Público
Público

Voluntariado Ayudar a los demás a la salida del trabajo

El Programa de Voluntariado Corporativo de Mutua Madrileña propone a los empleados actividades solidarias en su tiempo libre. La aceptación es tal que, con ocho años de trayectoria, es un programa plenamente consolidado y cuenta con la participación de más del 17 por ciento de la plantilla.

Un joven participante en el programa de voluntariado de Mutua Madrileña.

PÚBLICO

El retorno del voluntariado es mayor que la dedicación que requiere. En ello coinciden todas las personas que dedican parte de su tiempo a ayudar a los demás. Para organizar y facilitar esta necesidad solidaria, Mutua Madrileña lanzó hace ocho años “Juntos hacemos más”, su programa de voluntariado corporativo que propone actividades de voluntariado a sus empleados.

Su estructura permite proponer actividades por una doble vía: los empleados pueden plantear acciones con entidades sin ánimo de lucro en función de sus intereses y, por otro lado, la aseguradora, a través de la Fundación Mutua, propone acciones con las necesidades que detecta entre las ONG con las que colabora.
Con una plantilla que crece día a día, Mutua Madrileña ha conseguido que el porcentaje de empleados que participa en su programa siga creciendo y en 2019 ha superado el 17 por ciento.

Las más de 40 actividades planteadas han permitido a los voluntarios de Mutua Madrileña colaborar con distintos grupos, entre otros, personas con discapacidad (física, psíquica y sensorial), infancia en situación de vulnerabilidad o colectivos en riesgo de exclusión social (mayores, personas sin hogar, jóvenes refugiados, etc.).

Entre otras muchas acciones planteadas, los voluntarios han preparado comida para comedores sociales -especialmente ahora, coincidiendo con la época navideña-, diseñado pijamas para niños hospitalizados, acompañado a menores que viven en las cárceles con sus madres a un centro de ocio, acondicionado estancias, ayudado a jóvenes refugiados, acompañado a mayores en situación de soledad y realizado actividades de conservación de la naturaleza.

Todas estas labores, realizadas en su mayoría en fin de semana, han servido para ayudar de alguna forma a alrededor de 800 personas directamente y más de 3.000 de forma indirecta. En algunas de ellas, los empleados han podido involucrar a sus hijos a partir de cierta edad en calidad de prevoluntarios, para que tomen contacto en primera persona con el mundo del voluntariado.

Bolsa de horas

Aunque la mayoría de las actividades del programa tienen lugar en fines de semana, como novedad este año, la empresa ha dispuesto una bolsa de horas laborables que cada empleado puede destinar a estas funciones dentro de su nuevo Plan Flexible.

La principal actividad de voluntariado en horario de oficina es el Proyecto “Juntas”, nacido del compromiso de Mutua Madrileña con la lucha contra la violencia de género y orquestado a través de la Fundación Mutua. Esta iniciativa ha permitido a las empleadas de la compañía impartir talleres para mejorar la empleabilidad de mujeres víctimas de maltrato dentro de la Escuela de Fortalecimiento de la Fundación Integra. En 2019, segundo año de “Juntas”, 40 empleadas voluntarias impartieron un total de 20 talleres a los que asistieron 20 mujeres que han sufrido esta lacra social.

Más noticias de Política y Sociedad