Público
Público

Los superiores de la exjefa de policía en el Madrid Arena desmienten su versión y dicen que no pidió refuerzos

La exoficial del distrito Moncloa-Aravaca, Cándida Jiménez, aseguró en su declaración en el juicio por el caso del Madrid Arena que pidió más agentes al inspector territorial de policía, Gerardo del Rey, por "activa y por pasiva".

La Sala Cero de la Audiencia Provincial de Madrid donde se celebra el juicio por la tragedia del Madrid Arena. EUROPA PRESS.

EUROPA PRESS

MADRID.- Los jefes policiales de la exoficial de Moncloa-Aravaca Cándida Jiménez, responsable del operativo de la fiesta del Madrid Arena, han desmontado este martes la versión de la exfuncionaria y han mantenido que nunca pidió ni antidisturbios ni refuerzos ni apoyo a la seguridad policial, en contra de su versión de los hechos.

Así lo han manifestado ante la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid el inspector territorial Gerardo del Rey y el subinspector de la Policía Emilio Rodríguez Corral. También ha comparecido el jefe de Planificación que elaboró la orden de servicio de esa noche, Óscar de Santos.

A la pregunta de si Jiménez pidió refuerzos, los mandos policiales han contestado de forma rotunda que no, contradiciendo lo manifestado por la exoficial la pasada semana en su declaración. Jiménez afirmó entonces que pidió más agentes a Gerardo del Rey por "activa y por pasiva" y que, durante la madrugada, comunicó a la emisora que un macrobotellón se estaba celebrando.

"Tenía la función de planificar y debía demandar refuerzos. Lo lógico es que pidiera los recursos por escrito. La decisión la tomaría yo. No fue el caso", ha aseverado Rodríguez Corral. También han negado los mandos policiales que se les pasara la orden de servicio que les instaban a planificar un operativo para la noche del 31 de octubre de 2012, algo de lo que les acusó Jiménez. "En ningún caso se olvidó y hay pruebas de eso. Nuestros procedimientos hacen que eso sea extremadamente difícil", ha aseverado Rodríguez Corral.

Además, Rodríguez Corral ha relatado que comunicó por vía telefónica a Cándida Jiménez que iba a ver un cambio de nivel, de medio a alto. "Hay una comunicación verbal a Jiménez y previamente ella me mandó un mensaje diciendo que lo cubría si cobraba las horas. Luego hay una nota interna de cumplimiento, con conocimiento de la Unidad de Moncloa", ha explicado.

El juez Eduardo López Palop abrió una pieza separada para investigar este cambio de nivel, llegando a imputar a la entonces cúpula policial un presunto delito de falsedad documental en relación a un documento del 6 de noviembre de ese año.

Refuerzos policiales

El abogado Salvador Díaz, que defiende al exjefe de la Policía municipal Emilio Monteagudo, le ha preguntado primero a Gerardo del Rey sobre si su subordinada pidió refuerzos, a lo que éste ha replicado que no le consta que solicitara ni refuerzos ni apoyo a la seguridad. Además, ha asegurado que ni siquiera quiso hacer uso de cuatro agentes que se les había dado, ya que "no lo creyó necesario". Estos agregados policiales se le asignaron tras el cambio de nivel de riesgo a alto.

Rodríguez Corral ha relatado que la orden de servicio llegó conforme a su cauce habitual tras ser avisada por su superior --Gerardo del Rey--, manifestando al respecto que "venía expresamente recogida que la competencia era de la unidad integral de Moncloa-Aravaca.

Así, ha relatado que recibió una llamada de Cándida Jiménez en el que le comentaba que ella no tenía mando para ejecutar esa orden de servicio, tal y como ella contó en su comparecencia. Entonces le pidió autorización para que al evento fuera asumido por un cabo. "Le dije que iba a proponer a mi superior elevar el nivel de servicio. Me parecía que había que elevar el nivel y que ella se tenía que hacer cargo", ha apuntado y ha indicado que no debía abandonar su puesto a pesar de que se ausentó mucho tiempo.

A continuación, ha comparecido el inspector de Planificación Óscar de Santos, quien ha explicado que el 27 de octubre le llegó la comunicación y se realizó la orden de servicios. Para el evento, se establece un nivel de medio conforme a los parámetros de esa comunicación.

De Santos ha detallado que Gerardo del Rey fue quien elaboró el cambio de nivel el mismo día 31, dado que sí se puede modificar el día del evento programado. Además, ha señalado que no hay obligación de notificar este cambio de nivel, y que no necesariamente tiene que ser comunicado por escrito.