTube", argumenta la compañía.

Sobre el tema específico de este informe de denuncia, Google asegura en una nota que da prioridad a las "voces autorizadas para millones de consultas de noticias e información, además de los paneles de información sobre temas propensos a la desinformación, incluido el cambio climático, para proporcionar a los usuarios contexto junto con el contenido. Continuamos incrementando estos esfuerzos con otros temas y en más países".