Público
Público

Un tribunal francés considera "accidente laboral" la muerte por infarto mientras se practica sexo durante un viaje de trabajo

La familia del fallecido recibirá mensualmente hasta el 80% de su salario hasta la fecha en que se habría jubilado. La empresa se negaba a pagar la indemnización porque consideraba la razón de su muerte no era "atribuible a su trabajo, sino a una relación adúltera con una completa desconocida". 

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

sexo

Sufrir un infarto mientras se practica sexo durante un viaje de negocios es un "accidente laboral", al menos en Francia, según ha dictaminado esta semana el Tribunal de Apelación de París, según informan varios medios.

La historia arranca cuando un ingeniero de una gran empresa de seguridad conoció a una mujer durante un viaje de trabajo en el noroeste de Francia. Los dos acabaron en el hotel de ella, practicaron sexo, pero el hombre sufrió un paro cardíaco. En el momento del fallecimiento, el ingeniero no se encontraba en el hotel que su empresa había reservado para él. 

La familia del ingeniero pidió desde el principio que la muerte del ingeniero fuera considerada como un accidente laboral. ​La empresa de seguridad, sin embargo, se negaba a pagar la indemnización y consideraba que el infarto de su empleado ocurrió fuera de la jornada laboral y añadía, además, que la razón de su muerte no era "atribuible a su trabajo, sino a una relación adúltera con una completa desconocida" que no tenía nada que ver con el trabajo.

El asunto llegó a los tribunales y ahora el Tribunal de Apelación de París sentencia que el fallecimiento era atribuible a un accidente en el lugar de trabajo. "En este caso en particular, el empleado estaba en un viaje de negocios, y eso incluye el tiempo de trabajo dedicado al viaje de negocios, lo que también cubre la noche en que tiene que estar fuera de su casa".

"La ley francesa (artículo L 411-1 del código de la seguridad social) estipula que un accidente laboral es un accidente que se produce en el curso del trabajo", declaró un portavoz del tribunal a Euronews, añadiendo que el trabajo en este contexto se refiere al tiempo de trabajo real en el lugar de trabajo habitual o cuando el empleado se encuentra en un viaje de negocios para su empleador.

De hecho, el tribunal francés recordó que hace diez años la Justicia ya determinó que cualquier accidente sufrido por los trabajadores durante los viajes de trabajo deben considerarse un "accidente laboral".

"Durante todo el período del viaje de negocios, el empleado permanece bajo la autoridad del empleador hasta que demuestre que ha interrumpido una actividad que no puede considerarse parte de la vida cotidiana". En este caso, los jueces señalan que tener relaciones sexuales puede considerarse "parte de la vida cotidiana".

Es más, el tribunal también dictaminó que incluso si el accidente ocurrió fuera de la habitación reservada por TSO para el empleado, eso no lo puso fuera de la esfera de la autoridad del empleador. 

Con esta decisión, los hijos del hombre recibirán mensualmente hasta el 80% de su salario hasta la fecha en que se habría jubilado.


Más noticias en Política y Sociedad