Público
Público

Movilidad Los coches vendidos en el último año contaminan de media más que los matriculados el año anterior

Un informe de la Agencia Europea para el Medio Ambiento (EEA) señala que los nuevos automóviles que se vendieron en 2019 emiten, en promedio, más gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido que los que se fabricaron el año anterior. El aumento del peso de los nuevos modelos y el auge de los todoterrenos son determinantes para entender el incremento de la contaminación.

Imagen de una carretera de Alemania congestionada por el tráfico. (Reuters/Wolfgang Rattay)
Imagen de una carretera congestionada por el tráfico. (Reuters/Wolfgang Rattay)

alejandro tena

La media de emisiones de dióxido de carbono de los nuevos coches matriculados en Europa en 2019 ha aumentado respecto al año anterior. Así lo evidencia la última información de la Agencia Europea de Medio Ambiente (Aema), que revela que los nuevos automóviles emiten de media 1,6 gramos de CO2/km más que en 2018. De esta forma, la cifra media de los nuevos automóviles se situaría en los 122,4 gramos de CO2/km, muy por encima del objetivo que la Unión Europea se marcó para 2021 de 95 g de CO2/km.

Los datos muestran, además, que la tendencia de los últimos años es ascendente. Si bien es cierto que entre 2010 y 2016 se redujo la media de emisiones de los nuevos coches en 22g de CO2/km, la realidad muestra que, desde entonces, los vehículos que se venden son cada año más contaminantes. Entre 2017 y 2019, la media de dióxido de carbono emitida por kilómetro recorrido ha aumentado en 4,4 gramos, según los datos de la Aema.

Desde 2017 la media de CO2/km recorrido emitido por los coches de nueva fabricación ha aumentado en 4,4 gramos

Esta cifra podría ser aún mayor, ya que se trata de datos extraídos a través de pruebas de impacto ambiental de tipo NEDC (Nuevo Ciclo de Conducción Europeo), realizadas en laboratorio, y no de tipo WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros), otro sistema de medición mucho más estricto que busca determinar las emisiones y el consumo real de un vehículo. De hecho, la Aema estima que la cifra de CO2/km podría ser de 144,1 gramos, si se atienden a los datos ofrecidos por el segundo protocolo de emisiones.

Nuria Blázquez, responsable de Transporte de Ecologistas en Acción, señala al tamaño de los nuevos coches, que son "cada vez más voluminosos", como detonante de esta subida de emisiones. "En general, son más grandes, menos aerodinámicos y consumen mucho más", expone la experta, que menciona cómo los modelos SUV o todoterreno han incrementado su presencia en el mercado europeo y tienden a emitir más que un vehículo ligero. Tanto es así, que un informe de la organización Transport & Environment realizado con datos oficiales de 2018 muestra que este tipo de vehículos emite 132 g de CO2/km de media frente a los 118 g de CO2/km de las berlinas convencionales.

Durante 2019, el porcentaje de vehículos de tipo SUV vendidos en España fue "aproximadamente del 47%", explican a Público desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Desde la patronal de la automoción, sin embargo, señalan que el causante "del ascenso de las emisiones" tiene que ver "con la mayor preferencia" de los consumidores por los vehículos gasolina que por los diésel, que "han perdido cuota de mercado en los últimos años".

"Que se fomente la compra de coches que van a tener emisiones dificulta la transición"

"Las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos se han reducido en más de un 30% en los últimos 10 años pero también hay que tener en cuenta que los vehículos diésel emiten menos CO2 que los gasolina, con lo que son más eficientes para la lucha contra el cambio climático", argumentan desde Anfac.

Sin embargo, el informe de la Aema también desmiente la teoría del diésel como combustible limpio y confirma que los SUV han elevado la contaminación de las nuevas matriculaciones. Tanto, que las emisiones de CO2 en promedio de los automóviles propulsados por gasóleo es de 127,0 gramos/km, mientras que las cifras de la gasolina son de 127,6 g de CO2/km, es decir, 0,6 g de contaminación más. Pero no se trata sólo del popular todoterreno, sino del aumento del peso medio de todos los nuevos modelos de automóvil que salen al mercado. Según los datos de la Agencia, "la masa promedio aumentó en 30 kg entre 2018 y 2019" en prácticamente todos los segmentos y "tanto para los gasolina como para los diésel".

Julia Poliscanova, responsable de vehículos limpios de T&E califica de "escándalo" que "los fabricantes sigan impulsando los SUV" y denuncia que las empresas estén pidiendo "ayudas a los contribuyentes" para rescatar el sector. De hecho, los datos publicados por la Agencia Europea de Medio Ambiente llegan unas semanas después de que el Gobierno español diera a conocer los planes para rescatar esta industria afectada por la crisis de la covid-19. Los ecologistas critican este paquete de medidas por permitir subvenciones a la compra de vehículos que emitan hasta 120 g de CO2. "Que se fomente la compra de coches que van a tener emisiones dificulta la transición", lamenta Blázquez.

Desde Anfac argumentan que "la pandemia ha modificado gravemente las previsiones de mercado para el año 2019", pero estiman que la penetración del vehículo eléctrico podría crecer un 10%, ya que el Gobierno ha aprobado un plan que ofrece ayudas de hasta 5.500 euros para la adquisición de coches eléctricos.

Más noticias de Política y Sociedad