Público
Público

menús escolares La Fundación Gasol critica los menús de Telepizza de Ayuso y la presidenta responde que eran una "urgencia"

Los acuerdos con empresas de comida basura se realizaban tras la suspensión de contratos con empresas especializadas con autorización sanitaria que surtían a los colegios. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/ Ballesteros
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE/ Ballesteros

público/agencias

La fundación de los hermanos Pau y Marc Gasol, dedicada a la promoción de la salud infantil, ha expresado este lunes su disconformidad con los menús de Telepizza o Rodilla destinados a familias sin recursos en la Comunidad de Madrid. Los hermanos se han puesto a disposición de la Comunidad para elaborar unos menús saludables que no alimenten la "epidemia de la obesidad infantil".

La entidad ha mostrado su preocupación ante las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, después de que la semana pasada afirmara que no veía problema en que "a un niño le den una pizza", máxime estando "en sus casas confinados y jartos de estar ahí". 

Ante las medidas adoptadas en contra de la "promoción de hábitos de vida saludables", la fundación ha declarado que teme las consecuencias negativas que pueden conllevar para la salud de los niños y las niñas. 

La fundación de los hermanos Gasol se ha puesto a disposición de la Comunidad para elaborar unos menús saludables que no alimenten la "epidemia de la obesidad infantil"

Ayuso no ha tardado en responder a los hermanos Gasol que los menús de comida rápida que reciben los menores de familias vulnerables responden a una solución de "urgencia" que adoptó el Gobierno regional y no solo consisten en pizza y sándwiches.

La Comunidad de Madrid, señala en la misiva, cuenta con 11.600 familias en situación de vulnerabilidad, cuyos hijos disponen de un menú escolar diario con precio reducido en los colegios de la región y "de la noche a la mañana, esos alumnos se quedaron sin esa prestación".

Según Ayuso, los menús están supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas y no solo se ha tenido en cuenta la cantidad de calorías, sino otros aspectos "como la fibra, vitaminas y minerales necesarios que aportan".

Además, la jefa del Ejecutivo autonómico ha defendido que tras decretar el estado de alarma, muchas empresas del sector quedaron paralizadas, pero había tres –Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes–, añade, que contaban "con la necesaria red de distribución" para poder ofrecer esos almuerzos.

La Fundación Gasol no ha sido la única en criticar los polémicos menús de la Comunidad, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado ya presentó una denuncia administrativa hace dos semanas . Del mismo, los nutricionistas y ONG como Save The Children se han posicionado durante semanas en contra de estos menús alertando del riesgo que conlleva para la salud de los más pequeños. 

Esta no ha sido la única polémica despertada esta semana por la presidenta de la Comunidad, Ayuso ha vuelto a pedir disculpas por la organización del acto de cierre del hospital de campaña de Ifema para pacientes con covid-19. Sin embargo ha intentado defenderse alegando que "cuando se trabaja en espacios abiertos, no hay contagios apenas".

Más noticias de Política y Sociedad