Público
Público

La ruta del narco: mafias de distintos países buscan introducir en España toneladas de droga

Un informe remitido por el Gobierno al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu describe las incautaciones realizadas desde 2008. Se hallaron casi 230 mil kilos de cocaína, 2 millones y medio de hachís y más de un millón de unidades de éxtasis.

Coca efe
Un agente inspecciona cocaína hallada en España. EFE

Millones y millones de kilos atravesando el Atlántico. Cientos de miles de pastillas recorriendo Europa. Drogas, drogas y más drogas que en los últimos 12 años quisieron entrar a España pero se quedaron en la puerta y hoy permiten dibujar la ruta del narcotráfico hacia este país. Un negocio que mueve toneladas de sustancias de todo tipo y reporta no menos ingentes cantidades de euros.

El mapa del narcotráfico aparece en la respuesta escrita enviada por el Gobierno al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, quien había solicitado esa información hace algunos meses. "El objetivo de la pregunta era conocer los datos de las incautaciones anuales de las drogas y saber las procedencias. Queríamos tener una fotografía actualizada tanto de las incautaciones como del origen de esas drogas que se incautan, suponiendo que es una proporción, entiendo que pequeña, de todas las drogas que entran por el Estado español", afirma Iñarritu.

La fotografía es elocuente. A partir de las tablas extraídas del Sistema Estadístico de Análisis y Evaluación sobre el Crimen Organizado y Drogas (SENDA), un posterior cruce de datos realizado por Público permite establecer que entre 2008 y 2019 inclusive se incautaron 227.886 kilos de cocaína. El 42,9% procedía de Colombia, el gran productor de esa sustancia: según este informe, en ese periodo se hallaron 97.979 kilos de droga procedente de Colombia.

Las incautaciones de cocaína de ese país experimentaron un claro repunte en 2017: de los 3.455 kilos atrapados en 2016 se pasó ese año a 16.169 kilos. En 2018 se incautaron otros 11.409 y en 2019 la cantidad fue de 13.106 kilos.

"Informes de Naciones Unidas y del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías apuntan hacia un incremento de la producción tras el proceso de paz con las FARC", explica a este periódico Ignacio de Lucas, fiscal antidroga de la Audiencia Nacional y coordinador de la Red de Fiscales Antidroga Iberoamericanos (RFAI).

En tal sentido, destaca que "Colombia sigue siendo, sin ánimo de estigmatizar, un país clave" en este ámbito del narcotráfico. Señala además que actualmente se registra "una fragmentación de organizaciones: a mayor mercado, más empresarios o emprendedores de lo criminal".

Detrás de Colombia aparece Perú: entre 2008 y 2019 se incautaron 29.503 kilos procedentes de ese país. En 2019 la cifra de cocaína peruana ascendió a los 1.192 kilos, algo más del doble de lo incautado el año anterior. En tercer lugar está Venezuela, con 28.534 kilos, y Brasil, con 27.008. Cabe destacar que este último país también experimentó un claro repunte en 2017, cuando saltó de los 991 kilos incautados el año anterior a 4.225.

2,5 millones de kilos de hachís

El número también es abultado cuando se habla de hachís, aunque en este caso todas las miradas se dirigen a Marruecos. De los 2.581.285 kilos incautados en ese periodo, el 98% provenía del país vecino.

En 2019 se detectaron 5.726 kilos de hachís procedentes de Libia

El restante 2% de hachís se reparte principalmente entre Macao, con 15.660 kilos hallados en 2018, Mauricio (10.599 kilos) o Libia. Este último país, sumergido en un grave conflicto interno, figura en el documento del Gobierno a raíz de 5.726 kilos de hachís que se detectaron en 2019. También se incautaron 65,5 kilos de aceite de hachís procedente de Marruecos, lo que supuso el 98,4% del hallazgo de dicha droga a lo largo de estos años.

"En materia de cocaína y hachís, España actúa como puerta de entrada a toda Europa. No ocurre lo mismo con otras sustancias como la heroína, en las que este país es mercado finalista", apunta a Público el gerente de la Fundación Gallega Contra el Narcotráfico, Fernando Alonso. En cualquier caso, subraya que España es a día de hoy "un destino preferente, tremendamente importante, pero no el único: ya hay introducción de drogas a través de contenedores en puertos de Países Bajos o Bélgica".

Casi dos mil kilos de heroína

Según el informe remitido por el Gobierno a Iñarritu, se han incautado además 1830 kilos de heroína, de los cuales 866 provenían de Turquía y otros 452 de Pakistán. En tercer lugar aparece Afganistán, con 69,6 kilos hallados. La presencia de heroína proveniente de ese país fue especialmente intensa entre 2008 y 2014. Posteriormente experimentó una caída, al tiempo que aparecieron –sobre todo en 2018- hallazgos procedentes de países africanos, entre los que destacan Sudáfrica o Uganda.

"Las rutas del narcotráfico son como un globo: si presiono por una parte no desaparece, sino que se mueve para otro lado. Dependiendo de la presión policial, los criminales adaptan su actuación", afirma el fiscal De Lucas.

El origen de las rutas del narcotráfico cambia radicalmente cuando se trata de sustancias sintéticas: en ese ámbito, grupos de traficantes afincados en Holanda aparecen como los principales suministradores. De esta manera, el 98% de las 994.693 unidades de LSD intervenidas en ese periodo provenían de ese país europeo.

Entre 2008 y 2019 se incautaron 1.280.775 pastillas de éxtasis

Holanda también fue el origen de 178 kilos de cristal incautados en 2019 –sobre un total de 184 kilos hallados en el periodo analizado–, de 738 kilos de sulfato de anfetamina –más conocido como speed–, lo que supone el 99,6% de las confiscaciones de ese tipo de droga realizadas en España.

También provenían de Holanda 478.688 unidades de éxtasis, mientras que otras 400.000 fueron incautadas en envíos realizados dese Bulgaria únicamente en 2014. Destacan además otras 227.901 procedentes de Bélgica. En términos totales, entre 2008 y 2019 se incautaron en España 1.280.775 pastillas de éxtasis. Kilos, kilos y más kilos. La suma no se frena.

Más noticias