Público
Público

Una nueva colada del volcán de La Palma avanza hacia Las Manchas

Ha surgido de uno de los antiguos focos emisores de Cumbre Vieja. La sismicidad ha bajado a niveles intermedios y la calidad del aire es buena o regular en todas las estaciones.

Actividad volcánica desde Las Manchas.
Actividad volcánica vista desde Las Manchas. Involcan

Uno de los antiguos focos emisores del volcán de La Palma ha creado una nueva colada que avanza hacia el noroeste en dirección Las Manchas. Aunque aún es pronto para hablar del alcance de esta nueva colada, las primeras noticias apuntan a que de momento discurre por zonas ya ocupadas.

Así lo ha confirmado el portavoz del comité técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca), Francisco Prieto, que también ha explicado que en la parte norte no ha habido muchas variaciones en las coladas, salvo un pequeño avance en la zona alta que discurre despacio y llega a la carretera de Tacande sin separarse mucho de la colada primigenia.

Mientras, la sismicidad, ha bajado a niveles intermedios, lo mismo que los sismos a profundidades mayores de 20 kilómetros mientras que el nivel de tremor es medio y con gran variabilidad, pues la tendencia es descendente pero con episodios de intensificación, según datos recopilados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y explicados en rueda de prensa por su portavoz Olga López.

La lava ocupa ya 1.144 hectáreas

La calidad del aire es buena o regular en todas las estaciones, aunque se prevé la llegada de calima que empeorará la situación, mientras que con respecto a las partículas PM10, la calidad es desfavorable en Los Llanos de Aridane. Además, la emisión de gases peligrosos provocó la evacuación del personal de la zona de exclusión este jueves y se impidió también el acceso de los vecinos a buscar enseres y objetos personales.

En total, la lava ocupa 1.144 hectáreas, con una anchura máxima entre coladas de 3.350 metros y en su avance el magma ha destruido 2.790 edificaciones y ha dañado a otras 101, según los últimos datos del sistema de satélites europeos Copernicus. También hay 70,3 kilómetros de carreteras afectadas, de los que 10,4 son calles, algo más de 2 kilómetros son travesías, 47 kilómetros son otros viarios y el resto vías insulares.

Más noticias