Público
Público

Coronavirus trabajo lunes Quiénes no deben ir a trabajar, precauciones y otras dudas sobre el regreso laboral de este lunes

El Gobierno ha elaborado una guía de buenas prácticas para facilitar la vuelta a las actividades no esenciales la próxima semana. 

Una trabajadora de un supermercado atendiendo una compra. EFE
Una trabajadora de un supermercado atendiendo una compra. EFE

efe

Una higiene estricta y distancia de seguridad son los ejes fundamentales de la guía de buenas prácticas que ha publicado el Gobierno para facilitar la vuelta al trabajo con la reanudación de las actividades no esenciales la próxima semana. La guía recoge medidas tanto para los trabajadores como para las empresas. Estas son las principales recomendaciones:

Las personas que no deben acudir

La primera y más esencial medida es que si se presentan síntomas o se ha tenido contacto estrecho con personas afectadas por el virus, no se acuda al centro de trabajo hasta confirmar que no hay riesgo, para lo cual se debe contactar con el teléfono covid de cada comunidad autónoma y consultar el decálogo de actuación de Sanidad.

Tampoco deberán acudir las personas más vulnerables por edad, por estar embarazadas o por padecer afecciones por las que un médico estimara necesario el aislamiento. En ese caso, se consideraría a efectos laborales una situación similar a un accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad temporal.

Desplazamiento al trabajo

Para el desplazamiento al trabajo se recomienda usar medios de transporte que no supongan la agrupación con más personas. En caso de elegir un turismo o un VTC, extremar las medidas de limpieza y evitar más de una persona por fila de asientos. En autobús, metro o tren se debe guardar la distancia interpersonal de dos metros y usar mascarilla higiénica, no médica.

En el centro de trabajo

La empresa debe planificar tareas, entradas y salidas de modo que se garantice en todo momento la distancia de dos metros entre los trabajadores.

Se deberán evitar las aglomeraciones en zonas comunes. La reincorporación a la normalidad de actividades con riesgo de aglomeración debe producirse en último lugar.

Si el espacio de trabajo no permite mantener la distancia interpersonal en los turnos ordinarios, estos deben escalonarse en la medida de lo posible. No es imprescindible usar la mascarilla durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y se mantiene la distancia.

Recomendaciones a la empresa

El personal debe estar informado de las recomendaciones sanitarias y disponer de productos de higiene necesarios: jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables. Tareas de limpieza reforzada diarias con productos autorizados por Sanidad, sobre todo las superficies que se tocan más, como pomos y ventanas así como aparatos de uso habitual de los trabajadores.

En cada cambio de turno es necesario limpiar el área de trabajo. Contar con aprovisionamiento suficiente de material de protección, especialmente guantes y mascarillas. Minimizar el riesgo a personas sensibles: mayores de 65, embarazadas y enfermos cardiovasculares, diabéticos, pulmonares crónicos, de cáncer e inmunodepresión.

Facilitar el teletrabajo y reuniones por videoconferencia y la ventilación periódica de las instalaciones al menos de forma diaria y por espacio de cinco minutos. Se recomienda también reforzar la limpieza de los filtros de aire y ventilación de los sistemas de climatización así como dotar de correcta protección a los trabajadores de limpieza: mascarillas, guantes de un solo uso y detergentes habituales.

Recomendaciones a los trabajadores

Evitar saludos cercanos y el uso compartido de equipos. Si es necesario compartirlos, desinfectarlos antes de usarlos si es posible y si no lo es, lavarse las manos inmediatamente después de su uso. No tocarse ojos, nariz y boca y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante al menos 40 segundos o con una solución hidroalcohólica. Sobre todo, lavarse después de toser, estornudar o tocar superficies potencialmente contaminadas.

En caso de toser o estornudar, cubrir nariz y boca con la parte interna del codo o un pañuelo desechable y tirar éste a una papelera con cierre.

El personal de limpieza debe realizar una completa higiene de manos al finalizar su trabajo de al menos 60-90 segundos y sus uniformes deben ser embolsados, cerrados y enviados a su punto de limpieza habitual y lavados a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

Establecimientos de cara al público

El aforo máximo debe permitir cumplir la distancia de seguridad. Facilitar mecanismos de control de acceso, cuando sea posible. La empresa debe facilitar equipos de protección individual cuando los riesgos no pueden evitarse o limitarse de forma colectiva. Esos equipos deben ser adecuados a las actividades y trabajos a realizar.

Gestión de residuos

Se llevará a cabo del modo habitual respetando los protocolos de separación de residuos. Mascarillas y guantes deben depositarse en la fracción "resto". Por su parte, los pañuelos desechables se tirarán preferentemente en papeleras con tapa y pedal. Si un trabajador presenta síntomas, aislar el contenedor donde haya depositado sus residuos; extraer la bolsa, colocarla en otra y depositarla en el contenedor "resto".

Vuelta a casa

Al regresar a sus domicilios, los trabajadores deberán cuidar las distancias y medidas de higiene en el hogar, máxime si conviven con personas de grupos de riesgo.

Más noticias