Público
Público

Machismo Círculos de hombres: "Somos feministas y queremos superar la jerarquía patriarcal"

Los encuentros de varones contra el machismo proliferan en España. "Nuestro objetivo es deconstruir la masculinidad tradicional heredada", explica el presidente de una asociación canaria que persigue la igualdad entre géneros.

Argenio González Rodríguez, presidente de la Asociación de Hombres de Canarias por la Igualdad, impartiendo una charla sobre nuevas masculinidades.
Argenio González, presidente de la Asociación de Hombres de Canarias por la Igualdad, en una charla.

Quieren acabar con el machismo, luchan por la paridad, pretenden desterrar los modelos patriarcales y se declaran feministas. Así, al menos, se define Argenio González Rodríguez, presidente de Asociación de Hombres de Canarias por la Igualdad, si bien deja claro que no pretenden hurtar una causa ni ser "abanderados de nada".

Su entidad organiza cada mes un círculo de hombres en Tenerife, aunque las reuniones han proliferado en muchas localidades españolas. "Su objetivo es deconstruir la masculinidad tradicional heredada para concebir otras formas de relacionarnos entre los géneros", añade González, cuya asociación está integrada por una quincena de miembros.

"Hablamos de sexualidad, relaciones de pareja, trato con otros hombres, paternidad, poder, violencia… El círculo es un proceso de autocrítica y reflexión, donde se refleja cómo expresamos la masculinidad tóxica. Nuestro fin es superar la jerarquía patriarcal", añade el presidente de la Asociación de Hombres de Canarias por la Igualdad.

Más allá de estos encuentros de carácter interno, a los que también asisten otras personas que no pertenecen a la entidad, proyectan su mensaje en diversos escenarios. "Además de compartir entre nosotros las cuestiones individuales que nos interesan, sensibilizamos a jóvenes y hombres trabajando desde la educación y la intervención social", explica.

Este círculo, al igual que otros, busca erigir una identidad masculina alejada de los roles y estereotipos sexistas, al tiempo que persigue sustituir la dominación de la mujer por la igualdad. Por ello, apoyan a los movimientos feministas y denuncian la violencia machista, aunque desempeñando su cometido por su cuenta, sin interferir en la causa.

"No tenemos un comportamiento mesiánico. Somos una asociación de hombres feministas, pero nuestro objetivo es influir en el resto de los varones", matiza González. "Si esa labor tiene consecuencias a favor de la igualdad, bienvenidas sean. El debate sobre cómo definirnos —feministas, antipatriarcales, etcétera— es estéril: lo importante es alcanzar un cambio social".

Más noticias de Política y Sociedad