Público
Público
Únete a nosotros

Vázquez de Sola: "Contra los poderes fácticos sólo se gana soñando"

El periodista, humorista y viñetista, gaditano de 89 años, lleva toda su vida denunciando las injusticias sociales y los abusos del poder a través de sus dibujos, la mejor forma, sostiene, de que el pueblo comprenda lo que sucede

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Andrés Vázquez de Losa

MADRID.- Desde joven, hizo de la viñeta su arma para denunciar y criticar los abusos del poder y las injusticias sociales. Sus dibujos y caricaturas le costaron el exilio a Francia durante la época franquista, donde recorrió varias redacciones en las que colaboró como periodista y humorista.

Andrés Vázquez de Sola, gaditano de 89 años, no se define ni como viñetista, ni como pintor, ni como escritor. Según él, su profesión es la del periodismo, especializado en el dibujo caricatural, pues defiende que "con el humor se puede llevar la verdad hasta el extremo, hasta el absurdo".

Curiosamente, confiesa que jamás pensó en sus dibujos como en un arma, ni su intención era la de criticar lo que él mismo denomina "hechos poco edificantes". Sin embargo, tras muchos años, ha reconocido que, desde sus inicios, sus dibujos ya contenían cierta carga de denuncia.

​El próximo 16 de abril, el periodista recibirá el Premio Gat Perich 2016, como homenaje a sus más de 30 años como dibujante satírico-político. La entrega de la estatuilla será en Barcelona. Éste es el último de una larga lista de galardones que le han concedido, ante lo que Vázquez recuerda "también he recibido muchas patadas y he pasado mucha hambre. Vaya lo uno por lo otro".

Su postura opuesta al régimen franquista le llevaron a residir durante varios años en Francia, donde ha pasado por las redacciones de varios medios como Le Canard, Le Monde, Le Monde Diplomatique, o L´Humanité, de los cuales afirma que fue en el primero de ellos donde gozó de mayor libertad para poder combatir la corrupción y el abuso del poder, y donde aprendió la diferencia entre escribir por el simple hecho de vender papel y el hacerlo por una causa.

El periodista sostiene que 
no ha sido "ni educación, ni influencia familiar pueden incidir en la conciencia, sobre todo en la de un niño" en referencia al por qué su actitud de repulsa a los valores del franquismo y reflexiona "¿cómo puedes aceptar que quiénes asesinan a gente buena sean los buenos?"

"Un periodista, como cualquier persona, debe calcular qué es más satisfactorio para la propia conciencia, pagar por ser fiel a sí mismo, o vender su dignidad".

Ante el panorama político y social actual, Vázquez de Losa afirma que "en un cierto exilio moral vivimos la mayoría de los españoles", que la democracia española se reduce a una entelequia y que la solución pasa por educar al pueblo, para que aprenda a creer, para que vote por algo, y no por alguien. A los partidos políticos, por su parte, les reclama que sean un medio, no un fin, que acaben con los privilegios hereditarios y que se transformen en "algo parecido al comunismo, se llamara como se llamara".

Su única aspiración es seguir diciendo lo que cree que debe decir y, sobre todo, hacerse oir y que "preferiría que no hubiera necesidad de recordarme. Aquí paz y después… nada".

Más noticias en Política y Sociedad