Público
Público

La renovación del DNI, al borde del colapso

CCOO y el SUP denuncian que la espera para renovar el documento de identidad vuelve a superar los dos meses, una situación que se arrastra desde 2015 y que empeorará en breves. Lo achacan a la no reposición de 1.200 funcionarios

Campaña sobre el DNI 3.0 del Ministerio de Interior.

La lista de espera en la cita previa para renovar el Documento Nacional de Identidad (DNI) supera ya los dos meses de media en todas las comisarías del Estado, según denuncian el sindicato CCOO y el Sindicato Unificado de Policía (SUP). La situación viene de lejos y se verá agravada en los próximos meses debido a las vacaciones de Semana Santa y, sobre todo, a las de verano, provocando "un año más una situación de colapso en la mayoría de las oficinas de expedición del territorio nacional", advierten.

La estimación de estas dos organizaciones, mayoritarias en las Administraciones Públicas y en el Cuerpo Nacional de Policía, es que 2017 sea un año récord en renovaciones de documentos con casi 20.000 diarios, mientras falta personal administrativo y tecnología adecuada a la nueva situación.

"Actualmente, las oficinas de expedición cuentan con un déficit de personal administrativo que se contabiliza en 1.230 puestos que han quedado vacantes sobre una plantilla total de 5.025", aseguran. Más de 700 puestos se han perdido en los últimos cinco años, o lo que es lo mismo, una de cada tres plazas para expedir documentos están sin cubrir. Una carencia que el Ministerio del Interior lleva años parcheando, cubriendo las vacantes con agentes de policía.

Problema desde 2015

"El problema es que, desde 2015, estamos colapsados en muchos momentos del año y no se sacan plazas de funcionarios del Estado para cubrir las reposiciones. Esto obliga a que muchos efectivos de la Policía sean apartados de labores policiales para dedicarlos a la expedición de DNI y pasaporte. Es algo que se ha hecho siempre mediante horas extra y en momento puntuales de pico de solicitudes, pero se ha vuelto algo estructural", explica Ramón Cosío, del SUP, que lamenta que esta situación esté "sacando policías de las calles cuando hemos denunciado una carencia de 11.000 agentes y con estado de alerta 4 por terrorismo".

Tanto la Dirección General de la Policía como el Ministerio del Interior "se han limitado a poner una serie de excusas que van desde la falta de previsión de la ciudadanía, a las vacaciones de las y los empleados públicos", se quejan estas organizaciones que ya han advertido de la "precaria situación" desde hace casi dos años. Reclaman una tasa de reposición de efectivos adecuada tanto en el Cuerpo Nacional como en los Cuerpos Generales, una Oferta de Empleo Público extraordinaria inmediata que cubra los más de 1.200 puestos vacantes, una mejor planificación de las épocas de pico de solicitudes y la renovación de unos equipos informáticos "obsoletos" que retrasan el tiempo de expedición de documentos.

Los dos sindicatos están convencidos de que la situación "empeorará en años sucesivos si no se pone remedio". Este años se expedirán 600.000 DNIs más y alrededor de 1,2 millones el año que viene. En junio del pasado año, la cita previa para renovar este documento obligatorio estuvo bloqueada hasta septiembre y la espera en oficinas de otros puntos del país era superior a los 60 días.