Público
Público

La escuela catalana convoca una manifestación unitaria por la inmersión lingüística el 18 de diciembre

Som Escola, plataforma que agrupa a decenas de entidades, lo anuncia en el marco de una estrategia contra la aplicación del 25% de castellano en las escuelas después de la ratificación de la sentencia del TSJC

Imatge de les persones representants de les diferents entitats que formen Som Escola.
Imagen de las personas representantes de las entidades que forman Som Escola.. Público

La escuela catalana ha hecho un llamamiento a la defensa de la inmersión lingüística en Catalunya con una manifestación unitaria el 18 de diciembre en el Arc de Triomf, en Barcelona, para rechazar la aplicación del 25% de castellano en las escuelas. Después de que el Tribunal Supremo ratificara la semana pasada la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que imponía este porcentaje a las escuelas catalanas, las 43 entidades educativas, cívicas y culturales agrupadas en la plataforma Som Escola han anunciado la convocatoria, que se enmarcará en una estrategia con diferentes acciones aún por revelar. 

Cuixart: "No nos dividirán en la escuela por razón de lengua"

"Queremos dejar bien claro al Estado que el modelo educativo catalán no se trata sólo de un consenso social sino que nos moviliza. Hablamos de preservar y proteger la cohesión social en Catalunya", ha dicho el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en una rueda de prensa para informar de la iniciativa junto a Pilar Gargallo, de la Federació de moviments de renovació pedagògica, y Mireia Plana, vicepresidenta de Plataforma per la Llengua. "No nos dividirán en la escuela por razón de lengua", ha añadido Cuixart.

La plataforma ha celebrado este lunes una plenaria para decidir las distintas acciones que impulsarán para defender el modelo educativo. Los tres portavoces han tildado de "embate", "ataque" y "agresión" la resolución judicial. "Creemos que este ataque a un modelo de cohesión social no debe llevarse a cabo", ha afirmado Gargallo, aunque no han concretado qué harán una vez la sentencia deba aplicarse.

Previsiblemente, según explicó el Gobierno, esto será dentro de dos meses, cuando finalice el plazo para que el tribunal sancionador, en este caso, el TSJC, reclame a la Generalitat que proceda al cumplimiento de la sentencia. "Es intolerable esta intrusión de los tribunales para regular el modelo y la política educativa del país", afeó Gargallo. El TSJC se ubica, precisamente, junto al Arc de Triomf, donde se celebrará la manifestación, aunque los organizadores lo han atribuido a motivos de espacio y han declinado que lo hayan escogido para realizar una demostración de fuerza a las puertas del tribunal.

"Ataques permanentes"

El objetivo de la manifestación es aglutinar a la sociedad catalana en una defensa conjunta de la inmersión lingüística, modelo que tiene el consenso del 80% de catalanes y el apoyo del Parlament, según ha apuntado Cuixart. También "interpelar a los partidos" para que respondan a la aplicación de la sentencia cuando sea necesario. "Se trata de un modelo que va más allá de las dinámicas de los partidos políticos y las cuestiones ideológicas", ha añadido el presidente de Òmnium. Cuixart ha criticado que el catalán en la escuela sea objeto de "ataques permanentes" por parte del poder judicial desde hace años: "Lo hacen porque saben que lo que atacan es un modelo de cohesión social y de vertebración de la sociedad".

Mireia Plana ha lamentado los "argumentos falsos" y la "instrumentalización" de la lengua que hace la sentencia y ha hecho un llamamiento a no tener miedo a defender un modelo que goza de un amplio consenso social. La vicepresidenta de Plataforma per la Llengua ha recordado que el catalán "no es una lengua minoritaria sino minorizada" y ha dicho que las movilizaciones y acciones para defender la inmersión no pueden quedar sólo en manos de los centros o el Departament d'Educació sino que han de movilizar al conjunto de la sociedad catalana.

Más noticias