Público
Público

Suceso en Alicante Asesinan a un niño de 8 años y atacan a la novia de su padre de acogida en Elda

La Policía  cree que los atacantes sorprendieron al menor y a la mujer en la escalera del edificio donde vivían.

Agentes de la Policía Científica inspeccionan las inmediaciones de la vivienda ubicada en la calle Quijote de Elda donde un niño de ocho años fue hallado anoche muerto con signos de violencia. /EFE

agencias

Un niño de ocho años fue hallado anoche muerto con signos de violencia en un domicilio de la localidad alicantina de Elda donde la Policía, alertada por una vecina que escuchó gritos, encontró también atada y amordazada a la pareja del padre de acogida del niño.

El diario Información de Alicante informa de este suceso que las fuerzas de seguridad están investigando con la principal hipótesis de que los atacantes sorprendieran al niño y a la mujer en la escalera.

Sobre las 21.00 horas llegó el aviso de una vecina que, tras oír un fuerte grito, se acercó a la vivienda, que tenía la puerta entreabierta y no había sido forzada, y al entrar, se encontró a la mujer maniatada y con contusiones y al menor en el suelo.

Las mismas fuentes policiales han indicado que el niño todavía vivía cuando llegaron los servicios médicos, pero sus intentos por reanimarlo no tuvieron éxito y falleció. La mujer, que estaba embarazada de varios meses y presentaba signos de haber sido golpeada, ha sido trasladada al Hospital General Universitario de Elda.

Según la Policía, hasta que no se realice la autopsia no se conocerán las circunstancias exactas de la muerte del menor, aunque sí se descarta que tuviera heridas por arma blanca.

Se busca a dos individuos que llevaban casco de moto como presuntos autores de la muerte y la agresión, según las declaraciones de la propia mujer.

En el momento de producirse los hechos el tutor del menor y novio de la mujer se encontraba trabajando. A su regreso a su domicilio, tuvo que ser reducido por los agentes porque sufrió un ataque de ansiedad al conocer los hechos y comenzó a golpearse. Por ello, se optó por reducirlo para evitar que se autolesionase.

El hombre tenía la tutela del menor, aunque fuentes policiales no han podido determinar si se trataba de un régimen de acogida o era su padre adoptivo. La Policía ha explicado que la investigación está abierta y no se descarta ninguna hipótesis.

Más noticias de Política y Sociedad