Público
Público

Quinta ola La incidencia entre los veinteañeros supera los 1.000 casos en once comunidades autónomas

Las comunidades autónomas ponen nuevas restricciones para intentar frenar la transmisión del coronavirus pero tienen que pasar en torno a dos semanas para que las medidas tengan efecto.

Efectivos de la Policía Nacional vigilando las calles del casco viejo de la ciudad de Orense en la madrugada del pasado sábado 10 de julio.
Efectivos de la Policía Nacional vigilando las calles del casco viejo de la ciudad de Orense en la madrugada del pasado sábado 10 de julio. Brais Lorenzo / EFE

La incidencia acumulada en los últimos 14 días sigue subiendo prácticamente en la totalidad del país pero es en el grupo de personas que tienen entre 20 y 29 años en el que está más disparada. Entre los veinteañeros supera ya los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en once comunidades autónomas, llegando a más de 3.000 en dos regiones. Los peores datos en este grupo los tiene Castilla y León (3.514), Catalunya (3.385), Asturias (2.649), Navarra (2.259), Cantabria (2.108), Aragón (1.595), el País Valencià (1.193), La Rioja (1.172), Euskadi (1.125), Baleares (1.051) y Extremadura (1.013). A nivel estatal, la incidencia de los veinteañeros se sitúa en una media de 1.508 casos frente a la general que está en 469, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Los datos del grupo de personas que tienen entre 12 y 19 años no son mucho mejores. La incidencia general está en 1.252 casos. Hay variaciones en algunas comunidades porque la que tienen más contagios en este grupo son Navarra (3.731), Castilla y León (2.635), Catalunya (2.463), Asturias (2.242), Aragón (1.731), Cantabria (1.564), Baleares (1.239), Euskadi (1.278) y La Rioja (1.053).

Hay una clara relación entre los grupos que están sufriendo la mayor parte de los contagios y los que tienen menos población inmunizada. El 90% de personas con 40 años o más ya han recibido al menos una dosis de una vacuna contra la covid-19 y el 77% ya ha recibido la pauta completa, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad de este miércoles. El porcentaje va bajando según disminuye también la edad de los grupos: solo están vacunados con la pauta completa el 16% de personas entre 30 y 39 años, el 11% entre 20 y 29 años y el 1% entre 12 y 19 años. Mientras que con una dosis están inoculados el 46% de los treintañeros, el 20% de los veinteañeros y 3% de los más jóvenes.

Las comunidades que han dado datos señalan que la mayoría de personas ingresadas no están vacunadas

Las personas que están ingresando en hospitales también son principalmente las que no están vacunadas, según los datos oficiales de varias comunidades autónomas. La secretaria de Salut Pública de Catalunya, Carmen Cabezas, ha informado que el 77,6% de las personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de Catalunya no están vacunadas, el 14,6% ha recibido una dosis y el 7,8% la pauta completa. En Andalucía los datos son similares porque, según el portavoz Elías Bendodo, el 64% de las 102 personas que han ingresado este pasado fin de semana "no estaba vacunado". Mientras que ninguna de las personas ingresadas en las UCI de Murcia tiene inmunidad, según informa La Opinión de Murcia.

Sin embargo, y aunque la quinta ola empezó afectando principalmente a los no vacunados, la situación epidemiológica ya se ha agravado y la incidencia ha llegado a todos los grupos, de forma que se están contagiando hasta personas ya inmunizadas. Las vacunas son la mejor herramienta para combatir la pandemia pero no son efectivas al 100%. Esto provoca que se puedan contagiar personas con la pauta completa y que existe un riesgo, aunque sea muy limitado, de que los contagiados enfermen e ingresen en hospitales.

Las comunidades intentan frenar los contagios

Siete comunidades autónomas han empezado a vacunar a los más jóvenes, solapando la inoculaciones a estos grupos con la de los mayores que aún no han sido inmunizados. Pero los jóvenes vacunados durante el mes de julio no tendrán inmunidad al menos hasta mediados de agosto ya que reciben las vacunas de ARN mensajero, Pfizer o Moderna, y necesitan dos pautas.

Tienen que pasar en torno a dos semanas para que las restricciones tengan efecto en los contagios

La inmunidad, además, se genera unos días después de haber recibido la segunda dosis. Con Pfizer hay que esperar al menos siete días y con Moderna 14 días, según las informaciones dadas por las autoridades sanitarias europeas.

Por esto, la mayor parte del verano pasará sin que los menores de 30 años estén totalmente inmunizados. Ante esto, la mayoría de las comunidades ya han empezado a imponer restricciones para frenar la expansión de la covid-19. El País Valencià, Catalunya y Cantabria han sido las que han tomado las medidas más drásticas al ordenar la vuelta al toque de queda. Pero estas medidas tampoco pararán de inmediato la subida de la incidencia porque deben pasar en torno a dos semanas entre el momento en el que se empiezan a aplicar y tienen efecto. Y, como ha reconocido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aún no se ha llegado al pico de la nueva ola de contagios.

Más noticias