Público
Público

Juguetes de Navidad Ksi-Meritos, el juguete sexista que arrasa esta Navidad en España

El producto, procedente de México, ha cruzado el charco a través de sus vídeos en Youtube. "Tengo que cuidar a mi Ksi-Merito", repiten constantemente las niñas que protagonizan uno de los anuncios. Las pequeñas, además de estar maquilladas, cuidan de estos juguetes mientras cocinan, van a la peluquería o al supermercado.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

Anuncio de los Ksi-Meritos, el juguete sexista que arrasa esta Navidad en España.

Hasta hace unos meses, los Ksi-Meritos, el juguete de la empresa mexicana Distroller, se podía adquirir a través de internet, con un tiempo de espera de hasta tres meses. En octubre, estos neonatos aterrizaron en El Corte Inglés para arrasar en ventas.

El producto ha cruzado el charco a través de sus vídeos en Youtube. "Tengo que cuidar a mi Ksi-Merito", repiten constantemente las niñas que protagonizan uno de los anuncios. Las pequeñas, además de estar maquilladas, cuidan de estos juguetes mientras cocinan, van a la peluquería o al supermercado. 

"El problema no es el producto en sí, sino cómo se vende", apuntan a Público fuentes de la Fundación Mujeres. En este sentido, explican que un anuncio de este tipo sería retirado de cualquier canal de televisión de nuestro país por ser "tan sexista" y gracias a la calidad de los observatorios y a la sensibilidad sobre este asunto. "En España hemos dado un paso de gigante en los últimos años. No salimos a la calle el 8 de marzo por inspiración divina", apostillan.

El anuncio, que no cuenta con ninguna presencia masculina, perpetúa los roles de género, ya que según recuerda esta organización, las niñas encarnan la estética de Doris Day, la actriz americana que retrataba a la "perfecta ama de casa" en sus películas. 

Asimismo, la Fundación Mujeres aclara que "si se observa este producto desde la perspectiva del cuidado y si hubiera presencia de figuras masculinas, no habría problema". De igual forma, la publicidad de los Ksi-Meritos no sólo es sexista: "Representa además a una sociedad católica y clasista", zanjan estas fuentes.

La empresa que comercializa con este producto en España, Cife, ha negado que Distroller y estos juguetes estén relacionados con "temas de procreación, nacimiento o aborto", según recoge la Ser. De igual manera, insiste en que estos artículos "no tienen nada que ver con posturas ideológicas, sexistas, religiosas o políticas".

Más noticias en Política y Sociedad