Público
Público

Con dos informes desfavorables y sin supervisión arqueológica: así comenzaron las obras del Puertito de Adeje en Tenerife

El presidente del organismo insular, Pedro Martín, aseguró el 16 de mayo que todos los documentos entregados por la promotora eran correctos, pero un texto oficial del 31 de mayo recoge dos resoluciones desfavorables entre 2014 y 2017 por motivos arqueológicos.

La nave del Puertito de Adeje que el proyecto Cuna del Alma pretende derrumbar
La nave del Puertito de Adeje que el proyecto Cuna del Alma pretende derrumbar. Andrea Domínguez

Las obras del proyecto Cuna del Alma se iniciaron a pesar de dos informes desfavorables en materia arqueológica emitidos por el Cabildo de Tenerife. El pasado 5 de mayo, la promotora Segunda Casa Adeje S. L. comenzó los movimientos de tierra en el Puertito de Adeje. La movilización ciudadana para salvar este pedazo de tierra hizo que la institución insular dirigida por Pedro Martín (PSOE) anunciara la revisión de toda la documentación. El 31 de mayo, el máximo organismo insular lanzó una orden de paralización cautelar. ¿El motivo? Una denuncia por el hallazgo de presuntos restos arqueológicos en el mismo lugar donde se llevaba a cabo el trabajo con maquinaria pesada.

Desde el anuncio del Cabildo el 16 de mayo, los técnicos y funcionarios tuvieron el visto bueno para revisar la documentación de la que se disponía. En ese momento, Martín aseguró que todos los informes presentados por la promotora y el Ayuntamiento de Adeje ante el Cabildo de Tenerife habían sido favorables. Sin embargo, no todos lo eran. Dos de ellos obtuvieron el suspenso, según la orden de paralización cautelar de las obras a la que ha tenido acceso Público y que fue emitida por la Dirección Insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico del propio organismo. Entre 2014 y 2017, el consistorio tinerfeño resolvió como desfavorables dos informes arqueológicos presentados por la promotora de Cuna del Alma.

Hasta el día en el que se dictó la paralización de las obras no se había remitido al Cabildo ningún otro informe arqueológico para subsanar los dos anteriores, según recoge ese mismo documento.

Voluntarios de de la Asociación Patrimonial Tegüico se acercaron a la zona para muestrear y localizar posibles yacimientos guanches

La denuncia de la Asociación Patrimonial Tegüico ante el organismo insular fue el impulso que llevó al Cabildo a vigilar las obras de Cuna del Alma. Voluntarios de esta entidad se acercaron a la zona para muestrear y localizar posibles yacimientos guanches. Así es como también elaboraron un informe que recogía entre cinco y seis posibles yacimientos que no aparecían en los registros. El 24 de mayo, una semana antes de ordenar la paralización, el Cabildo de Tenerife, junto a representantes del Ayuntamiento de Adeje y de la promotora, visitó la zona en la que se proyecta el alojamiento turístico de lujo.

Dos nuevos grabados rupestres identificados

Durante el encuentro se identificaron dos grabados descritos por Tegüico "que no estaban recogidos" en el Inventario Insular de Bienes Patrimoniales, así como unas estructuras "en torno a las cuales se localiza material arqueológico, principalmente obsidiana", un vidrio de origen volcánico. En la orden de paralización se señala también la "gravedad de los hechos puestos de manifiesto en el informe técnico", por la presencia de material arqueológico y grabados rupestres no contemplados en el inventario de la Isla.

De acuerdo con la ley, el hallazgo "justificaría por sí solo la suspensión cautelar de las obras" en la zona. En el caso de Cuna del Alma, la paralización abarca a todo el proyecto hasta que se analice el estudio arqueológico que se pidió a Segunda Casa Adeje SL.

El hallazgo de nuevos yacimientos y la falta de un arqueólogo en la zona para supervisar los movimientos de tierra fueron suficientes para que la institución plantease su paralización, pero no es el único motivo.

Falta del informe técnico arqueológico

"Se comprueba que el citado proyecto no cuenta con informe técnico del Servicio", dice el informe

Tras la inspección, el Cabildo contrastó la información del expediente administrativo del proyecto Cuna del Alma. "Se comprueba que el citado proyecto no cuenta con informe técnico del Servicio", reza el documento oficial al que ha tenido acceso Público. En ese momento, el autor del estudio de impacto arqueológico envió de forma "extraoficial" a los técnicos del Cabildo el documento que faltaba. Sin embargo, el organismo pidió su entrega por la vía oficial por parte de la promotora, "por razones de seguridad jurídica", según consta en el informe. Ahora ese informe continúa en fase de valoración.

El Puertito de Adeje junto al Sitio de Interés Científico de La Caleta y a una Zona de Especial Conservación
El Puertito de Adeje junto al Sitio de Interés Científico de La Caleta y a una Zona de Especial Conservación. Andrea Domínguez Torres

Las negativas a los informes arqueológicos enviados al Cabildo partieron de 2014, cuando el organismo público, dirigido entonces por Coalición Canaria, suspendió la modificación del Plan General de Ordenación que afectaba al Puertito de Adeje. Con fecha del 18 de noviembre de ese año, el texto mostraba ya la falta del estudio arqueológico. Dos años después, en mayo de 2017, se remitió un segundo informe desfavorable desde el Área de Política Territorial porque "no existía garantía" de que se fueran a adoptar "las medidas de protección adecuadas respecto a los bienes patrimoniales".

El director insular de Coordinación y Presidencia del Cabildo de Tenerife, Aaron Afonso, señala a Público, con respecto a los dos informes desfavorables, que "el presidente lo que habrá podido trasladar en el mes de mayo es que, con la información que él tenía en ese momento, todo era correcto. Pero al mismo tiempo mandó a todas las áreas del Cabildo a revisar todo el contenido del expediente". El Consejo de Gobierno insular emitió esos dos informes institucionales en el mandato anterior "y se nutrió a través de los informes sectoriales admitidos por las distintas áreas", contextualiza Afonso.

"El Servicio de Patrimonio Histórico nunca pudo efectuar una valoración patrimonial de la parcela, porque no se aportó uno de los documentos preceptivos que tendrían que aportarse en el expediente", explica. Por su parte, la promotora de Cuna del Alma, al conocer la paralización cautelar de las obras, afirmó que había enviado los informes arqueológicos tanto al Ayuntamiento de Adeje como al Gobierno de Canarias.

El Cabildo de Tenerife participó en la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Adeje, en el sector del Puertito, el proyecto que dio lugar a Cuna del Alma. Su función ha sido la de moderar y revisar que se cumpla la ley, así como aprobar los informes correspondientes a sus competencias. En esta línea, Afonso explica que la labor del organismo público insular consistió en "realizar el informe que pide la Comisión de Ordenación Territorial y de Medio Ambiente de Canarias (COTMAC), dependiente del Gobierno de Canarias". Sin embargo, defiende que las labores de seguimiento en el proyecto corresponden a la administración que lo propulsó, en este caso al Ayuntamiento de Adeje.

"La empresa explica que ellos mandaron los informes arqueológicos al Gobierno de Canarias y recibieron un informe favorable en el que se aprobaba la declaración del impacto ambiental", continúa. Él mismo explica que el informe arqueológico existe y está datado en enero de 2020, pero no fue entregado ante el Cabildo. En este momento, los técnicos del Cabildo están trabajando en la revisión de ese informe.

Desde la fecha de la paralización, el Cabildo de Tenerife tendrá seis meses para resolver las medidas cautelares

Con respecto a las denuncias por la continuación de las obras tras la orden de paralización, Afonso afirma que "el seguimiento de las obras le corresponde a las administraciones que lo están impulsando, el Cabildo entra como consecuencia de alguna denuncia que se efectúa ante él o de tener constancia nuestros agentes de inspección", añade el director insular de Coordinación y Presidencia del Cabildo. "A nosotros no nos consta ninguna denuncia, pero cabe destacar que podían realizarse actuaciones ligadas al vallado o aseguramiento de las zonas", explica apoyándose en la resolución que recoge la suspensión cautelar de las obras. Aún no hay una fecha estimada de cuándo vaya a haber una resolución. "Hasta que no concluya ese análisis se mantendrá la suspensión de las obras".

Público se ha puesto en contacto con la promotora del proyecto sin recibir respuesta. También este periódico ha intentado recabar la opinión del Ayuntamiento de Adeje sin tener respuesta al cierre de esta información.

Dos personas disfrutan de la playa en el Puertito de Adeje junto a una de las 22 viviendas de la localidad
Dos personas disfrutan de la playa en el Puertito de Adeje junto a una de las 22 viviendas de la localidad. Andrea Domínguez

De acuerdo con la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias (LPCC) de 2019, cualquier plan o proyecto que esté relacionado con el paisaje, el desarrollo rural, las infraestructuras o "que puedan suponer una afección sobre los elementos del patrimonio cultural de Canarias deberán ser sometidos a informe favorable del Cabildo". La institución tiene la potestad de corregir, proteger y compensar lo que considere necesario. La propia ley otorga el derecho a la administración de tomar las medidas cautelares necesarias para garantizar la preservación de los bienes hallados. Incluso, ordenando la suspensión de la obra.

A pesar de que la competencia para autorizar y ordenar las actividades arqueológicas pertenece al Gobierno de Canarias, otras administraciones competentes, en este caso el Cabildo de Tenerife, pueden adoptar medidas cautelares.

En el caso de los procedimientos administrativos anteriores a la entrada de la ley, servirá de base la ley vigente en el momento en el que se inicia el proceso. Es decir, la ley anterior, que data de 1999. Sin embargo, el Cabildo no ha podido encajar el proceso en una de las dos leyes porque no tenía el informe arqueológico del que sí disponía el Gobierno de Canarias, según la promotora.

La Dirección Insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico "no tiene información suficiente para poder constatar la fecha en que se tiene por iniciado el procedimiento, ya que a pesar de las fechas en que fueron emitidos los anteriores informes se desconoce si el procedimiento caducó y volvió a iniciar", según aparece en el informe. O si, por otra parte, es el mismo procedimiento que se inició en 2014. Sin embargo, incluso tratándose de la ley anterior, el informe arqueológico sigue siendo necesario.

El director del proyecto Cuna del Alma, Andrés Muñóz, antes director gerente del Metropolitano de Tenerife, se había mostrado optimista con la reanudación de las obras. Sin embargo, han pasado 17 días desde que se paralizaron y no se conoce fecha clara para su continuación. Desde la fecha de la paralización, el Cabildo de Tenerife tendrá seis meses para resolver las medidas cautelares.

Más noticias