Público
Público

Una nueva colada del volcán de La Palma se desborda y se aproxima lentamente a La Laguna

Los expertos creen que la nueva colada terminará por pararse o por subirse a la número 8. La calidad del aire mejora este lunes en comparación con el día anterior en las zonas próximas a Cumbre Vieja. 

El volcán de Cumbre Vieja ha abierto este domingo nuevos focos de emisión de lava por la zona norte del cono volcánico.
El volcán de Cumbre Vieja ha abierto este domingo nuevos focos de emisión de lava por la zona norte del cono volcánico. Miguel Calero / EFE

La lava que expulsa el volcán de La Palma por una de sus nuevas fisuras ha creado una colada que cuenta con dos bifurcaciones. Una de ellas, desbordada y más al norte, se acerca a La Laguna mientras que el otro ramal circula lentamente sobre una colada antigua. 

Según ha explicado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, esta colada que se ha desbordado está yendo pegada al frente de colada número 8 y está recorriendo ese flanco cada vez con menor velocidad. Según recoge Europa Press, en estos momentos la lava se encuentra a 1,5 kilómetros de La Laguna.

La previsión es que termine cabalgando la colada 8 o bien se pare, que parece lo más probable dada la cantidad de material sólido que ha engullido y el menor empuje desde el cono. En consecuencia, se espera que esta colada no tenga visos de avanzar mucho más

Además, los dos centros nuevos de emisión que surgieron este domingo solamente han aportado lava sobre territorios nuevos de suelo agrícola o forestal, ha precisado Morcuende.

Mientras, el cráter principal del volcán no está emitiendo lava pero sí se están produciendo aportes que alimentan a los tubos lávicos y estos a a los deltas en el mar, aunque no se ha constatado que hayan aumentado su superficie. Así, parece que el volcán ha desplazado su actividad del cono principal al secundario, según ha informado este lunes Itahiza Domínguez, del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

La calidad del aire mejora

Por otro lado, este domingo se registraron niveles de la calidad del aire muy desfavorables en Los Llanos de Aridane y Tazacorte y desfavorables en El Paso a causa de la gran cantidad de dióxido de azufre (SO2) en la atmósfera. Sin embargo, este lunes, esa contaminación ha vuelto a descender, cuando el penacho de gases y cenizas se ha elevado a 1.400 metros.

En la zona de exclusión se han registrado sin embargo datos muy elevados de concentración de gases a unos niveles lesivos para la salud, lo que ha obligado a suspender el acceso por la zona sur a trabajadores y regantes. También ha resultado destacable la concentración de gases en las zonas no evacuadas, lo que llevó a emitir un comunicado por superación de los límites del umbral de alerta por dióxido de azufre este domingo en Tazacorte y Los Llanos de Aridane, aunque este lunes los valores se corresponden a parámetros buenos salvo en Los Llanos y en Puntagorda, donde es regular, según recoge Efe.

Además, la señal de tremor, que este domingo también registró niveles elevados, ha vuelto a descender en las últimas horas y en cuanto a la sismicidad, sigue siendo baja la de gran profundidad pero se ha incrementado la de niveles intermedios, con un seísmo de magnitud 5 mgLg y sentido con intensidad V a 35 kilómetros como el evento de mayor magnitud.

Copernicus actualiza el monitoreo

La superficie afectada por la lava alcanza las 1.147,7 hectáreas. Asimismo, se han visto afectadas o destruidas hasta el momento 2.748 edificaciones o construcciones. Así se desprende de los datos del satélite del programa dependiente de la Unión Europea Copernicus.

Más noticias