Público
Público

Terrorismo en Siria Prisión para el tesorero de la Comisión Islámica por desviar financiación para formar a niños yihadistas

La organización desviaba presuntamente donativos a un centro en Siria dedicado a la enseñanza más radical de la Sharía, donde se entrenaba a niños en la lucha armada.

Ayman Adlbi
Ayman Adlbi, presidente de la Comisión Islámica de España, también detenido pero puesto finalmente en libertad. CIE

El juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Joaquín Gadea, ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza para el tesorero de la Comisión Islámica de España (CIE), Mohamed Hatem Rohaibani Sleik (61 años), al que imputa un delito de pertenencia a organización terrorista y otro de financiación del terrorismo, según fuentes jurídicas.

Esta decisión llega después de que haya sido puesto a disposición judicial. Hatem Rohaibani Sleik es uno de los tres detenidos en la operación policial desarrollada este martes. Los otros dos, entre los que se encuentra el presidente del CIE, Ayman Adlbi, quedaron en libertad a la espera de que el magistrado decida si les cita para declarar. Fuentes policiales informan de que la investigación sigue abierta.

Estas mismas fuentes jurídicas, señalan que el tesorero podría estar colaborando con una supuesta ONG que estaría facilitando ayuda económica a facciones yihadistas que son filiales o que han servido a los intereses de Al Qaeda en Siria. Así, formaría parte de una red de personas que se coordinaron durante años para organizar y trasladar desde España dinero a esas facciones.

Para esa operativa de recaudación de fondos, se creó una dinámica fraudulenta con el fin de obtener sumas de dinero de decenas de personas residentes en España y que en su mayoría desconocían quienes eran los beneficiarios últimos del dinero que aportaban en campañas de caridad.

Según esta fuentes, tanto el detenido como los otros dos investigados se valieron de su posición de influencia en la gestión del Centro Islámico Mezquita Abu Bakr en Madrid, ubicada en la calle Anastasio Herrero. De hecho, el tesorero habría utilizado recursos de varias asociaciones musulmanas interconectadas entre sí y ubicadas en ese centro para recaudar esos donativos bajo la apariencia de ayuda humanitaria a huérfanos.

Dinero para instruir muyahadines

Ese dinero recaudado, o parte de él, se hacía llegar con posterioridad de forma opaca a una ONG denominada Organización Humanitaria Al Bashaer, que esta vinculada a la organización terrorista yihadista Yeish al Islam, que ha llegado a operar como filial de Al Qaeda en Siria.

La ONG formaba a niños en la lucha armada, motivándolos a seguir la actividad terrorista de sus padres muertos en combate

La investigación comenzó hace dos años cuando los especialistas en la lucha antiterrorista, a raíz de una operación realizada en 2019, tuvieron conocimiento de la existencia de una red de financiación que desde España y valiéndose de esa ONG que tiene actividad en la zona de conflicto sirio, enviaba dinero para financiar a combatientes yihadistas de Al Qaeda.

La Policía indica que tras las pesquisas iniciales, los agentes comprobaron como dichas actividades delictivas se desarrollaban por personas vinculadas a un centro islámico de Madrid. Y que parte de la recaudación era destinada a sufragar los gastos de un centro escolar para niños huérfanos situado en zona de conflicto, cuyas actividades se centraban en el adiestramiento de futuros muyahidines.

La educación impartida se centraba en la enseñanza más radical de la Sharía y el entrenamiento de los niños en la lucha armada, motivándolos a continuar la actividad terrorista de sus padres muertos en combate. Por su parte, el presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Ayman Adlbi, uno de los tres detenidos este martes, rechazó este mismo miércoles las sospechas "infundadas" que llevaron a su detención, y aseguró que confiaba en la Justicia y defendió su cometido como representante de los musulmanes en España.

Más noticias de Política y Sociedad