Público
Público

personas migrantes El antifascismo canario se organiza para ayudar con la llegada de migrantes

Mientras unos prestan ayuda, la ultraderecha convoca manifestaciones contra la acogida de las personas migrantes en territorio español.

Salvamento Marítimo rescata este sábado a personas migrantes en las costas de Canarias. - EFE
Salvamento Marítimo rescata a personas migrantes en las costas de Canarias. Ángel Medina / EFE

Lidia rodríguez

El pasado martes, 19 de noviembre, la Policía Nacional dejaba a 200 personas en situación irregular sin una alternativa de alojamiento en la Plaza de La Feria (Gran Canaria). Ante la lentitud del Gobierno central y la Delegación del Gobierno en Canarias para adoptar soluciones, fueron los propios vecinos de la ciudad quienes se organizaron para atenderlos. Entre los colectivos que se están organizando para gestionar la llegada de migrantes, se encuentra la Acción Antifascista de Gran Canaria.

A toda prisa el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Mogán se movilizaban para reubicar a las personas migrantes que se encontraban en la Plaza de La Feria en recursos alojativos de Cruz Roja. Hacia las 23:00 horas de la noche llegaba el último autobús que terminaba de recoger a las últimas personas presentes en la Plaza para trasladarlos a instalaciones hoteleras. Esta situación se vivía mientras en el muelle de Arguineguín permanecían unas 2.600 personas.

"Cuando llegamos, solo había prensa y una persona de Cruz Roja"

Esa tarde destacó la rápida respuesta del colectivo Acción Antifascista de Gran Canaria. Uno de los miembros del grupo, que no quiere ser citado ya que el grupo está recibiendo amenazas por redes sociales, explica cómo se abasteció con agua y comida las necesidades básicas de esas 200 personas: "Nosotros llevábamos un tiempo organizados, hemos ido varios días al muelle de Arguineguín. Cuando nos enteramos de la noticia a través de nuestros canales de comunicación decidimos ir rápidamente hacia Las Palmas. Cuando llegamos, solo había prensa y una persona de Cruz Roja".

Desde el colectivo se señala que la implicación de los vecinos fue "muy positiva. Hubo muchas muestras de solidaridad" y añaden: "Poco a poco, a través de WhatsApp y redes sociales, se juntó más gente. Había unas 50 personas llevando comida y agua. Muchos se acercaban a dejar la comida y se marchaban porque no podían quedarse".

Discursos de odio

Desde el colectivo antifascista se expresa la preocupación de que grupos de ultraderecha o fascistas estén aprovechando la situación tanto en Tenerife como en la isla de Gran Canaria para organizarse. Uno de los ejemplos más fáciles de encontrar en redes sociales es del grupo Identitarios, donde se lanzan mensajes xenófobos y se alienta a manifestarse en contra de la llegada de migrantes.

Desde Acción Antifascista de Gran Canaria se alerta de que este grupo con presencia en la Península está comenzando a cobrar presencia en el archipiélago. El grupo antifascista señala que a estos mensajes se les suman los de Vox Canarias. Uno de los principales focos de organización de los colectivos ultras se encuentra en la aplicación de mensajería instantánea Telegram. Vox en Canarias tiene convocada por redes sociales una manifestación prevista para los próximos 28 y 29 de noviembre en Santa Cruz de Tenerife "contra la llegada de inmigración ilegal".

La "imagen turística"

Los discursos contrarios a la presencia de personas migrantes en el muelle de Arguineguín no solo se dan desde colectivos fascistas. Adrián Hernández de la Plataforma vecinal de Arguineguín señala: "Los vecinos de la Plataforma estamos cansados de aguantar esta situación durante algo más de 3 meses. Arguineguín es pueblo pesquero, la propia vida se la da en su puerto y, por una mala gestión del Gobierno, hemos tenido que aguantar que nos cierren el puerto. Nuestra queja es por el puerto, pero también porque no es digno que tengan a esas personas en esas condiciones. No es digno para ellos estar ahí y no es digno para nosotros, ver lo que vemos".

Una de las medidas que más reticencias ha provocado es el alojamiento de migrantes en hoteles como solución a la falta de recursos. Sobre este aspecto la Plataforma vecinal de Arguineguín explica: "La solución de los hoteles fue una solución temporal descongestionar el muelle. Hoy son 18 complejos turísticos los que están hospedando a este tipo de personas. Ellos no son los culpables, pero ahora, por ejemplo, se les dice a los turistas que pueden venir y que tienen que hacerse una PCR en origen".

"No es digno para ellos estar ahí y no es digno para nosotros, ver lo que vemos"

"No creo que para Canarias ni para España sea una publicidad digna para la islas. Los turistas que están viendo la televisión en su país y están viendo cómo están las cosas, dudarán en venir", responde. En el mismo sentido se expresaba el representante de la CEOE en Tenerife, José Carlos Francisco, hace unos días en declaraciones a los medios, Francisco señalaba que no ayudaba "a la necesaria recuperación turística" en el archipiélago.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, también ha expresado su malestar, llegando a presentar una denuncia en el Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana por las "condiciones infrahumanas" que sufren los migrantes en el muelle. Razón por la que, durante la mañana del 20 de noviembre la autoridad judicial realizaba una inspección en el muelle.

La alcaldesa se encuentra inmersa en un presunto caso de corrupción debido a la presunta compra de votos durante las elecciones municipales de 2015 y 2019, motivo por el que fue detenida el mismo día que acudía a visitar el muelle de Arguineguín durante la visita de la exvicepresidenta del Congreso, Ana Pastor (PP). Sin embargo, la alcaldesa achacaba su detención a la postura que estaba adoptando respecto a la gestión migratoria, por lo que expresaba que: "sacar las vergüenzas al Estado sale caro".

Más noticias de Política y Sociedad