Público
Público

Madrid contrata el mínimo de sanitarios para cubrir las vacaciones pero no para afrontar un rebrote

La Comunidad de Madrid ha reforzado los servicios de Atención Primaria con 737 profesionales, aunque las organizaciones sanitarias inciden en que no es suficiente por el déficit estructural de falta de personal. Los trabajadores avisan de que sin el personal suficiente las demoras crecerán durante el periodo estival y hay un gran riesgo ante un rebrote masivo.

Centro de Salud de la Comunidad de Madrid./ JAIRO VARGAS - Público
Centro de Salud de la Comunidad de Madrid./ JAIRO VARGAS - Público

beatriz asuar

La Comunidad de Madrid no prevé contratar personal extra por el coronavirus para suplir las vacaciones de todos los sanitarios durante el periodo estival. No se realiza esta previsión pese a los riesgos propios de la región: la llegada del turismo por el aeropuerto de Barajas y la larga lista de pacientes crónicos que aún no han podido ser atendidos por Atención Primaria debida a la incidencia de la pandemia en la región. 

El procedimiento para suplir las vacaciones será, en el mejor de los casos, igual que otros años. Sin embargo, sindicatos y sanitarios señalan que no es suficiente. A muchos centros los refuerzos prometidos no han llegado. A otros, están llegando ahora. En total se han contratado 737 según confirmó la Consejería de Sanidad a Público, pero no especificaron ni las categorías ni la distribución (Sanidad prometió que contraría a 800 cuando comenzó la desescalada). No son muchos si se tiene en cuenta los centros de salud que hay en la región. A 31 de diciembre de 2018, el Área Única de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud tenía en funcionamiento 266 Centros de Salud, además de 163 consultorios locales, un centro adscrito y 40 Servicios de Atención Rural. 430 centros en total por lo que no habría ni dos profesionales de refuerzo para cada uno de ellos.

Todos los sanitarios consultados por Público coinciden en que no hay personal suficiente. Es una demanda en los centros de la Comunidad de Madrid desde hace años, pero que ha crecido y se ha evidenciado durante la pandemia. No hay trabajadores para asumir toda la carga.

Los trabajadores de los centros de salud señalan que no tendrán una suplencia que se encargue de su población asignada. "Este martes nos han dicho que vendrá una persona de refuerzo de covid y otra de vacaciones. Antes yo tenía mis vacaciones y venía una persona a cubrir mi agenda y otra persona coincidía conmigo y le cubría su agenda. Ahora no. Si hay dos personas de vacaciones, una de ellas cierra su agenda y las atenciones que no puedan demorarse se distribuyen entre el resto de enfermeras. La demora va a ser más larga aún de lo que ya es", explica Cristina Carvajal, enfermera del centro de salud de Ensanche de Vallecas.

La Comunidad de Madrid, consultada por este asunto, señala que la cobertura depende de "las propuestas organizativas que cada equipo directivo de lo centros considera adecuado". "No existe limitación para dichas propuestas de cobertura dentro de la competencia descentralizada del capítulo presupuestario que maneja el Director de cada centro de salud; si bien, no siempre es posible la cobertura, por falta de suplentes en las categorías de medicina de familia y pediatría. Este criterio es el mismo que en años precedentes", explican fuentes de la Consejería de Sanidad.

Esto es: contratar igual o menos que otros años, pero sin refuerzos extras para un rebrote. Aunque las organizaciones sanitarias inciden en que el problema va mucho más allá. "La base del problema es que no hay suficiente personal. Ahora están buscando enfermeras hasta por debajo de las piedras, pero no es nuevo porque siempre les pasa lo mismo con la política de planificación de recursos humanos que tiene Sanidad. Con la situación por la covid, con las bajas y con las vacaciones, ahora es peor. El caso de la Sierra de la Comunidad de Madrid es importante porque se cerraron muchos consultorios y ahora están llegando madrileños de la capital. No hay personal suficiente para abordar el incremento de población", indica Alda Recas, enfermera y presidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME).

Marisa Fernández, responsable de Atención Primaria de CCOO, insiste también en el déficit general. "Se están cubriendo suplencias, aunque no por puesto. Pero es que la cifra prometida (800) ya estaban muy por debajo de lo que necesita Atención Primaria, y sí, más ahora teniendo en cuenta que llega el periodo estival y que en los centros se está citando con un intervalo entre un cuarto de hora o veinte minutos para que las personas no coincidan en las salas de espera".  La previsión del sindicato, además, es que este verano se quede más población en la Comunidad de Madrid en comparación con otros años como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia.

El trabajo, además, sigue siendo complicado para los profesionales. No se llega a poder atender a todos los enfermos crónicos por esta falta de personal. "Es que la situación es mala pensando que no tenemos rebrotes, pero aún así no podemos atender. Todavía no tenemos una normalidad y tenemos enfermos crónicos a los que tenemos que dar largas. Ellos mismos son los que se tienen que controlar, por ejemplo, la tensión", recuerda Carvajal.

El otro problema que hay respecto al personal es que se ha agotado la bolsa de empleo en la Comunidad de Madrid. Según pudo saber Público, en la Mesa Sectorial de Sanidad se han pedido opciones para las contrataciones para cumplir con las suplencias que se van pidiendo.

En la Mesa Sectorial también se han trabajado las suplencias de algunos hospitales, pero tampoco todos los sanitarios creen que sea suficiente. "La contratación de suplentes de verano está siendo muy minoritaria porque desde las direcciones se está diciendo a los profesionales de las distintas unidades que con los profesionales que se contrataron para el refuerzo del covid, ya es suficiente", alega Recas.

Lo mismo apunta Guillen del Barrio, enfermero del Hospital La Paz y sindicalista del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (Mats). Según un documento al que ha accedido Público del que se informó en la Mesa Sectorial, en La Paz se va a contratar para el periodo estival. 18 contrataciones para el área médica y 1.019 para el área de enfermería (488 enfermeros). "En La Paz hay unas 1.500 enfermeros y nos vamos de vacaciones un 30% de la plantilla al mes. Esto es porque los 10.000 refuerzos del coronavirus no los están usando para fortalecer la sanidad sino para cubrir vacaciones y bajas", valora Del Barrio tras informarle este medio de las cifras.

Las contrataciones seguirían en la línea de otros años, pero la situación no es la misma. Como recuerda del Barrio: "Aquí hay un dato importantísimo, el de las listas de espera quirúrgica. Es un dato que se publicaba mensualmente y desde febrero no la han vuelto a publicar. En ese mes teníamos unas 770.000 personas en lista de espera para citas, pruebas y cirugías, de las cuales casi un tercio llevaban más de 2 meses esperando. Con esa situación, la Comunidad de Madrid en lugar de ponerse a operar, a dar citas y hacer pruebas en turno de tarde, se ha quedado con los trabajadores del coronavirus por la presión social, pero les usa para cubrir bajas y vacaciones". 


Más noticias de Política y Sociedad