Público
Público

Alquileres durante la crisis del coronavirus Jaime Palomera: "Haga lo que haga el Gobierno, en abril habrá una enorme cadena de impagos de alquileres"

El portavoz del Sindicato de Inquilinas de Barcelona analiza en esta entrevista las medidas económicas del Ejecutivo para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus. Sin un decreto que aplace el pago de los alquileres, vaticina una oleada de impagos que culminará en desahucios y cierres de pequeñas empresas cuando se retome la actividad.

El portavoz del Sindicato de Inquilinas de Barcelona, Jaime Palomera.- IGNASI REMON
El portavoz del Sindicato de Inquilinas de Barcelona, Jaime Palomera.- IGNASI REMON

jairo vargas

Un "escudo económico y social", 200.000 millones de euros para hacer frente a la crisis derivada de la lucha contra el coronavirus, moratorias en el pago de la hipoteca para los más afectados, garantía de suministro energético para los hagados vulnerables, facilidades para aplicar Expedientes de Regulación Temporal del Empelo (ERTE) con más protección social, liquidez garantizada para empresas, exenciones en las cotas de la Seguridad Social para autónomos que ven mermados sus ingresos.

El Gobierno ha reaccionado con contundencia ante el próximo escenario de la pandemia, asegura que no se va a dejar a nadie atrás, pero Jaime Palomera no lo tiene tan claro. El portavoz del Sindicato de Inquilinas de Barcelona echa de menos una medida fundamental sin la que "se deja en la estacada a millones de personas": una moratoria en el pago de los alquileres.

¿Cómo valora las medidas anunciadas por Pedro Sánchez?

Son tímidas y se quedan cortas, aunque se diga que son muy valientes. El tamaño de la crisis obliga a tomar otras medidas y tendrá que hacerlo más pronto que tarde. Sin embargo, ha habido un empuje fuerte desde sociedad civil, sindicatos del trabajo, de vivienda y muchísimas organizaciones más con una exigencia clara: que no se repitan medidas de hace una década y que esta vez haya una plan de rescate social.

Hace 48 horas, la moratoria hipotecaria no estaba siquiera encima de la mesa del Gobierno y hoy se ha aprobado, entre otras medidas. Hay que valorar el trabajo de la sociedad civil, que ha presionado para que en el Consejo de Ministros no triunfaran las posiciones más ortodoxas. Hay una ortodoxia liberal encarnada por la ministra de Economía, Nadie Calviño, que ha intentado obstaculizar de forma clara las medidas de rescate social. Pero gracias a esta movilización, los ministros que defienden este tipo de propuestas han podido conseguir que se incluyan, aunque se queden cortas.

La moratoria en el pago de hipotecas para trabajadores afectados por la crisis es una de las medidas más destacadas, ¿es suficiente?

Han asumido una de nuestra principales demandas pero falta una suspensión del pago del alquiler para trabajadores y autónomos que están sufriendo una caída de ingresos. Muchos no tienen hipotecas. No tiene sentido incluir a unos y dejar fuera a otros de este paquete. No estamos hablando sólo de viviendas, muchos pagan alquiler de comercios, de locales....

Los alquileres se comen de los ingresos una parte mucho más importante que la hipoteca. En España hay entre cuatro y cinco millones de viviendas en las que alguien vive de alquiler. El sobresfuerzo que hace esta población es mucho mayor que el de la gente que paga hipoteca. Los precios del alquiler se han disparado en los últimos años. A esta población se la está dejando en la estacada de momento.

¿Qué escenario prevé sin esta medida?

Haga lo que haga el Gobierno, a partir de abril habrá una enorme cadena de impagos de alquileres de viviendas y de locales. Hay miles de autónomos que ahora no están trabajando y, si no trabajan, no ingresan ni tienen paro. Van a tener mucha dificultad para pagar el alquiler y nos están escribiendo cada vez más.

"El Gobierno tendrá que decidir si los impagos  se producen de forma desordenada y caótica o si emite un decreto"

El Gobierno tendrá que decidir si estos impagos que van a llegar seguro se producen de forma desordenada y caótica, generando angustia social, o si se dan de forma ordenada, con un decreto que alivie a las familias y se puedan ir a dormir sin el pesar de no estar cumpliendo con las obligaciones.

Esta decisión tiene que tomarse más pronto que tarde. No se puede repetir lo que pasó en 2008 con las hipotecas. Ahora toca evitar que pase con los alquileres.

Si es tan importante, ¿por qué cree que no se ha contemplado ya?

Venimos de cinco años de especulación ilimitada con el alquiler y hay enormes presiones para que no se toque.  Ayer leía un artículo que daba voz a las empresas inmobiliarias. Dicen que no se puede suspender el pago del alquiler porque el 80% de quienes alquilan son particulares. Es una trampa, no son sólo pequeños propietarios cuya supervivencia depende del cobro del alquiler. Eso es un tópico de barra de bar más que una razón de alguien que entienda cómo funciona el mercado inmobiliario.

Los arrendadores cuyo principal ingreso es lo que cobran por una vivienda de alquiler, estadísticamente, al menos en Barcelona, es residual. No se puede justificar que se deje en la estacada a millones de inquilinos, autónomos y trabajadores solo porque se supone que hay pequeños arrendadores que dependen de ese alquiler. Al menos, sin que haya un estudio que lo demuestre. Simplemente salen al paso de nuestra campaña.

"Nadie en dificultades será desahuciado en esta crisis", ha dicho Sánchez. ¿Es creíble?

Hay una suspensión de desahucios, por alquiler o hipotecas, hasta el día 27 y se alargará mientras dure la crisis del coronavirus. No tendría sentido que se levante esa suspensión de desahucios ahora mismo. Pero el problema no es tanto los desahucios, sino la angustia que supone vivir confinado y acumulando impagos del alquiler.

"El problema no son sólo los desahucios, sino la angustia que supone vivir  acumulando impagos del alquiler"

A esto hay que adelantarse. Los desahucios afectan a los más vulnerables y esto se está evitando, pero a corto plazo es muy seguro que esos impagos vayan en aumento. Si no se hace algo, en seis meses, porque esto se va a alargar, cuando se reactive la actividad de los juzgados, nos encontraremos con una acumulación de impagos del alquiler que serán ilegales si no se decreta el impago. Esto aumentaría mucho el número de desahucios y expulsiones invisibles. No tiene sentido que, sabiendo se se van a producir, se deje a la gente en esta situación de ilegalidad y de angustia.

¿Qué se plantea el Sindicato de Inquilinas ante esta situación?

Mientras no se tome esta decisión, hemos puesto en marcha un gabinete de crisis a nivel estatal que trabaja desde hace varios días. Hoy hemos lanzado una cuenta de correo [covid19alquiler@gmail.com] para que todas las personas autónomas, trabajadores o pequeños empresarios que vean que no pueden pagar el alquiler se pongan en contacto con nosotros. Les daremos mecanismos para que puedan defenderse legalmente. No hay ningún decreto que te ampare para esto, pero sí tienen el amparo del Sindicato de Inquilinas en todo el Estado. Es evidente que el Gobierno va a tener que decretar una suspensión del pago del alquiler más pronto que tarde, pero no vamos a esperar de brazos cruzados a que lo haga. Lo que vamos a hacer es ordenar esos impagos que se van a dar. Organizar. Si no llega el decreto desde arriba, será la ciudadanía la que dé solución a ese problema.

En el plano laboral, se han facilitado los ERTE por causa de fuerza mayor, aunque con más protección para los trabajadores, ¿por qué os oponéis a esta herramienta?

Lo que no puede ser es que empresas que han declarado beneficios en el último ejercido fiscal se estén dedicando ahora a recortar plantillas de forma masiva y que nosotros paguemos los costes de esos despidos a través de la caja de la Seguridad Social.

"No puede ser que empresas que han delirado beneficios en el último ejercido recorten ahora plantillas de forma masiva"

Esto es lo de siempre, las empresas ganan y, cuando viene mala época, despiden y lo pagamos entre todos. Es injusto e insostenible. En Italia, por ejemplo, se están prohibiendo los ERTE. Vieron que el sector privado empresarial tiene que asumir los costes, no se puede derivar todo al Estado. Tienen que asumir pérdidas sin despidos, a no ser que se justifique de forma muy clara la necesidad de reducir plantillas. Y hay que dar ayudas a las empresas siempre que sea a cambio de mantener puestos de trabajo. Ayudar a las empresas sera más sostenible que dejarlas despedir.

En cuanto a los autónomos, pueden dejar de pagar su cuota a la Seguridad Social. ¿Es suficiente?

Puede ser suficiente a corto plazo. Pero ya para muchos el pago de la cuota es lo mínimo. Muchos están perdiendo oportunidades de negocio por la crisis. La economía es global, cerrar países es perder ingresos. Suspender el pago del alquiler para ellos sería una primera medida insoslayable. Para los que tienen hipoteca, dejar de pagar cuota y la hipoteca es un alivio, pero el problema es para todos aquellos que pagan alquiler por local comercial y/o su vivienda.

¿Qué papel debería jugar la banca en esta situación?

"No hay que rescatar a los bancos, sino a la ciudadanía, al sector productivo, a la gente"

El asunto es el papel de los bancos centrales y los Estados ante la banca. Hace diez años, la solución de la Administración fue regar con muchísimo dinero a coste cero el sistema financiero, los bancos y los fondos de inversión, y abandonar a familias y PYMES. Ahora parece que se está haciendo algo diferente. La reunión de la Comisión Europea del lunes fue decepcionante porque no se están tomando medidas a nivel europeo, pero sí a nivel de Estados. Alemania ha abierto una fortísima línea de crédito para empresas y familias, no para los bancos. Francia e Italia, también. España también abre inversión social que cuestiona la ortodoxia liberal que se venía aplicando hace diez años. Es fundamental que el dinero no vaya al sistema financiero. No hay que rescatar a los bancos, sino a la ciudadanía, al sector productivo, a la gente.

En momentos de cuarentena y confinamiento, la presión en la calle se hace imposible. ¿Cómo pueden presionar los movimientos sociales hora mismo para que se escuchen sus demandas?

De momento, visibilizamos en redes. Ayer fuimos trending topic en todo el Estado con esta campaña de demandas del plan de choque social. Visibilizamos la unidad de sindicatos del trabajo, la vivienda y más organizaciones. Todo el mundo está en este plan. También tratamos de lanzar mensajes y comunicarnos con el Gobierno. Por responsabilidad, nos quedamos en casa para luchar contra el virus, pero no vamos a quedarnos en casa si no se aplican medidas como la suspensión de alquileres y otras, como impedir la cadena despidos masivos que ya está teniendo lugar con el objetivo de que paguemos esos costes entre todos.

Tanto la economía rentista —bancos y fondos de inversión— como la productiva —empresas— tienen que solidarizarse y ser responsables dejando de cobrar esas rentas y préstamos y de despedir a gente durante esta crisis. Tienen que responsabilizarse y asumir parte de los costes. No podemos asumirlo todo los individuos quedándonos en casa viendo cómo caen los ingreso mientras el Estado rescata a los de siempre con el dinero de los trabajadores.