Público
Público

Más de la mitad de la juventud trans afirma sufrir discriminación en actividades extraescolares y campamentos

Una encuesta elaborada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), afirma un 52% de ellos han sufrido transfobia en la educación no formal.

Trans
Bandera trans durante la manifestación del Orgullo en Madrid en julio de 2021 (foto de archivo). Jesús Hellín / Europa Press

La educación no formal, aquella que no es parte del currículum académico, pero que es una pieza clave para adquirir competencia y para el proceso de socialización, puede estar dejando a personas atrás, tal como lo desvela un sondeo hecho público este miércoles por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Según el estudio, más de la mitad (un 51.9%) de los jóvenes que manifiestan haber participado en este tipo de actividades, se ha sentido discriminados y afirman haber sufrido transfobia.

El sondeo, se realizó entre una muestra de 70 jóvenes de entre 18 y 25 años y 27 familias, y aunque la FELGTB reconoce que no representativo de todo el colectivo, sí ofrece datos claves sobre los obstáculos que enfrentan estos jóvenes. En particular, un 63% de los jóvenes trans que participaron en actividades de educación no formal (torneos deportivos, campamentos, actividades extraescolares...) denunció que nunca o rara vez se dirigían a ellas según su identidad de género y su nombre. Además, una de cada 4 no realizó actividades en el ámbito de la educación no formal, el 60% de ellas, por miedo al rechazo por ser trans.

La FELGTB ha pedido este miércoles que las comunidades autónomas, en el marco de sus competencias, "revisen la regulación de las políticas públicas en materia de educación no formal para que haya medidas que integren la diversidad afectivo-sexual, de género y familiar". El vicepresidente de la organización, Mané Fernández, también puso el acento en la importancia de que haya "personas tituladas en monitoraje, coordinación, dirección de tiempo libre o perfiles profesionales con este enfoque reciban formación en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género y que esta materia sea abordada en los cursos de capacitación de una manera efectiva".

Además de no ver respetada su identidad de género, la juventud trans participante en actividades extraescolares recibió preguntas inadecuadas sobre cómo era su cuerpo, genitales u otros tipos de curiosidad inapropiada (36%) y se vio en la obligación de usar los aseos correspondientes al género que se les asignó al nacer y no al propio (33%), entre otras discriminaciones. El 35% de las personas trans encuestadas que sufrió transfobia nunca informó a nadie de la situación que estaba viviendo.

Este tipo de situaciones les provocó un impacto emocional importante: el 94% afirma haber experimentado un aumento del malestar sobre su identidad de género; el 88% sufrió miedo o tristeza; el 61% tuvo ideaciones suicidas y el 50% se autolesionó tras las actividades. 

Ante estos resultados y otros datos recabados en anteriores informes, la FELGTB ha lanzado una campaña para "promover los beneficios de la educación en diversidad tanto para todo el alumnado", como para los centros educativos, las familias y la sociedad en general. La campaña es, también, una forma de recaudar fondos para garantizar que las charlas sobre los beneficios de la educación en diversidad puedan seguir llegando al ámbito educativo. 

Más noticias