Público
Público

La emisión de dióxido de azufre se dispara en La Palma y los científicos prevén la erupción más larga en 500 años

Los expertos indican que no hay nada que haga pensar que la erupción pueda terminar pronto.

Vista de los nuevos focos abiertos en el volcán de La Palma.
Vista de los nuevos focos abiertos en el volcán de La Palma. Miguel Calero / EFE

La emisión de dióxido de azufre (SO2) se ha vuelto a disparar en el volcán de Cumbre Vieja de La Palma y los indicadores ya registran una media de 30.000 y 50.000 toneladas diarias. Una circunstancia que, sumada a la aparición de nuevas bocas, una colada adicional y un repunte del tremor, hace prever que el final de la erupción no está cerca.

Francisco Prieto, portavoz del comité de dirección del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), admite en declaraciones a la agencia EFE que "quizá" se llegue a "superar" los 84 días de erupción del Tehuya en 1646, el volcán de mayor duración en los últimos 500 años en La Palma. "Por desgracia, la previsión es que la erupción no termine a corto plazo", ha añadido el experto, quien ha dicho que el comité de crisis está atento a la evolución de la nueva colada que, de momento, discurre pegada a la hasta ahora situada más al norte.

Este domingo, la lava que corre por la nueva colada avanza "bastante fluida" y ya ha atravesado la carretera LP-212, de Tacande. "A ver si se paraliza la emisión de lava, como ha pasado con otros centros emisores en la parte sur, o se monta sobre las primigenias", ha deseado Prieto.

Por su parte, la portavoz del comité científico del Pevolca, María José Blanco, ha indicado que la apertura de esos nuevos focos, unos con actividad estromboliana y freatomagmática y otros con efusión de lava, han provocado un deslizamiento en el flanco noreste del cono. Por lo que se refiere a las otras coladas, los aportes de lava siguen creciendo en la parte central, lo que está propiciando desbordamientos hacia zonas que no estaban afectadas al norte de la montaña de Todoque.

El cambio de los regímenes de vientos, favorables para la operatividad en el aeropuerto de La Palma, por contra han empeorado notablemente la calidad del aire. Así, la Dirección General de Salud y Emergencias del Gobierno de Canarias ha informado de la superación del umbral de alerta por acumulación de SO2 (500 unidades por metro cúbico durante tres horas consecutivas y un pico de 724) en la estación de Los Llanos, entre las 10:00 y las 13:00 horas de este domingo.

La calidad del aire con estos parámetros es considerada extremadamente desfavorable tanto en Los Llanos como en El Paso y Tazacorte, por lo que se recomienda a la población de riesgo evitar actividad en la calle y usar mascarillas FFP2 o de protección superior. La portavoz del comité científico del Pevolca ha indicado que los "niveles muy altos" de SO2 en el penacho del volcán son "un registro puntual" dentro de una tendencia descendente iniciada a finales de septiembre, cuando se superaron las 50.000 toneladas diarias.

"Esperemos que sea un árbol en el bosque", ha añadido Prieto, quien ha admitido que los demás indicios apuntan a una reactivación del volcán. Por su parte,  Blanco ha vuelto a advertir de la posibilidad de que se registren terremotos de intensidad V y VI que podrían ocasionar pequeños derrumbamientos en zonas de pendiente.

La cifra de personas evacuadas de sus viviendas y alojadas en hoteles es de 528, más otras 43 dependientes ubicadas en centros sociosanitarios. La superficie afectada es de 1.102 hectáreas, según datos del Cabildo de La Palma.

Más noticias