Público
Público

La peor década para el gallego

Hace diez años la Xunta presentó el decreto de plurilingüismo que reduce la enseñanza en gallego a un tercio del total de las horas. Las consecuencias se recogen en el informe del Consejo de Europa que critica la política contra el idioma por tercer año consecutivo.

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 12

Manifestación por la defensa del gallego. MESA POLA NORMALIZACIÓN LINGÜÍSTICA

El 30 de diciembre de 2018 la Xunta de Galicia presentó las bases para la elaboración del decreto de plurilingüismo en la enseñanza no universitaria, que limita el uso del gallego a un tercio del total de las horas de clase. Diez años después, la Carta Europa de las Lenguas Regionales o Minoritarias vuelve a criticar el modelo del Gobierno gallego al considerarlo “insuficiente en la enseñanza, especialmente a nivel preescolar.”

El informe está diseñado para proteger y fomentar las lenguas regionales y para permitir que los habitantes de dichas lenguas puedan emplearlas en la vida pública y privada. España se adhirió en 2001, y el comité de ministros del Consejo de Europa ha emitido el tercer informe negativo para el país y el gallego encabeza la peor nota.

Los expertos piden que se “eliminen las limitaciones a la docencia en gallego en todos los niveles de educación precisos”, que se “Modifique la Ley Orgánica del Poder Judicial para garantizar el uso de la lengua en los procedimientos judiciales y que “se emplee el gallego en la Administración del Estado en Galicia”.

Para el comité de expertos el modelo imperante “no permite impartir más del 50% de las materias en gallego” de manera que no hay posibilidad de que el alumnado pueda estudiar íntegramente en gallego “en ningún centro de preescolar, primaria o secundaria”. La plataforma A Mesa Pola Normalización Lingüística, que encabezó en su día las movilizaciones contra la reforma, explica que la Xunta ha provocado la “desgaleguización” de la juventud y ha incentivado los prejuicios del idioma.

Además, el informe recoge que en la enseñanza secundaria “no se imparten las grandes materias científicas en esa lengua”, ya que “el decreto 79/2010 por el que se definen las materias que se impartirán en gallego excluye la posibilidad de una educación en gallego como lengua vehicular con el castellano como materia”.

Estrepitosa caída de los hablantes

Desde el último informe emitido en 2008, el Consejo de Europa advierte que “el nivel de la aplicación de la Carta en la comunidad autónoma no ha mejorado significativamente” ya que los análisis lingüísticos y datos estadísticos reflejan la caída de los hablantes en Galicia, principalmente en los más jóvenes.

Según el Instituto Galego de Estadística (IGE), solo un 3,97% aprende a hablar gallego en la infancia. En el total de la comunidad solo un 30,33% habla en el idioma siempre y la peor cifra se la lleva Pontevedra con un 18,12%. En los infantes de 5 a 14 años, el 13,08% se desenvuelven mejor en gallego y de la juventud un 18,55%. La cantidad de población hablante de 50 a 64 años, aquella que mantenía viva la lengua, ha bajado casi veinte puntos, de un 51% en 2003 a un 33% en 2018.

Sin embargo, tras estos datos públicos y el estudio del comité de expertos sobre las lenguas regionales, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha desestimado el informe del Consejo de Europa. “Si hay informes que están en contra de que los gallegos podamos estudiar, conocer y hablar en inglés, allá los autores del informe”, defendiendo el modelo para el trilingüismo para la enseñanza no universitaria.

La asociación cultural A Mesa pola Normalización Lingüística llevó a Europa la desacreditación por parte del Gobierno gallego hacia el comité de expertos, al igual que piden a Feijóo que retire estas declaraciones descalificando la resolución del Consejo de Ministros.

La “muerte dulce” del gallego

La directora del Observatorio de Dereitos Lingüísticos y vicepresidenta de A Mesa Pola Normalización Lingüística, Elsa Quintas, explica que en el caso de que el PP de Galicia necesite el apoyo de la extrema derecha en las próximas elecciones autonómicas, significaría la “muerte dulce” del gallego. Para ella, la estrategia política no distaría de lo que se está haciendo ahora y se seguiría hablando de una “autoimposición” del idioma. “El gallego ya está muy marginado. ¿Qué más se puede hacer?”, añade.

En los años 80, el Tribunal Constitucional reconoció en varias sentencias que “cada gobierno autonómico debe promocionar su lengua” a través de la discriminación positiva para implementar y equilibrar el idioma con su otra lengua cooficial, “como hizo Catalunya” y como “no ha hecho el gobierno de Feijóo”, explica Quintas.

Asimismo, la vicepresidenta cuenta que el modelo trilingüistica de Feijóo fomenta los prejuicios del gallego, como que no es una lengua útil y que se necesita el inglés, “como si tuviésemos vocación de emigrar”, añade. Para ella la buena salud del gallego depende también de una cuestión de “voluntad” y de adentrarse en ámbitos como el judicial y empresarial.

La Xunta ha elegido un instituto público para la grabación del mensaje de Fin de Año debido al “éxito de Galicia en el Informe Pisa”, el cual sitúa a la comunidad a la cabeza en competencia científica, según ha publicado Feijóo en un tuit.

Ver esta publicación en Instagram

E ti, que nota lle porías?

Una publicación compartida de Medicina en galego (@engalego.med) el

La Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago sigue luchando por una enseñanza en gallego y compartió en sus redes sociales un cartel reivindicativo del centro: “Un 1,2% de dociencia en galego en medicina. Que nota lle porías?” 

Más noticias en Política y Sociedad