Público
Público

Tragedia de El Tarajal La jueza afirma que "los guardias se abstuvieron de ayudar" a los 15 migrantes muertos en la playa de El Tarajal en 2014

Murieron 15 personas en el mar mientras trataban de alcanzar la costa de Ceuta y eran rechazados por agentes de la Guarda Civil. La jueza que investiga los hechos recuerda en su auto que la protección de la frontera frente a intentos de entrada ilegal "no puede ser justificación para recurrir a prácticas incompatibles con los derechos humanos".

Rescate de cuerpos en la playa ceutí de El Tarajal. EFE/Archivo

Europa Press

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta, que ha acordado continuar las diligencias previas para la preparación de juicio oral contra los 16 guardias civiles investigados por su actuación en la playa de El Tarajal el 6 de febrero de 2014, apunta en su resolución que pudieron "contribuir, co-causalmente, a título de imprudencia, a la muerte por ahogamiento" y que "podían haber intervenido en su auxilio y se abstuvieron de hacerlo sin causa que justifique su omisión".

También destaca que "no cabe rechazar la entrada de personas migrantes de cualquier modo, sino solo de una manera adecuada a la protección de tales derechos". No obstante, en el mismo auto se decreta el sobreseimiento provisional de la causa respecto de las lesiones imputadas y el delito de prevaricación imputados a los agentes.

Según las testificales, informes periciales y declaraciones recabadas apuntan que los guardias investigados "dispararon pelotas de goma y botes de humo —con propósito disuasorio— desde la playa ceutí de El Tarajal al mar en el que una serie de personas intentaban alcanzar Ceuta a nado y que fueron obligadas a volver a Marruecos. No obstante", explica la instructora, "no todas consiguieron volver nadando y se ahogaron quince personas, resultando otras lesionadas".

Imagen de la frontera del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos. EFE

Desde su punto de vista, "la premisa de partida" es que "las fronteras han de protegerse, pero sin dejar desprotegidas a las personas". "Las personas inmigrantes estaban bajo control de fuerzas del orden españolas y los hechos denunciados están sin duda bajo la jurisdicción de España", razona la juez.

"Prácticas incompatibles con los derechos humanos"

Tal y como remarca, "si bien es cierto que la protección de la frontera, como Estado soberano que es España, se activa frente a intentos de entrada ilegal en su territorio, y por más difícil que pueda ser la tarea, ello no puede ser justificación para recurrir a prácticas incompatibles con los derechos humanos, ni puede dar pábulo a sobreentender, ni remotamente, que las fronteras o espacios entre las mismas son zonas de excepción en relación a los derechos humanos".

El auto indica que con el lanzamiento de bolas de goma y botes de humo al mar en que nadaban [los indocumentados], en defensa de las fronteras españolas" se pudo "contribuir, co-causalmente, a título de imprudencia, a la muerte por ahogamiento de las mismas, concurriendo indicios sobre posible falta de proporcionalidad de la actuación desplegada por los investigados, los cuales, indiciariamente asimismo, omitieron socorrer a las personas que se hallaban nadando en el mar con riesgo vital".

"Las fronteras han de protegerse, pero sin dejar desprotegidas a las personas"

"Es claro que en el mar había personas migrantes que podían sufrir un mal, incluso la pérdida de la vida, y que debían ser auxiliadas por los agentes investigados, los cuales", apostilla, "podían haber intervenido en su auxilio y se abstuvieron de hacerlo sin causa que justifique su omisión".

La magistrada ha dado diez días al Ministerio Fiscal y a las acusaciones personadas para que soliciten la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.

Más noticias de Política y Sociedad