Público
Público

CIE coronavirus El Defensor del Pueblo pide a Interior que libere a todos los internados en CIE

Ante la imposibilidad de deportarlos a sus países por los cierres de fronteras decretados por el coronavirus, las reclusiones carecen de sentido, tal y como demandaban desde hace semanas multitud de organizaciones. Por el momento, Interior ha empezado a hacer evaluaciones individualizadas para liberar a quien tiene "poca posibilidad de retorno".

17/03/2020.- Los inmigrantes en situación irregular internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche se amotinan por posibles contagios de coronavirus dadas las malas condiciones higiénicas del centro, hoy lunes en Madrid. El Minister
17/03/2020.- Los inmigrantes en situación irregular internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche se amotinan por posibles contagios de coronavirus dadas las malas condiciones higiénicas del centro, hoy lunes en Madrid. El Ministerio de Interior ha habilitado en Aluche dos salas vacías e higienizadas por si llegara a producirse un caso sospechoso de contagio. Además Interior mantiene los vuelos de repatriación de los inmigrantes en situación irregular. EFE/JuanJo Martín

jairo vargas

La pandemia provocada por el coronavirus ha dejado sin razón de ser a los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), ya que las personas recluidas en ellos no pueden ser devueltos a sus países después de las restricciones de más de 120 Estados para recibir personas procedentes de lugares donde el virus se encuentra en fase de expansión, como España.

Lo que desde hace más de una semana demandaba la Plataforma Estatal por el Cierre de los CIE y otro gran número de organizaciones lo ha venido a confirmar este jueves el Defensor del Pueblo, que también pide al Ministerio del Interior la puesta en libertad de todas las personas internadas en estos centros.

La única función de los CIE es tener localizadas y privadas de libertad a las personas sobre las que pesa una orden de expulsión o devolución por estancia irregular en el país —una simple falta administrativa— o por delitos penales cuya condena implique su expulsión. Se les retiene durante un máximo de 60 días para evitar que esa orden, en caso de tener que ejecutarse, no se incumpla, explican fuentes jurídicas.

Pero la expansión del virus ha provocado que los países a donde más se deporta desde España hayan cerrado sus fronteras a las personas procedentes de España, como Marruecos, Argelia o países latinoamericanos.

Este viernes, en respuesta a una solicitud de la Asociación de Abogados Extranjeristas, el Defensor del Pueblo ha respondido que "las circunstancias actuales impiden que se pueda dar cumplimiento a esta finalidad" y que, a su juicio, "estas personas deben ser puestas en libertad.

También añade que esta medida también debería tomarse para proteger la salud de los internados y el personal que trabaja dentro, tanto policías como servicios médicos, y destaca que la Comisaría General de Extranjería y la Secretaría de Estado de Migraciones le han informado de instrucciones para derivar a servicios sociales a los internos que sean liberados y no tengan domicilio en España.

Interior evalúa individualizadamente casos

Por el momento, el Ministerio del Interior no ha dado ninguna orden para que no se realicen nuevos internamientos aunque aseguran que, desde el miércoles, y ante esta situación excepción, se están realizando evaluaciones caso por caso para decidir si se realizan puestas en libertad antes de cumplir los 60 días de plazo legal. Según el Ministerio,, en función de las probabilidades de retorno de cada interno se contempla su salida.

La tensión ante posibles contagios por coronavirus y por falta de información en algunos CIE va en aumento, tal y como habían advertido organizaciones como el Servicio Jesuita al Migrante, que también pidió ayer la liberación de los internados.

El martes se produjo un pequeño motín en el CIE de Aluche, en Madrid, durante el que más de una decena de internos se subió a la azotea del edificio para exigir "libertad". Según confirman diversas fuentes a Público, la situación no fue a mayores gracias a la mediación de una técnico del Defensor del Pueblo, aunque la protesta se prolongó hasta bien entrada la noche.

Según denunciaban los internos, la tensión comenzó a aumentar ante posibles casos sospechosos de padecer síntomas del Covid-19 y la falta de pruebas que lo confirmasen. También por miedo a que el personal que trabaja dentro les pueda contagiar y por el uso compartido de diversos espacios. Tampoco ayudaba a su tranquilidad la presencia de funcionarios de policía portando mascarillas y guantes.

Fuentes de la plataforma madrileña contra los CIE aseguran que hay 149 personas internadas en Aluche y que las condiciones del centro impiden que se apliquen protocolos higiénico sanitarios que contengan un posible foco de contagio. También alertan de que hay varios internos con problemas cardiovasculares que son población de riesgo ante la enfermedad.

Fuentes policiales y de Interior aseguran que no hay ningún caso confirmado de coronavirus en ninguno de los siete CIE del Estado.

Más noticias