Público
Público

Violencia de género Talleres de mujeres para volver al mercado laboral tras sufrir violencia de género

En el proyecto 'Juntas', empleadas de la aseguradora Mutua Madrileña asesoran a mujeres que han sufrido violencia de género para ayudarles en su reincorporación al mundo laboral.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Proyecto "Juntas" de la Mutua Madrileña

Hay salida para las supervivientes de violencia de género. El eslogan de la campaña de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género es una realidad que, para materializarse, requiere de muchos apoyos y una intervención multidisciplinar.

En cada etapa de la recuperación de una mujer que ha sufrido violencia de género la ayuda que necesita va evolucionando: desde la acogida, el asesoramiento legal y el apoyo psicológico en los primeros momentos tras la salida del hogar conyugal, a otras necesidades como formación, empleabilidad y por qué no, coaching, para salir de nuevo al mercado laboral cuando la mujer ya está más recuperada y retoma su vida.

Entre las muchas realidades que deben afrontar estas mujeres, la búsqueda de empleo se convierte en uno de los retos más complicados. Para apoyarlas en su vuelta al mundo laboral, Mutua Madrileña puso en marcha hace un par de años el proyecto de voluntariado corporativo Juntas. Un programa, orquestado a través de la Fundación Mutua Madrileña, que permite a las empleadas de la aseguradora impartir talleres de coaching y mejora de la empleabilidad para mujeres víctimas de violencia de género.

En "Juntas" las voluntarias imparten talleres para ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género a mejorar sus posibilidades para encontrar un trabajo

En Juntas, las empleadas imparten talleres en la Escuela de Fortalecimiento de Fundación Integra a mujeres víctimas de violencia de género con las que comparten su experiencia y sus conocimientos y a las que ayudan a mejorar sus posibilidades de encontrar un trabajo que cambie sus vidas. La iniciativa permite a las empleadas tomar contacto y sensibilizarse con un problema que le puede ocurrir a cualquier mujer a lo largo de su vida.

La iniciativa supone un retorno recíproco: las alumnas reciben consejo, pero las coach voluntarias se llevan la satisfacción de haber tendido una mano a mujeres en un momento clave en su vida: antes de volver al mundo laboral, ayudándoles a superar miedos y empoderándolas para una actitud que les garantice el éxito en su retorno.

Este proyecto ha recibido una gran acogida y en su segunda edición han participado como voluntarias unas 45 empleadas que han impartido cuatro semanas de talleres de distintos temas.

"Ves sus caras de emoción y caes en la cuenta de que el reto no es para ellas, sino para ti misma", asegura una voluntaria

Una de las coach voluntarias, cuenta su experiencia: "En los momentos previos vives nervios, te lo preparas para que todo resulte bien. Es un reto personal. Ves sus caras de emoción y caes en la cuenta de que el reto no es para ellas, sino para ti misma".

Con este programa, Mutua Madrileña ha buscado la implicación de las mujeres de su plantilla para sensibilizarlas ante esta realidad social, aumentando así su compromiso a través del voluntariado, tanto a nivel empresarial como individual.

Antes de asistir a los talleres, las voluntarias reciben una formación y un manual para preparar su sesión: "Creo que más allá del contenido y los consejos que les podamos dar, a ellas lo que les beneficia es vernos a nosotras, mujeres trabajadoras que han metido la pata en entrevistas de trabajo, que tienen problemas como todo el mundo, de esta forma ellas se quedan con la sensación de ellas también pueden y que somos todas iguales", comenta otra empleada voluntaria de la aseguradora.

Gracias a la colaboración de empresas como Mutua Madrileña, Fundación Integra ha podido facilitar más de 4.000 contratos a mujeres que han sido víctimas de violencia de género.

Más noticias en Política y Sociedad