Público
Público

Solicitantes de asilo, en la calle Almeida y Escrivá pactan de nuevo buscar espacios para los solicitantes de asilo

El alcalde de Madrid y el nuevo ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se reúnen por primera vez para atajar la emergencia de decenas de demandares de protección internacional sin recursos económicos, abocados a la calle o a la solidaridad de vecinos por falta de plazas de acogida para ellos.

Personas sin hogar y solicitantes de asilo esperan al autobús que les llevará al albergue especial de la campaña de frío del Ayuntamiento de Madrid.- JAIRO VARGAS
Personas sin hogar y solicitantes de asilo esperan al autobús que les llevará al albergue especial de la campaña de frío del Ayuntamiento de Madrid.- JAIRO VARGAS

jairo vargas

El Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han acordado este miércoles avanzar en la búsqueda de edificios disponibles para albergar a los solicitantes de asilo que llegan cada día a la ciudad sin recursos económicos.

Este ha sido el primer encuentro entre el consistorio madrileño y el nuevo ministerio después de los mantenidos en octubre y noviembre —entonces con Magdalena Valerio como ministra de Trabajo Migraciones y Seguridad Social— para hacer frente a la emergencia de los demandantes de asilo, cuyas llegadas llevan incrementándose desde 2015 y, en los últimos dos años, han desbordado un sistema nacional de acogida que no se ha adaptado a la demanda creciente, y también los albergues municipales destinados a situaciones de emergencia.

Según la Secretaría de Estado de Migraciones, el número de personas que atendidas mensualmente en el acceso al Sistema Nacional de Acogida para solicitantes y beneficiarios de protección internacional (SAISAR) ha pasado de 19.243 en noviembre de 2018 a 28.567 en noviembre de 2019, mientras que Madrid absorbió la mitad de las solicitudes de protección internacional registradas en España el pasado año, unas 50.000, según datos del Ministerio del Interior. 

Esta reunión llega después de que decenas de solicitantes de asilo registraran ayer otra queja ante el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, por la desprotección y abandono institucional que padecen al llegar, abocados a dormir en la calle durante días por la falta de plazas de acogida o de emergencia. Al ella han asistido además la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís,  el delegado del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte y la jefa de gabinete del ministro, Elena Biurrun.

Previsible aumento de solicitantes de asilo

Según ha explicado el Ministerio en un comunicado, ambas instituciones consideran una "prioridad" la primera asistencia de los solicitantes de asilo, por lo que han decidido poner en marcha una "línea directa de trabajo" basada en la "lealtad institucional" y con el objetivo de "encontrar soluciones habitacionales a los solicitantes de asilo".

Una idea repetida en anteriores encuentros que, sin embargo, apenas se ha materializado, ya que de las primeras siete propuestas iniciales del Ayuntamiento al Ministerio tan sólo funciona una en Cercedilla, con capacidad para 150 personas.

Almeida, en declaraciones a los medios tras la reunión con Escrivá, ha indicado que van a establecer un "calendario de colaboración" para la búsqueda de espacios, ya que es "previsible" un  "aumento del flujo de personas refugiadas".

Ante esta situación, el Ayuntamiento trabaja actualmente en la instalación de barracones prefabricados en Villa de Vallecas que sirvan de casas temporales. Se espera que, para marzo, estén funcionando todas las estancias, con capacidad para 294 personas, aunque se prevé que a principios de febrero puedan alojar ya a casi un centenar en los primeros módulos.

"Aliviar la presión"

En la reunión también se ha abordado la posibilidad de conseguir espacios en otras comunidades autónomas para "aliviar la presión" sobre la Comunidad de Madrid, según ha señalado Almeida. "Es una cuestión en la que debe primar la colaboración institucional y no mirar atrás", ha dicho el alcalde.

Por su parte, Aniorte ha asegurado que "Madrid no puede liderar solo una solución", y ha pedido "compromiso" para "buscar otras ubicaciones dentro del territorio nacional".

Ha calificado la reunión de "muy fructífera", y ha señalado que se buscarán "todas las posibilidades", aunque por el momento sigue sin encontrarse una solución definitiva a una problema que arrastra la ciudad desde hace alrededor de dos años.