Público
Público

Un informe señala a Repsol-Sinopec como la empresa que más gases emite en el mar del Norte de Reino Unido

Greenpeace denuncia la permisividad del Gobierno británico y critica las prácticas de la petrolera española y la de otras compañías como Total, BP, Shell y EnQuest.

Fotografía de archivo de una plataforma petrolífera en el mar del Norte.
Fotografía de archivo de una plataforma petrolífera en el mar del Norte. EFE

Greenpeace ha puesto en su punto de mira a las empresas "responsables" de las mayores emisiones de dióxido de carbono y metano en el mar del Norte de Reino Unido. La organización ecologista señala a Repsol-Sinocep como la compañía que más gases emite y denuncia, a su vez, la permisividad del Gobierno británico.

Según un informe de Unearthed, la unidad de investigación de Greenpeace, Repsol-Sinopec, Total, Shell, BP y EnQuest quemaron o dejaron escapar a la atmósfera entre 2015 y 2019 hasta 20 millones de toneladas de gas producto de sus procesos de extracción en los pozos marinos.

La práctica conocida como quema y venteo está prohibida en otros países como Noruega

Esta práctica, conocida como quema y venteo y prohibida en otros países como Noruega, se lleva a cabo a veces por razones de seguridad. Sin embargo, asegura el informe, también tiene como objetivo "ahorrar dinero deshaciéndose del gas que no se considera rentable transportar de vuelta a la costa".

En conjunto, todas las empresas señaladas representaron en el periodo 2015-2019 el 43% del total de las emisiones derivadas de la combustión o liberación directa de gas natural a la atmósfera. "Si juntamos todas las petroleras que operan en el mar del Norte de Reino Unido, liberan cada año el equivalente al valor de una central eléctrica de carbón", enfatiza Greenpeace.

La empresa conjunta que forman la española Repsol y la china Sinopec es la que "más CO2 y CH4 emite en su proceso de extracción", señala la organización. Tras ella, le seguiría la francesa Total y las británicas Shell y BP y EnQuest

Greenpeace reclama a Reino Unido que cambie su enfoque a la hora de otorgar los permisos de operación a las petroleras

Desde Repsol aseguran que desde que en mayo de 2015 se unieron a las operaciones de Sinopec han hecho todo lo posible por reducir el impacto medioambiental de sus trabajos en el mar del Norte. Cuestionada por este diario, la empresa española defiende que entre 2018 y 2010 han reducido en un 24% la emisión de gases derivados de la práctica de la quema y venteo y esperan sumar un 10% adicional en 2021. Un plan, destacan, que entra dentro de su objetivo de convertirse  en 2050 en una compañía "cero emisiones netas".

Igualmente, Repsol defiende que Reino Unido ha valorado de forma "notable" sus esfuerzos para reducir la emisión de gases. Precisamente, Greenpeace también se ha mostrado muy crítica con el Gobierno británico, al que acusa de permitir la quema de gases contaminantes.

La organización defiende que Reino Unido no solo debe prohibir la quema o liberación a la atmósfera de gases, sino también debe cambiar su enfoque a la hora de otorgar los permisos de operación a las petroleras. En su informe, la ONG cita al congresista laborista y activista por el medioambiente Ed Miliband, quien considera "bochornoso" que el Ejecutivo británico "haga de la vista gorda" a lo que está sucediendo en el mar del Norte.

Miliband, que fue líder del Partido Laborista entre 2010 y 2015, asegura que estas prácticas dañan la credibilidad de Reino Unido y le sitúan en un mal lugar como anfitrión de la cumbre sobre el clima (COP26) que tendrá lugar en Glasgow, Escocia, en noviembre de este año. 

Más noticias de Política y Sociedad