Público
Público

Anorexia

“Todo comienza porque buscas quererte más y terminas queriendo odiarte menos”

La anorexia, como todos los trastornos alimentarios, es “astuta, manipuladora, poderosa y persuasiva”. Una autora que superó la enfermedad asegura que es posible reeducarse, evitando que el trastorno te domine a base de enfrentarse a él.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5

"Estoy recaudando centímetros para intentar encajar en vuestro canon de belleza". Sandra Rodríguez

@SandrAry_5

MADRID.- “Los trastornos alimentarios no son sólo un cuerpo extremadamente delgado o una chica que vomita cada día. Es mucho más complejo y más duro”. Beatriz Esteban es la autora del libro Seré frágil (Editorial Planeta), en el que muestra a través de un relato en primera persona que la superación de la anorexia nerviosa es posible. “Salir de los trastornos alimentarios no es una utopía, como cree la sociedad”, asegura la escritora, que se enfrentó a la anorexia durante cinco años. Ahora, con 19 años, lucha por concienciar a “las mentes más vulnerables” y a sus allegados de que hay esperanza para salir de esta enfermedad.

Sara Soler quiere “ser frágil”, delicada, pequeña; delgada. “La enfermedad te hace creer que eso es lo que te permitirá tener belleza y éxito, pero nunca es suficiente”, enfatiza la autora, que asegura que lo único que necesitan las víctimas de los trastornos alimentarios es “quererse y aceptarse”.

Todo comienza porque buscas “quererte más” y terminas queriendo “odiarte menos”. Este tipo de enfermedades son “astutas, manipuladoras, poderosas y persuasivas” y cualquier mente es susceptible de caer en ellas.

La autora de Seré frágil insiste en que la recuperación de un trastorno alimentario es posible: “Llega un punto en el que te das cuenta de que las ideas enfermizas que te vienen a la cabeza son mentira, y sacas una voz más potente, que es la tuya propia”. No es tan fácil, “al principio es muy duro y muy cansado; te entran ganas de rendirte muchas veces, pero merece la pena”, afirma Beatriz Esteban.

“El trastorno no es sólo un problema físico”

“Reeducarte a ti misma, evitar que el trastorno te domine a base de enfrentarte a él” es el camino que eligió Beatriz. “Todos los hábitos y costumbres que has construido cuando estabas enferma tienes que destruirlos día a día, cinco veces al día”, asegura la escritora.

“Mucha gente cree que si una persona no está extremadamente delgada, no tiene ningún problema. La salud mental es tan importante como la física, y sobre la primera hay muchos tabúes”

“Hay muy poca información sobre los trastornos alimentarios, y la que hay es mala”, asegura Esteban. Todo el mundo es susceptible de sufrir este trastorno, sobre el que no se tiene el suficiente conocimiento: “En las explicaciones aparece siempre la imagen de una chica que está en los huesos y se mira al espejo, donde se ve obesa. Mucha gente cree que si una persona no está extremadamente delgada, no tiene ningún problema. La salud mental es tan importante como la física, y sobre la primera hay muchos tabúes”.

Beatriz tuvo que aprender que “no merece la pena vivir esclavizado por números, por ejercicios o por dietas”, porque “la vida es mucho más que la comida, el ejercicio y la báscula”.

Más noticias en Política y Sociedad