Público
Público

Igualdad de género Dolors Montserrat, obligada a dar cuentas al Parlamento sobre el Instituto de la Mujer

En Común Podemos registra en el Senado una lista de preguntas a la Ministra de Igualdad sobre los fondos y actuaciones del Instituto de la Mujer. Es la última de una larga serie de peticiones tanto en el Congreso como en el Senado.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.

¿Qué parte del presupuesto que maneja el Instituto proviene del Fondo Social Europeo y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional? ¿Que cantidad de fondos son propios y cuántos Europeos? ¿A qué se está dedicando la financiación que viene de Europa? ¿De qué manera piensa el Instituto de la Mujer cubrir el trabajo que venían haciendo las diez técnicas despedidas (no prorrogadas) tras reclamar derechos laborales? ¿Qué porcentaje del personal que trabaja en el Instituto de la Mujer tiene formación y capacitación en materia de igualdad de género? ¿Es trabajo de la señora Cerón, directora del Instituto de la Mujer, la dirección diaria de esa Institución?

Estas son sólo algunas de las preguntas que el grupo de En Comú Podem ha registrado en el Senado y que van dirigidas a la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. El objetivo es poder conocer el estado de las finanzas y los planes de futuro del Instituto de la Mujer, después de que su directora, Lucía del Carmen Cerón, haya rehusado responder y comparecer a las numerosas peticiones registradas por distintos grupos parlamentarios tanto en el Congreso como en el Senado.

Según Mariá Freixanet, senadora de En Comú Podem, "hemos registrado estas preguntas por escrito en un intento de obtener respuestas concreta sobre las actuaciones del Instituto de la Mujer, y lo hacemos de esta forma porque ya hemos visto que cuando viene la ministra a responder al Senado, se sale por la tangente", afirma Freixanet.

Freixanet hace referencia a la comparecencia de Dolors Montserrat en el senado el pasado cuatro de abril, en las que se limitó a exculpar a Cerón afirmando que "no siempre acertamos a decir las cosas".

Según las normas parlamentarias, los cargos públicos están obligados a responder por escrito pregunta a pregunta en un plazo estimado. De hecho las preguntas registradas por Freixanet deben obtener respuesta por parte de Montserrat antes del 21 de junio próximo. "Llevamos tiempo intentando entender qué pasa allí adentro, pero no tenemos respuestas. Sólo intuiciones e indicios salidos de reuniones con distintas personas que conocen la institución.  Y estos apuntan a que se está dejando morir a esta institución. No parece que la vayan a cerrar, pero la están vaciando de contenido", afirma Freixanet.

"Cuando echas a las diez únicas técnicas especializadas en género, la pregunta lógica es quién va a realizar esos proyectos y gestionar los fondos europeos?", añade.

Entre las preguntas a las que la ministra deberá dar respuesta, figura una información detallada del número de funcionarios y funcionarias o personal del que dispone el Instituto de la Mujer formados en políticas de género. Pero también un pormenorizado detalle sobre que fondos recibe esa institución, de dónde vienen, en qué se invierten, qué proyectos se llevan a cabo desde el año 2000 y cuáles se han dejado de realizar. Una batería de preguntas van encaminadas a conocer cuál es la función de Cerón como directora de la institución, cuántos días dedica a esa función y de qué forma reparte su tiempo entre sus funciones como representante del Instituto de la Mujer y aquello que tiene que ver con la igualdad de oportunidades. 

"El Instituto de la Mujer es un agujero negro, de que no sabemos nada y del que nada permea"

"El Instituto de la Mujer es un agujero negro, del que no sabemos nada y del que nada permea", añade Freixanet.

"Nuestro grupo pidió la comparecencia de Lucía del Carmen Cerón cuando realizó las polémicas declaraciones a Público [entrevista que este medio realizó el 23 de marzo y publicó de forma íntegra]. Pedimos su comparecenciam también, cuando supimos a través de Público que el Instituto había despedido a las diez técnicas formadas en género y en la gestión de los Fondos Europeos. Sin embargo, no hemos recibido ninguna respuesta.

"Tenemos la intuición de que el Instituto de la Mujer externalizará varias de sus funciones y avanzará en ese vaciado de contenido de la institución. El hecho de incluir el concepto de Igualdad de Oportunidades al nombre de la institución ya fue una forma de desvirtuar el proyecto", afirma la senadora de En Comú Podem.

"Registrar preguntas específicas es una práctica habitual en el quehacer parlamentario. "Lo que no es normal es la incomparecencia de un cargo público para dar explicaciones cuando se le solicita desde instancias parlamentarias. Eso es un insulto al Parlamento", concluye.

Hace ahora dos meses el Instituto de la Mujer despedía a las diez técnicas que coordinaban los Fondos Sociales Europeos (FSE) y los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER). Al menos ocho de ellas habían demandado judicialmente al instituto por derechos laborales, al haber encadenado contratos temporales por períodos de 15 años, en algunos de los casos. Público denunció esta situación y solicitó al Instituto de la Mujer explicaciones sobre estos despidos y la forma en la que se iban a gestionar estos fondos europeos que ellas llevaban, sin obtener respuesta de ningún tipo.

Encontrar datos sobre los fondos que maneja el Instituto de la Mujer y a qué los dedica, es una tarea imposible. La institución publica sus memorias anuales, que están disponibles en su web, desde el año 2008 al 2015 (último informe). Sin embargo, estos documentos no registran los ingresos desagregados por fuentes de su procedencia, no incorporan la suma total de ingresos y gastos, lo que hace imposible saber cuánto dinero total maneja y a qué los dedica.

La web sobre transparencia institucional sólo recoge la financiación que recibió el Instituto de la Mujer en el año 2016 a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, lo que hace imposible hacer un seguimiento de estos fondos a lo largo del tiempo.

Desde hace algo más de dos meses, tanto el grupo Socialista en el Congreso, como Podemos en Congreso y Senado, han reclamado la comparecencia de Lucía del Carmen Cerón para dar explicaciones sobre los fondos, los proyectos, los despidos de trabajadoras y por sus declaraciones coincidiendo con los diez años de la Ley de Igualdad. El grupo parlamentario Socialista había pedido, además, que Cerón compareciera para explicar los Presupuestos Generales del Estado para su institución, comparecencia que no ocurrió. Entonces, Ángeles Álvarez, portavoz de Igualdad del grupo Socialista, calificó la incomparecencia de Cerón como "un desprecio a la Comisión de Igualdad, una cobardía política y una negativa que la desautoriza para ejercer esa responsabilidad". Diversas organizaciones e individuos han solicitado a la Ministra Montserrat el cese de Lucía del Carmen Cerón.

Más noticias de Política y Sociedad