Público
Público

Orgullo LGTB El 'Orgullo Crítico' quiere recuperar el "carácter político y transgresor" de la marcha

Sus organizadores denuncian que el Orgullo "ha convertido nuestras luchas en un nicho de mercado, en poco más que un gran desfile, abarrotado de marcas de publicidad".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Cartel del Orgullo Crítico de 2018

"Queremos visibilizar que el Orgullo sigue siendo un momento de lucha, una fecha para salir a la calle no solo a celebrar sino a denunciar que las discriminaciones hacia nuestro colectivo siguen estando demasiado presentes en nuestro día a día en el ámbito sanitario, en el mercado laboral, en las escuelas e institutos. Queremos gritar, que por mucho que Madrid se “tiña de arcoíris” durante esta semana, aun tenemos mucho por lo que luchar". Así explican los organizadores del Orgullo Crítico, la convocatoria de la marcha que este jueves recorrerá Madrid, desde la fuente de Neptuno hasta la plaza de Callao (19h).

Como otros años, la cita tiene lugar el 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTB o como prefieren denominarlo los organizadores, día del Orgullo de las personas disidentes de sexo, genero o coroporalidad. Se trata de una marcha que debe "celebrar las conquistas conseguidas", sin olvidar a quiénes lucharon por ello, "ni todo lo que queda por caminar".

Esta marcha supone una crítica al capitalismo y al mercantilismo que se ha instalado en las marchas oficiales. Sus organizadores denuncian que "progresivamente se ha ido despojando al Orgullo de su intrínseco carácter político y transgresor, convirtiendo nuestras luchas en un nicho de mercado, en poco más que un gran desfile, abarrotado de marcas de publicidad". A este respecto, afirman que parecería absurdo ver marcas de publicidad en una manifestación del 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) o del primero de mayo (Día Internacional del Trabajo). "¿Por qué no nos parece absurdo y perverso que haya publicidad en la supuesta manifestación por los derechos de las personas disidentes de sexo, genero o de corporalidades diversas?. Es uno de los ejemplos de cómo el capitalismo teñido de rosa sobresale en este modelo de orgullo", afirman.

El Orgullo Critico carga las tintas contra el MADO (Madrid Orgullo), "una alianza entre el ayuntamiento, la FELGTB y COGAM y los y las empresarias del lobby LGTBI agrupados en torno a la asociación AEGAL", quién organiza la semana del Orgullo y la manifestación oficial que este año tendrá lugar el 7 de julio.

"El resultado de que la organización de una fecha como el Orgullo la organice un grupo de empresarios, es que progresivamente se ha ido despojando al Orgullo de su intrínseco carácter político y transgresor", afirman. Por eso desde diferentes colectivos que forman la Plataforma del Orgullo Crítico "vemos la necesidad de convocar tanto una manifestación como una agenda alternativa", anuncian.

Orgullo es Transgresión

Bajo el lema Orgullo es Transgresión, las diversas asociaciones convocantes quieren hacer hincapié en que el Orgullo debe caminar "junto con las luchas transfeministas, antifascistas y antirracistas, denunciando las violencias machistas y del cisheteropatriarcado, combatiendo el fascismo y el racismo, luchando contra la especulación y la gentrificación en los barrios y en pie de guerra contra la ley de extranjería" afirman. Un orgullo, en definitiva, "que cuestione la utilización de los derechos, las diversidades y opresiones del colectivo como un lavado de cara de las políticas neoliberales", añaden.

Más noticias en Política y Sociedad