Público
Público

Delitos contra la intimidad Detenido un joven al grabar con el móvil a mujeres en un vestuario de Logroño

El hombre, sorprendido mientras grababa las imágenes, tiene 24 años y antecedentes por conductas similares.

Imagen recurso de un vehículo de la Policía Nacional. - EUROPA PRESS
Imagen recurso de un vehículo de la Policía Nacional. Eduardo Sanz / Europa Press

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 24 años como presunto autor de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y contra la intimidad por grabar a dos mujeres mientras se cambiaban y duchaban en un vestuario de un centro deportivo de Logroño.

A este joven, de nacionalidad española, le consta un antecedente policial del año 2018 por hechos similares al ocurrido el pasado viernes 25 de junio, ha detallado este lunes en una nota la Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

El arrestado, quien fue sorprendido mientras captaba las imágenes, se dedicaba a grabar con la cámara de su teléfono, desde una de las cabinas del vestuario de mujeres, las duchas donde se encontraban dos usuarias.

La Jefatura ha añadido que dos usuarias del centro deportivo, en el momento en el que iban a ducharse, observaron que una de las puertas individuales de los vestuarios que estaba enfrente de la ducha estaba con un precinto y se indicaba que no se podía acceder, por lo que una de ellas se acercó a la puerta y, al no estar completamente cerrada hasta el suelo, se agachó a mirar si había alguien en su interior.

Comprobó que dentro de ese vestuario había una persona de puntillas encima de la tarima, aunque pensó que podía ser otra usuaria y no le dio importancia, por lo que comenzaron a desnudarse para dirigirse a la ducha.

Dentro de ese vestuario había una persona de puntillas encima de la tarima

Como en el intervalo de tiempo en el que se ducharon ambas no había salido nadie del vestuario de enfrente de la ducha, una de ellas se dirigió de nuevo al vestuario, se agachó y comprobó que había una persona grabando hacia la zona de las duchas donde se encontraban las dos mujeres.

Ambas, asustadas, buscaron a un monitor, quien, tras llamar a la puerta, contestó una voz masculina que dio a entender que se había quedado encerrado en el vestuario.

El monitor pidió los datos al joven, quien dijo que no llevaba la documentación y dio su filiación de "viva voz", que después se comprobó que era falsa y no correspondía a ningún usuario.

La investigación policial, tras comprobar las grabaciones del sistema de seguridad y las declaraciones de los testigos, determinó la identidad de este joven, cuya forma de actuar consistía en subirse encima de la tarima de uno de los vestuarios y enfocar con su cámara del móvil hacia las duchas del vestuario sin que nadie se percatara de su presencia.

Ahora se investiga si, posteriormente, difundía los vídeos a través de internet o simplemente eran para su uso particular.

Más noticias