Público
Público

Carlos Costa: Cómo formar al talento joven

Extenista profesional de renombre en la década de los 90, Carlos Costa es el actual manager de Rafa Nadal y Head of Business Development de la Rafa Nadal Academy by Movistar. Con él descubrimos los distintos factores que permiten desarrollar el talento deportivo de los jóvenes.

Carlos Costa
Carlos Costa.

CP

Hay muchos factores que influyen a la hora de desarrollar el talento de los jóvenes, factores que abarcan desde el entorno familiar a la buena selección de profesionales, pasando por la salud mental. Carlos Costa, extenista profesional en los años 90 y actual manager de Rafa Nadal, además de Head of Business Development de la Rafa Nadal Academy by Movistar, nos desvela cómo se puede desarrollar el talento deportivo de los jóvenes, algo que ha cambiado mucho en pocos años.

Cuando Carlos era joven, la formación del talento deportivo joven no era en absoluto como la conocemos hoy en día. Por entonces, era habitual encontrarse con entrenadores de tenis que, aunque dominaban los conceptos teóricos de ese deporte, no habían sido profesionales, y por ello no eran capaces de transmitir su propia experiencia, esos conocimientos y vivencias propias de un profesional.

Saber afrontar lo bueno y lo malo

Carlos relata que en su caso, además de no tener por entrenador a un extenista profesional, el resto de la preparación era un tanto tradicional. Por ejemplo, tenía que prepararse físicamente con un entrenador de atletismo, una disciplina deportiva bien alejada del tenis.

Sin embargo, actualmente los tenistas, como la mayoría de los deportistas, cuentan con la ayuda y el asesoramiento de entrenadores específicos, expertos en cada deporte que, además de conocer los fundamentos y la base del deporte, saben muy bien a todo lo que un deportista debe enfrentarse a lo largo de su carrera. Hay buenos momentos e igualmente los hay malos, lo importante es saber afrontar ambos con solvencia.

La importancia del trabajo de los profesionales

Entre esos distintos factores que puede provocar que un deportista sea mejor o peor en el futuro, el entorno es sin duda fundamental. El entorno incide directamente en el desarrollo del entrenamiento deportivo y es algo básico para adecuar la vida en positivo. En un deporte individual como es el tenis, que el deportista tenga una familia que le apoya ayuda a ganar en felicidad, pero también en autoconfianza, y por ello es vital que se transmitan unos buenos valores desde la infancia.

Y al igual que es importante disponer de una familia como respaldo, lo es que ese entorno familiar no se entrometa demasiado en el entrenamiento y en el desarrollo deportivo de los hijos. Al final, el papel de los padres es encontrar la mejor opción para los suyos, y una vez hayan decidido contratar a un equipo técnico de profesionales adecuados, hay que dejarlos actuar, ya que conocen mejor que nadie cómo potenciar el talento deportivo de los más jóvenes.

Personas antes que deportistas

En ese aprendizaje en busca del talento deportivo, pero también como parte del desarrollo personal, otro factor fundamental es tener presente el objetivo de formar a personas antes que a deportistas. Puede parecer algo contradictorio si lo que se pretende es precisamente el fomento del talento deportivo de los jóvenes, pero es primordial. Como dice Carlos Costa, "si solo formas al deportista y no a la persona, esto puede jugar en contra de su desarrollo deportivo".

El crecimiento como persona pasa también porque el deportista disponga de una buena salud mental. Los estados de ánimo variarán considerablemente a lo largo de su carrera deportiva y ha de estar preparado para enfrentarse a todas las dificultades. Por muy bueno que un deportista sea, es normal pasar por momentos de crisis y por altibajos, y tener el apoyo de un profesional puede resultar muy beneficioso para el desarrollo del deportista. Por ello, aprender a perder, gestionar la frustración, sobreponerse a situaciones compleja son cuestiones que han de dominarse para el adecuado desarrollo deportivo y personal. "Antes del deportista está la persona, pero lo importante es la persona, si formamos deportistas que no sean buenas personas, es muy difícil que tengan una larga vida como deportistas, asegura Costa.

Referentes deportivos

El extenista quiere hacer hincapié en la diferencia entre los referentes deportivos y los 'espejos' en que mirarse. Los referentes son imprescindibles y lo son más aún si son compañeros, personas con las que has crecido como deportista y jugador. En el caso de Carlos Costa, tuvo grandes referentes deportivos, como Manolo Orantes o Manolo Santana, pero destaca sobre todo la importancia que tuvo para él Emilio Sánchez Vicario, uno de los grandes tenistas españoles e igualmente compañero de entrenamiento de Costa.

"Está bien tener referentes, pero no lo está compararse con el de al lado. Al final tienes que centrarte en tus entrenamientos, escuchar y hablar con las personas que tienes alrededor para no quedarte estancado como deportista y mejorar".

Así resume Carlos Costa la importancia de encauzar una carrera deportiva teniendo, sobre todo, el talento como referente.

Mejor Conectados

Carlos Costa es otra de los profesionales que ha querido sumarse a la plataforma de contenidos Mejor Conectados, una iniciativa de Telefónica en la que personalidades de éxito describen sus experiencias en base a sus dilatadas carreras.

Gente como Ferran Adrià, Teresa Perales, Javier Gómez Noya, Nacho Azofra, Javier Perea o el violinista Kamran Omarli, retratan a la perfección la idea de que "cuando conectamos, somos capaces de hacer cosas increíbles". Esa es la gran verdad universal sobre la que se asienta Mejor Conectados.

Más noticias