Público
Público

Los funcionarios solo podrán teletrabajar un día a la semana desde el 1 de octubre

El Ministerio de Hacienda prepara una norma que contrasta con los tres días de teletrabajo que marca el acurdo que se alcanzó en abril con los sindicatos. 

16/09/2021 Teletrabajo
Raul Sainz-Ezkerra teletrabajando desde su casa con un portátil, en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press

El Ministerio de Hacienda y Función Pública va a aprobar una resolución que restringirá el teletrabajo para los empleados públicos de la Administración General del Estado a un máximo de un día a la semana, según han informado los sindicatos CSIF y UGT.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Hacienda han explicado que esta resolución busca mejorar la accesibilidad de la ciudadanía a los servicios públicos, con un mayor volumen de presencialidad de los trabajadores públicos.

Además, el Ministerio ha asegurado que cada departamento tendrá margen para organizarse de acuerdo con sus particularidades, el tipo de servicios prestados y la propia evolución de la epidemia.

En sendos comunicados, los sindicatos han añadido que a esta medida, que entrará en vigor el 1 de octubre, se suma el fin de la opción de cita previa el próximo 31 de diciembre.

La vuelta a la presencialidad cuatro días por semana no se aplicará a las personas con cáncer o inmunodeprimidas, a las que tengan que realizar cuarentenas, en casos de repunte o al personal que presta servicios en el exterior, que podrán seguir teletrabajando toda su jornada.

Esta norma supone una merma con respecto a la situación actual, en la que estaba permitido hasta cuatro días de teletrabajo.

Además, contrasta con los tres días de teletrabajo que marca el acuerdo alcanzado en abril entre el Gobierno y los sindicatos que regulaba el trabajo no presencial.

CSIF y UGT rechazan esta propuesta y piden que se cumpla el acuerdo de tres días de teletrabajo

Ambos sindicatos han rechazado esta propuesta y han pedido que se aplique el acuerdo de teletrabajo, al tiempo que denuncian la demora en la aprobación de un real decreto que lo regule.

CSIF ha propuesto un modelo de 40% en presencia física y 60% en trabajo telemático (3 días a la semana) con un criterio similar al que se ha acordado para la etapa de normalidad, una vez finalizada la pandemia, pendiente de trasladar a la norma correspondiente.

UGT ha manifestado su desconcierto ante la actitud de la Administración, "que cambia constantemente de criterio, llegando incluso a plantear su intención de hacer desaparecer la modalidad no presencial de prestación de servicio".

Fuentes del Ministerio de Hacienda y Función Pública han precisado que esto solo será temporal, hasta que se apruebe el Real Decreto que recoge el acuerdo que se firmó en abril con los sindicatos.

Más noticias