Público
Público

Cierre KFC La cadena KFC cierra 700 restaurantes en Reino Unido por falta de pollo

La empresa alemana que estaba a cargo de la distribución de la materia prima, DHL, ha pedido disculpas y ha admitido que sufre "problemas operacionales" 

Cierre de un establecimiento de KFC. REUTERS

público

La cadena de comida rápida KFC (Kentucky Fried Chicken) ha tenido que cerrar este lunes más de 700 restaurantes en Reino Unido por la falta de suministro de pollo por un problema de distribución de la empresa alemana DHL. En total, más de 700 locales, de los 900 que tiene en el país, han permanecido cerrados, según la página web de la empresa estadounidense.

La empresa encargada de la distribución, DHL, con la que KFC trabaja desde hace poco para la entrega de varias materias primas, ha pedido disculpas y ha admitido que sufre "problemas operacionales". También ha afirmado que está trabajando "con KFC y sus socios para restablecer la situación".

"Tenemos un nuevo compañero de reparto a bordo, pero han tenido un par de problemas iniciales: llevar pollo fresco a 900 restaurantes en todo el país es bastante complejo", ha explicado la empresa en un comunicado.

"No pondremos en peligro la calidad de nuestros productos, por lo que la falta de entregas ha provocado que algunos de nuestros restaurantes estén cerrados y otros estén operando un menú limitado", dice el texto de KFC, que añade: "Sabemos que esto puede haber molestado a algunos de ustedes en los últimos días. Realmente lo lamentamos".  En el comunicado que aparece en la página se puede comprobar qué locales de la cadena permanecen abiertos.

En su cuenta de Twitter, KFC ha confirmado que los restaurantes en Irlanda del Norte y la República de Irlanda están abiertos como de costumbre. 

Más noticias de Política y Sociedad