Público
Público

Denuncian a la sanidad de Castilla y León por la muerte de una mujer sin atención sanitaria

Ana María, de 63 años, falleció el pasado martes en Valladolid sin conseguir cita en su centro de salud ni que le enviaran una ambulancia. Estuvo llamando durante seis días a su médico de familia y al 112.

Convocados por sindicatos de Sacyl, profesionales de la sanidad se manifiestan con pancartas reivindicativas en protesta por el decreto publicado por la Junta sobre sus condiciones laborales, en Valladolid, Castilla y León (España), a 19 de noviembre de 2
Profesionales de la sanidad se manifiestan en protesta por el decreto publicado por la Junta sobre sus condiciones laborales, en Valladolid, Castilla y León, a 19 de noviembre de 2020. Europa Press

"Creemos que a nuestra madre se le ha dejado morir por falta de atención médica. Que ella hizo lo que tenía que hacer, lo que le dijeron y no sirvió de nada. Nunca la asistieron". Estas duras palabras vienen de los hijos y el hermano de Ana María, una mujer de 63 años que falleció el pasado martes en Valladolid después de haber estado seis días intentando conseguir atención médica sin éxito.

Incluso una vez fallecida, la asistencia no llegó hasta que fue reclamada por la Policía, según ha desvelado El Norte de Castilla, que también ha publicado que la familia de la mujer ha presentado una denuncia contra la Consejería de Sanidad.

Fue el pasado día 12 cuando empezó la tragedia para Ana María, que comenzó a sentirse mal —le dolía el brazo derecho y se le dormía la mano— y llamó al teléfono 112. Los familiares cuentan que entonces le pidieron los datos y le indicaron que contactara con su centro de salud, pero la mujer nunca consiguió cita con su médico de familia.

"Estaba siempre comunicando y, desesperada, sin saber qué hacer, decidió acostarse para ver si se recuperaba", declara la familia al citado medio.

Siguió insistiendo durante los días siguientes con su centro de salud porque el dolor no disminuía, hasta el día 17. Por la noche volvió a llamar al 112 y le dijeron que llamara al centro Arturo Eyries. Tampoco consiguió atención ahí.

La madre de Ana María, octogenaria, encontró su cuerpo sin vida en la cama

El miércoles por la mañana Ana María no contactó con su familia. Su madre, octogenaria, acudió a su casa para comprobar cómo estaba y se encontró en la cama el cuerpo de su hija sin vida. Llamo al 112 y tampoco encontró asistencia. Sí acudió un médico del centro de salud Casa del Barco, cuando lo reclamó la Policía. "Llegó, no se identificó, confirmó la defunción y se fue. No dejó ningún papel, sin atestado", asegura la familia.

Por esto, se encontraron otro problema y es que al no haber certificado, la funeraria no se podía llevar el cuerpo. "Tuvimos que empezar a buscar al facultativo que lo firmó, ir al centro de salud... dar con él", lamentan.

Preguntado por esta situación en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, ha dicho que desconocía si este caso está ya judicializado o no, más allá de lo publicado en los medios de comunicación, aunque ha manifestado su confianza total en la Justicia. No obstante, ha indicado que su departamento puede abrir una investigación interna para ver qué circunstancias se han producido en este caso, que ha dicho lamentar "profundamente".

No es la primera mujer que fallece sin atención sanitaria. La sanidad pública está colapsada desde que empezó la pandemia y, salvo excepciones, las Administraciones no han reforzado las plantillas, por lo que los médicos están sobrecargados de trabajo y no pueden llegar a todos los pacientes que deben.

Más noticias